SOCIEDAD


Los expertos de las Naciones Unidas han criticado a los países que intentan monopolizar la vacuna COVID-19

Bakú, 10 de noviembre, AZERTAC

Varios expertos en derechos humanos de las Naciones Unidashan criticado a los países que buscan acuerdos exclusivos con los desarrolladores y fabricantes de la vacuna COVID-19. Según ellos, la única manera de derrotar la pandemia es proporcionar una vacuna a todos los habitantes del planeta sin excepción, informa AZERTAC en referencia a UN News.

"No debería haber lugar para el nacionalismo en la lucha contra la pandemia", dijeron los expertos y observaron con pesar que algunos gobiernos tienen la intención de proporcionar la vacuna sólo a sus propios ciudadanos, mientras que el éxito de la luchacontra la pandemia de COVID-19, que "no ve el final todavía", sólo es posible con una inmunización masiva.

"A los virus no les importan las fronteras", dicen los activistas de derechos humanos de la ONU. - En nuestro mundo interconectado e interdependiente, nadie puede sentirse invulnerable mientras al menos una persona esté en riesgo de infección.

"Los países que están tratando de llegar a acuerdos para proporcionar vacunas a sus propias poblaciones - en lugar de distribuirlas juntas de forma coordinada entre los países - no podrán alcanzar el objetivo", dijo una declaración de los relatores especiales y grupos de trabajo de las Naciones Unidas sobre diversos aspectos de los derechos humanos.

Los defensores de los derechos humanos de las Naciones Unidas recordaron que las normas internacionales de derechos humanos exigen que la vacuna esté disponible para todos los que la necesiten, tanto dentro de los países como a nivel mundial, especialmente los pobres y los que son particularmente vulnerables.

Los expertos pidieron a las empresas farmacéuticas que también demostraran responsabilidad y que no pusieran los beneficios por encima del derecho de las personas a la vida y la salud, incluso debilitando las medidas de protección de las patentes de las vacunas. "La pandemia ha engullido al mundo", decía la declaración. - Hoy en día, el mundo debe abandonar los vicioso sintentos de monopolizar la vacuna... y luchar juntos contra la pandemia", dijo.

Los activistas de derechos humanos de las Naciones Unidas hanapoyado la iniciativa internacional COVAX para asegurar la distribución equitativa de la vacuna COVID-19 a nivel mundial.

Los Relatores Especiales y los miembros de los grupos de trabajo sobre derechos humanos son expertos independientes nombrados por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. No son miembros del personal de la ONU y no se les paga por su trabajo.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.