SOCIEDAD


Las personas con sistemas inmunitarios debilitados tienen más probabilidades de contraer COVID-19 durante las tormentas geomagnéticas

Bakú, 21 de abril, AZERTAC

Hay quienes son extremadamente sensibles al cambio climático, y uno de cada tres se queja de ello. Este cambio es uno de los factores ambientales que afectan directamente al cuerpo humano. Las personas con enfermedades crónicas e hipertensas son más sensibles a las condiciones meteorológicas, mientras que algunas personas son estables y no sienten los cambios de tiempo.

En una entrevista con AZERTAC, Arzu Beydemirova, profesora asociada de la Clínica de Enseñanza y Terapia de la Universidad Médica de Azerbaiyán, dijo: "Los ciclos solares cambian cada 12 años. Los huracanes, como resultado de esos cambios, afectan al campo geomagnético de la Tierra. En ese momento, una corriente de protones cargados positivamente comienza a fluir hacia la Tierra. El cuerpo humano tiene sensibilidad geomagnética al flujo de protones, y tiene tres direcciones: media, rápida y corta. Todos tienen centros sensibles a las ondas geomagnéticas. Son las glándulas suprarrenales, controladas por el cerebro. Durante las tormentas geomagnéticas estos receptores se activan, algunas personas se vuelven excesivamente irritables, otras sufren problemas cardíacos, las personas con síndrome de asma bronquial se asfixian, etc. Incluso el sistema inmunológico cambia.

Los epilépticos lo sienten de antemano. Los médicos que son sensibles a las tormentas geomagnéticas son llamados "meteorólogos", es decir, predicen los cambios de tiempo con antelación. Los pacientes con fiebre reumática aguda (FRA) se quejan de dolor en las articulaciones, los pacientes con hipertensión arterial se quejan de presión arterial alta y los pacientes con angina de pecho sufren convulsiones".

La profesora también afirmó: "En los días de tormentas geomagnéticas, las personas con un sistema inmunitario debilitado pueden contraer COVID más rápidamente porque la actividad de ese sistema disminuye. En esos días, también se producen cambios en el organismo: aumenta la coagulación de la sangre y los niveles de adrenalina. Por lo tanto, estos pacientes deben estar más aislados y tratar de protegerse de una peligrosa infección por coronavirus."

Los especialistas afirman que la meteosensibilidad se manifiesta principalmente con dolores de cabeza de varias horas, mal humor, signos de sobreesfuerzo y debilidad. Todo esto puede ser provocado por fuertes vientos, nieve, lluvia, tormentas magnéticas y ráfagas de sol. También hay que ser tolerante con los cambios meteorológicos y reducir la sensibilidad. Las personas sensibles al cambio climático deben intentar aumentar la resistencia del organismo a los factores ambientales. Por ejemplo, los paseos diarios al aire libre, tomar los rayos UV del espectro solar, ir a la playa en verano, mantener un equilibrio entre el trabajo y el descanso y ajustar la dieta a favor de los alimentos ricos en vitaminas aumentan la resistencia contra los factores ambientales y reducen la sensibilidad. Además, dormir regularmente ayuda a combatir los caprichos de la naturaleza. Los baños con aceites esenciales de menta, lavanda, eucalipto y rosa mejoran el estado de ánimo y la inmunidad, calman el sistema nervioso y ayudan a controlar las emociones.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.