SOCIEDAD


Las Naciones Unidas introducen nuevos criterios para el desarrollo exitoso - actitud hacia la naturaleza

Bakú, 16 de diciembre, AZERTAC

Muchos países del mundo han amasado riquezas y alcanzado altos niveles de desarrollo a expensas de una explotación despiadada del medio ambiente. Este enfoque puede eventualmente retrasar el desarrollo de toda la humanidad, y la actual pandemia COVID-19 es prueba de ello.

Esto se afirma en un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sobre el desarrollo humano. Observando que la pandemia de coronavirus es una consecuencia de las relaciones humanas con la naturaleza, sus autores sugieren a todos los países que reconsideren las formas de lograr la prosperidad y encuentren una, que reduzca el daño al medio ambiente. Advierten que, de lo contrario, crisis como la de COVID-19 no se evitarán en el futuro, reporta AZERTAC.

"Como muestra este informe, ningún país del mundo ha alcanzado aún un alto nivel de desarrollo humano sin causar enormes daños al planeta. Pero podríamos ser la primera generación que se dé cuenta de esto y corrija el error. Esta es la próxima frontera del desarrollo humano", subrayó el jefe del PNUD Achim Steiner.

Destacó que hoy en día "la humanidad tiene más poder sobre el planeta" que nunca antes. Con el telón de fondo de COVID-19, el calentamiento global y el aumento de las desigualdades, ha llegado el momento, según Steiner, de utilizar este poder para proteger la naturaleza.

Este año, el PNUD experimentó un enfoque del Índice de Desarrollo Humano. Anteriormente, los principales indicadores por los que se clasificaban las naciones estaban relacionados con el ingreso nacional bruto per cápita, la esperanza de vida, la educación y la salud.

Este año, el PNUD elaboró dos Índices de Desarrollo Humano: uno utilizó los indicadores tradicionales, mientras que el otro añadió indicadores sobre las emisiones de gases de efecto invernadero nocivos y el uso de los recursos naturales.

El PNUD ha venido presentando un informe anual sobre el desarrollo humano durante los últimos 30 años. Y este año, por primera vez, muestra cómo el panorama del desarrollo mundial cambiará si consideramos no sólo el bienestar de las personas, sino también el del planeta.

El PNUD confía en que no podemos hablar del progreso del desarrollo humano sin tener en cuenta las normas sociales, así como las políticas públicas destinadas a proteger el medio ambiente. Después de todo, el calentamiento global y sus consecuencias afectan directamente al bienestar de la humanidad. Al mismo tiempo, estas consecuencias empeoran cada año.

Las Naciones Unidas alientan a todos los países a entrar en una nueva era de desarrollo. Los expertos creen que la reducción de la carga del planeta garantizará que sus beneficios estén al alcance de los segmentos más vulnerables de la población.

Los autores del informe señalan que, a medida que los seres humanos y el planeta entran en una era geológica completamente nueva -el Antropoceno (el término para la época en que el hombre se convirtió en el principal impulsor del cambio ambiental)-, es hora de que todos los países reconsideren sus vías de progreso y abandonen la explotación excesiva de la naturaleza.

Cabe señalar que el informe de 2020 no incluye datos que reflejen los cambios causados por la actual pandemia. Se presentarán el año que viene.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.