SOCIEDAD


Los beneficios del dátil- el Rey del Ramadán

Bakú, 11 de abril, AZERTAC

Los dátiles y las palmeras de dátiles, están de manera omnipresente en la cultura musulmana y todas sus manifestaciones. Es mencionada por los historiadores musulmanes medievales, explicando la relación entre la semilla del dátil y Salomón, hijo de David. En el Corán, se hace referencia más de 26 ocasiones, donde se mencionan como evidencia de la generosidad de Alá.

Los dátiles son originarios de Oriente Medio y del norte de África. Egipto es el principal productor del dátil, le siguen Irán, Argelia, Arabia Saudita, Iraq, Pakistán, Sudán, Omán, Estados Unidos y Túnez. La palma datilera puede crecer en climas cálidos y áridos. Además, tolera el agua salada.

La palmera prosperó en zonas áridas y semiáridas porque es un árbol que necesita muy poca agua para crecer, mientras que requiere de muchas horas de sol. Es, junto al olivo, uno de los árboles "con menos sed", y no por casualidad el dátil y el aceite de oliva van intrínsecamente ligados a las culturas desérticas donde primero se expandió el islam.

La FAO (organización de la ONU para la alimentación y la agricultura) calcula que la producción mundial de dátiles es de 8,5 millones de toneladas anuales; pues bien, el 95 % de esta producción se concentra en el norte de África y Oriente Medio, en una larga franja que va de Marruecos hasta Pakistán.

Aunque es una fruta que puede pasar algo desapercibida porque no la solemos comer a diario y su sabor es algo especial, los dátiles cuentan con increíbles beneficios y propiedades.

La verdad es que el dátil es un fruto de hace mucho tiempo, es decir, de hace más de 50.000 años.

Los dátiles son nutritivos, ricos en potasio, calcio, hierro y magnesio. Además, son una importante fuente de fibra soluble y una gran fuente de energía, gracias a su elevado contenido de calorías.

Se utilizan como una excelente alternativa para reemplazar a los azúcares refinados. Es decir, son perfectos para utilizar en los postres y mantenerse saludable.

Los dátiles son laxantes. Tienen alto nivel de fibra soluble, que ayuda a la digestión y alivia el estreñimiento. Contienen selenio, manganeso, cobre y magnesio, minerales que ayudan a fortalecer los huesos y así prevenir las enfermedades óseas.

Los dátiles tienen alto contenido de minerales, lo que los convierte en un suplemento dietético recomendado para quienes tienen anemia.

Se consideran un snack ideal para antes y después de realizar grandes esfuerzos. Ayudan a los deportistas a mejorar su rendimiento y a recuperarse después del entrenamiento. Por la gran cantidad de azúcares naturales que contienen, contribuyen con la incrementación de la energía y la fuerza de quien los consume.

Estos frutos aportan mucha energía tanto a los músculos como al cerebro, por lo que ayudan a realizar grandes esfuerzos físicos y mentales. Son ideales para que los estudiantes puedan concentrarse mejor y rendir mucho más en los exámenes.

Los dátiles ayudan a prevenir la obesidad, enfermedades del corazón y el cáncer de colon.

Son ricos en potasio y reducidos en sodio, por lo que pueden ayudar a reducir el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular. Por su contenido en vitamina A, estimula las diferentes funciones del cerebro y ayuda a controlar la hipertensión.

Si bien tienen un alto valor calórico, también contienen un alto porcentaje de fibra, lo que los convierte en un depurante natural. Esta misma fibra, además, evita que sus propios azúcares o los azúcares de otros alimentos se absorban en su totalidad. Son ricos en magnesio, que ayuda a las personas con fatiga física y mental o nerviosismo.

Luchar contra los trastornos intestinales no es una tarea fácil. Pues bien, los dátiles proporcionan fibra tanto dietética como insoluble, lo que genera movimientos intestinales y contrarresta el estreñimiento. Al mismo tiempo, su aporte en potasio permite reponer los electrolitos causados por la diarrea crónica.

Su gran contenido en hierro contrarresta la anemia ferropénica. Además, su consumo está especialmente indicado para personas mayores que pueden incidir en un cuadro anémico, pues eleva los glóbulos rojos. El consumo de dátiles con regularidad puede aportar energía, combatir el cansancio y fatiga.

El dátil es un fruto que tiene muchas variantes, pero las más consumidas son la Medjool, la Sahidi y la Kadrawi. Generalmente se cosecha en el mes de octubre, y puede ser consumido de distintas formas: secos, congelados o frescos, sin afectar su aporte nutritivo.

AZERTAC Español

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.