CULTURA


Las Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California están en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro

Bakú,23 de mayo, AZERTAC

Este sitio del noroeste de México abarca 244 islas, islotes y zonas litorales del golfo de California. El Mar de Cortés y sus islas son un laboratorio natural para el estudio de la especiación y el conocimiento de los procesos de evolución oceánicos y costeros, ya que casi todos ellos se dan en sus parajes.

El sitio inscrito es de una excepcional belleza y ofrece a la vista paisajes espectaculares, en los que la cegadora luz del desierto y el color turquesa de las aguas hacen resaltar los acantilados escarpados de las islas y las playas de arena. Alberga además 695 especies botánicas y 891 ictiológicas, de las cuales 90 son endémicas. El número de especies vegetales es muy superior al registrado en los demás sitios insulares y marinos inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial. Asimismo, este sitio alberga el 39% y el 33% del total mundial de las especies de mamíferos marinos y de cetáceos, respectivamente.

El Golfo de California, en el noroeste de México, apodado en su día el "Acuario del Mundo", está reconocido como una zona de importancia mundial para la conservación marina. Menos conocidos, pero igualmente espectaculares, son los valores de conservación terrestre de las islas y las zonas costeras, la mayoría de las cuales forman parte del desierto de Sonora. Como propiedad en serie, Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California incluye componentes representativos de todas las principales zonas oceanográficas del Golfo, biogeográficamente diversas, capturando así un amplio espectro de paisajes y valores de conservación. La propiedad, que se extiende desde el Delta del Río Colorado en el norte hasta 270 kilómetros al sureste de la punta de la Península de Baja California, incluye 244 islas e islotes agrupados en ocho grandes grupos y otras nueve áreas protegidas con zonas costeras y marinas. La superficie total es de 1.837.194 hectáreas, de las que aproximadamente una cuarta parte son terrestres y el resto marinas.

Las escarpadas islas y el desierto costero que contrastan con las aguas turquesas que las rodean son de una belleza natural sorprendente. La especiación, tanto en tierra firme en las numerosas islas como en el Golfo, ha dado lugar a una notable diversidad de formas de vida con un alto grado de endemismo. La productividad del Golfo también da lugar a una extraordinaria abundancia natural de muchas especies marinas. Hay unas 900 especies de peces, alrededor de 90 de ellas endémicas, y aproximadamente un tercio de los mamíferos marinos del mundo se encuentran en su territorio. Las islas e islotes son en su mayoría de origen volcánico. Hay numerosas especies de suculentas, incluidos algunos de los cactus más altos del mundo, que superan los 25 metros de altura. En total, se han registrado unas 700 especies de plantas vasculares. Hay muchas especies y un número impresionante de aves residentes y migratorias; algunas islas pequeñas albergan proporciones importantes de la población mundial de gaviotas de Heermann, piqueros de patas azules y paíños negros.

La diversidad de la vida terrestre y marina de la propiedad es extraordinaria y constituye una prioridad mundial para la conservación de la biodiversidad. En tierra, las cerca de 700 especies de plantas vasculares son notables dentro de un entorno desértico. Hay 115 especies de reptiles, casi la mitad de ellas endémicas, en algunos casos incluso de islas concretas. Se han registrado 154 especies de aves terrestres y la propiedad es de especial importancia para las especies migratorias. Se han documentado casi 900 especies de peces, de las cuales unas 90 se dan exclusivamente en el Golfo de California o en partes de él. Entre ellas se encuentran las especies en peligro crítico de extinción lubina negra y totoaba, así como el vulnerable tiburón peregrino. La propiedad en serie proporciona el hábitat de aproximadamente un tercio del número total de mamíferos marinos del mundo, a veces en cantidades impresionantes, por ejemplo, enormes colonias de leones marinos de California. Entre las cinco especies de delfines se encuentra la marsopa del Golfo o "vaquita", en peligro crítico de extinción. Once especies de ballenas visitan el norte del Golfo, como la ballena azul y el rorcual común, en peligro de extinción, y el vulnerable cachalote. El arrecife de coral de Cabo Pulmo es uno de los más importantes del Golfo de California y del Pacífico oriental. Los hábitats marinos también albergan grandes concentraciones de vida macro invertebrada con muchas especies endémicas, especialmente en las zonas intermareales.

La vasta propiedad en serie tiene una historia de conservación formal que se remonta al menos a la década de 1950. Todas las islas dentro de la propiedad tienen un estatus de protección formal bajo la legislación ambiental mexicana. Aunque toda la zona marina y la mayoría de las islas son de propiedad federal, incluso las islas de propiedad privada están sujetas a los requisitos de conservación y gestión determinados para cada área protegida en el momento de su declaración y perfeccionados en los planes de gestión.

Las costas del Golfo de California y las islas más grandes cercanas a la costa fueron históricamente pobladas antes de que las enfermedades importadas diezmaran gravemente las culturas indígenas. Más recientemente, en el Golfo de California se practicaba la recolección de guano y huevos, la caza de lobos marinos y la caza de ballenas. La mayoría de estas actividades se han eliminado hace tiempo, dejando que las zonas afectadas se recuperen de forma natural. En la actualidad, las amenazas incluyen, en tierra, especies invasoras exóticas con herbívoros y depredadores que amenazan los delicados sistemas de pequeñas islas.

Según AZERTAC, el mayor impacto actual sobre los valores de conservación marinos proviene de la pesca artesanal, industrial y deportiva. La pesca y el arrastre de camarones desempeñan un papel importante en la economía local, pero ejercen una presión cada vez mayor sobre los recursos. Se necesitan respuestas de gestión para garantizar que los niveles de captura se adapten a la productividad de todo el Golfo. Los planes de desarrollo turístico a gran escala constituyen una amenaza potencial. Aunque las formas adaptadas de turismo pueden tener importantes beneficios en términos de sensibilización y financiación de la conservación, algunos proyectos propuestos parecen incompatibles con los objetivos de conservación y desarrollo local a largo plazo. En las costas aumenta la contaminación procedente de la agricultura, la industria y las aguas residuales. El Golfo de California es una joya mundial de la conservación, de incalculable valor para la ciencia y como recurso para el desarrollo económico local, concretamente la pesca y el turismo. Invertir en su conservación es invertir en el mantenimiento de su productividad y potencial económico.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.