POLÍTICA


Los debates sobre "La Europa cambiante y la seguridad de los Balcanes occidentales" tuvieron lugar en el marco del IX Foro Global de Bakú

Bakú, 17 de junio, AZERTAC

El 17 de junio se celebró una mesa redonda titulada "El cambio de Europa y la seguridad de los Balcanes Occidentales" en el marco del IX Foro Global de Bakú.

La mesa redonda, moderada por el ex primer ministro de Bosnia-Herzegovina Zlatko Lagumdžija y la presidenta del Comité Nacional para la Política Exterior Americana y consejera delegada Susan Elliott, versó sobre el impacto del "Brexit" y los demócratas liberales en Europa, la preparación de los acuerdos de seguridad militar entre Europa y sus vecinos, las nuevas relaciones entre Estados Unidos y Rusia, la rápida expansión de las medidas de paz y seguridad de la UE en Europa del Este, así como las cuestiones de la UE y su vecindad.

El orador principal, el presidente albanés Ilir Meta, los oradores fueron el ex presidente croata Ivo Josipović , el ex presidente serbio Boris Tadić, el ex primer ministro húngaro Péter Medgyessy, el ex presidente de Montenegro Filip Vujanović, el ex presidente y ex primer ministro albanés Sali Berisha.

El presidente de Albania, Ilir Mehta, señaló la posibilidad de una nueva ampliación de la Unión Europea, los recursos limitados de la UE. Llamando la atención sobre la disponibilidad de las fuerzas militares de la UE, Ilir Meta dijo que la OTAN debería tomar la iniciativa de mantener un diálogo efectivo entre Bosnia y Herzegovina y Kosovo.

"Tenemos muchos retos por delante. La principal cuestión de la política de la Unión Europea es garantizar la cooperación y la estabilidad. Albania es partidaria de ampliar la Unión Europea a los Balcanes Occidentales. El Proceso de Berlín no se aplica en la región de los Balcanes Occidentales. Creemos que esto debe ocurrir mediante inversiones financieras", dijo Ilir Meta.

El ex presidente croata Ivo Josipović dijo que había que reducir el nacionalismo en la región de los Balcanes occidentales, y que Serbia y Kosovo debían reconocer la independencia del otro. Hay que eliminar la corrupción en esa región y desarrollar los vínculos económicos y culturales.

Afirmó que Estados Unidos y la UE pueden apoyar a los países balcánicos. Sin embargo, las principales decisiones deben ser tomadas por los países de la región. Tras señalar que la Unión Europea debería ayudar a los países de los Balcanes Occidentales a luchar contra la corrupción, el ex presidente dijo que Estados Unidos debería ayudar a los países de la región en este proceso.

El ex presidente serbio Boris Tadić afirmó que el desarrollo sostenible de la región de los Balcanes Occidentales puede darse sobre la base del respeto mutuo.

"Cuando era presidente, siempre se hablaba de la integración en la Unión Europea. Estamos haciendo todo lo posible para la integración en la Unión Europea. Ahora la Unión Europea dice que debemos prestar más atención a la región de los Balcanes Occidentales", dijo Boris Tadić.

El ex primer ministro húngaro Péter Medgyessy compartió su opinión sobre la adhesión de los países de los Balcanes Occidentales a la Unión Europea: "Al hablar de la seguridad de los países de los Balcanes Occidentales, deberíamos pensar en la seguridad de la UE. En primer lugar, debemos hablar del nuevo orden mundial. Tenemos que decir que Estados Unidos es un actor importante para nosotros y siempre lo será. Nos acercamos a un mundo multipolar y tenemos que crear algún tipo de institución que regule la situación.

El ex presidente de Montenegro Filip Vujanović, afirmó que los conflictos actuales son perjudiciales para el orden mundial. La UE debe aplicar las políticas más dignas para resolver los conflictos. "El proceso de ampliación de Montenegro dura ya diez años. Podemos decir que Montenegro cumple las normas de la UE y debería ser aceptado ya en la Unión Europea", dijo el ex presidente.

Filip Vujanović destacó la importancia de la apertura del mercado comercial común de los países de los Balcanes Occidentales.

El ex presidente y primer ministro de Albania, Sali Berisha, afirmó que, aunque la región de los Balcanes Occidentales se desarrolla con dinamismo, la seguridad aún no alcanza un nivel elevado. Dijo que el nacionalismo en los países de la región estaba alimentando el conflicto.

"Creo que el tratado entre Serbia y Bosnia y Herzegovina es muy importante. Tenemos que resolver los problemas de la región entre nosotros", dijo Berisha.

Cabe destacar que representantes de más de 50 países y organizaciones internacionales influyentes asisten al Foro global de Bakú sobre “las amenazas al orden global”.

El foro finalizará sus trabajos el 18 de junio.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.