CULTURA


La tradición de la seda prospera en Azerbaiyán

Bakú, 24 de febrero, AZERTAC

La fabricación de seda es una tradición ancestral en Azerbaiyán, y la primavera es la temporada de los gusanos de seda. La familia Otharashvili del distrito de Gakh tiene un largo porche cerrado que dedica al cuidado y la alimentación de estas distintivas larvas blancas. Cuidarlas significa mantener la temperatura y la humedad adecuadas en la habitación. Alimentarlas significa no quedarse nunca sin ramas de morera.

Los gusanos de seda son en realidad larvas de los huevos de la polilla de la seda. Estos gusanos blancos y regordetes comen sin parar en las hojas de morera durante unos 30 días. Durante este tiempo, crecen y mudan varias veces. El cultivo de gusanos de seda puede ser rentable, pero para esta familia sería difícil ampliar su explotación de gusanos de seda. ¿Por qué? Porque no pueden garantizar un suministro adecuado de ramas frescas de morera.

Finalmente, los gusanos de seda se suben a una rama que se coloca cerca de ellos y tejen sus capullos. El filamento de seda se forma con la saliva de la larva, que se solidifica al entrar en contacto con el aire. Cuando está completamente formado, un solo capullo pesa unos dos gramos.

A continuación, los capullos se hierven para matar las pupas de su interior, se secan y se embolsan para su venta a los transformadores. El filamento de seda de un solo capullo puede tener hasta 1,6 kilómetros de longitud.

Azerbaiyán fomenta la sericultura, que mantiene viva una tradición ancestral a la vez que da empleo a la población rural. Los gusanos de seda se importan de China cuando aún son huevos. Se incuban durante 10-15 días en un centro regional y luego se distribuyen a los agricultores sin coste alguno. Participan unos 30 distritos del país, con 72 granjas sólo en el distrito de Gakh.

Los conocimientos sobre la seda de Azerbaiyán no se limitan a las larvas y los capullos. Los procesadores enrollan el filamento de seda de los capullos en bobinas. La producción de telas de seda de alta calidad para los pañuelos nacionales conocidos como kelaghai es otra industria completa. Hasta el día de hoy, muchas etapas de la producción se hacen a mano, incluyendo la impresión con patrones tradicionales y el remojo en tintes brillantes. Históricamente, los kelaghai eran creados en Sheki y Baskal por hombres, normalmente ancianos. Según la tradición, una mujer que lanza el kelaghai entre hombres que se pelean puede detener el derramamiento de sangre, y una chica acepta una propuesta de matrimonio dando su kelaghai al chico.

Sheki es conocido por sus tiendas de seda y sus puntos de venta. Entrar en una de estas coloridas tiendas es fácil. Salir con las manos vacías es casi imposible.

AZERTAC Español

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.