SOCIEDAD


Los azerbaiyanos residentes en Luxemburgo instan a la comunidad internacional a condenar severamente las acciones de Armenia

Bakú, 11 de junio, AZERTAC

La Asociación de Cultura de Azerbaiyán "Karabaj" en Luxemburgo ha hecho un llamamiento a las organizaciones internacionales en relación con los periodistas azerbaiyanos que se convirtieron en víctimas del crimen de las minas cometido por Armenia.

La Asociación ha enviado un llamamiento al Consejo de Europa, a Amnistía Internacional, al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, a Human Rights Watch y a otras organizaciones internacionales y medios de comunicación en este sentido.

Según AZERTAC, llamamiento reza: "A pesar de las peticiones de Azerbaiyán de que se le faciliten mapas de las minas terrestres colocadas por las fuerzas armadas armenias en los territorios liberados de Azerbaiyán, Armenia sigue ignorando los llamamientos. Los saboteadores armenios infiltrados en los territorios de Azerbaiyán están plantando nuevas minas en los asentamientos y las carreteras de Azerbaiyán. Como resultado de estas acciones insidiosas e inhumanas, los civiles están siendo asesinados y heridos. El 4 de junio se produjo otra tragedia. Esta vez, fueron periodistas los que cayeron víctimas de la provocación armenia.

El 4 de junio de 2021, alrededor de las 11 de la mañana, un vehículo que transportaba a empleados de canal de televisión (AzTV) y Agencia de Noticias (AZERTAC), al territorio de Kalbajar, liberado de la ocupación, fue alcanzado por una mina antitanque cuando se dirigía al pueblo de Susuzlug, en el mismo distrito. Como resultado, dos representantes de los medios de comunicación y un funcionario público murieron, y otros cuatro fueron hospitalizados con diversas heridas.

El corresponsal de AZERTAC, Maharram Ibrahimov, y el camarógrafo del canal AzTV, Siraj Abishov, perdieron la vida al estallar el vehículo del equipo por la explosión de una mina antitanque.

Arif Aliyev, representante adjunto de la autoridad ejecutiva de Kalbajar en el distrito administrativo-territorial de la aldea de Susuzlug, también se encontraba entre los muertos de la explosión.

La continua negativa a entregar estos mapas, o cualquier información que ayude a los esfuerzos de Azerbaiyán por salvar vidas, ha causado y sigue causando graves violaciones de los derechos de los civiles azerbaiyanos en virtud de los artículos 2 y 8 de la Convención, el artículo 1 del Protocolo nº I y los artículos 2.1 y 3.2 del Protocolo nº IV.

Las minas antipersona y otros artefactos explosivos colocados por Armenia han matado o herido a más de 120 personas desde la firma de la Declaración Conjunta. Estas cifras siguen aumentando a pesar de los esfuerzos por retirar más de 35.000 minas de casi 100 millones de metros cuadrados en los territorios liberados en los 200 días transcurridos desde la firma de la Declaración Conjunta.

Hacemos un llamamiento a los líderes de los medios de comunicación mundiales y a las organizaciones de medios internacionales y regionales para que condenen con vehemencia las continuas provocaciones de Armenia y alcen su voz de protesta. Esto no es sólo un ataque a la vida de los civiles, sino también un acto abierto de terrorismo contra la libertad de expresión y las actividades de los periodistas. Esperamos que los medios de comunicación del mundo y las organizaciones internacionales de medios de comunicación no permanezcan indiferentes ante esto.

Una vez más, hacemos un llamamiento a la comunidad mundial para que condene las acciones de Armenia, que son contrarias a las normas del derecho internacional, el hecho de que los trabajadores de los medios de comunicación y los civiles se conviertan en víctimas del terrorismo mientras desempeñan sus funciones oficiales, y para que muestren su solidaridad periodística."

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.