SOCIEDAD


Los fallos en el sistema educativo pueden ser desastrosos para toda una generación

Bakú, 25 de enero, AZERTAC

El Día Internacional de la Educación de este año llega en un momento en el que, a causa de la pandemia, muchos escolares y estudiantes apenas acuden a los centros educativos, estudian mayoritariamente desde casa o se ven privados por completo de esa oportunidad. Afirmando que el fracaso del sistema educativo puede convertirse en una catástrofe para toda la generación, el secretario general de la ONU, António Guterres, pidió que se mejoren los métodos de aprendizaje a distancia, informa AZERTAC en referencia a las noticias de la ONU.

En relación con la pandemia de coronavirus, muchos países del mundo han decidido cerrar todos los centros educativos. Mil quinientos millones de niños se han visto privados de la oportunidad de ir a la escuela. Muchos se han pasado a la enseñanza a distancia. Pero alrededor de un tercio de los niños, 463 millones, no pueden estudiar "a distancia" porque no tienen ordenador o Internet en casa, o porque tienen que "luchar" por los aparatos, por ejemplo, en familias con muchos hijos. Además, muchas escuelas no han organizado el aprendizaje en línea.

La UNESCO subrayó que, en la actualidad, casi la mitad de los estudiantes de todo el mundo siguen viéndose afectados de algún modo por el cierre de las escuelas o la reducción de los horarios de aprendizaje.

"Las perturbaciones en el sistema educativo afectan a todos, especialmente a los estudiantes y sus familias, así como a los profesores", dijo el secretario general en un mensaje con motivo del Día Internacional de la Educación.

Los fracasos del sistema educativo tradicional han creado la necesidad de formas innovadoras de aprendizaje. Pero no todo el mundo ha podido pasarse a la enseñanza a distancia y, en consecuencia, a muchos niños se les ha negado el derecho a la educación. Todo el mundo sufrirá, dijo Guterres, porque sólo una sociedad educada puede provocar el cambio.

"Mientras el mundo sigue luchando contra una pandemia, para evitar una catástrofe de una generación, debemos hacer todo lo necesario para que se cumpla el derecho a la educación, un derecho humano fundamental y un bien común mundial", instó el secretario general.

Señaló que antes de la pandemia, unos 258 millones de niños y adolescentes, la mayoría de ellos niñas, estaban sin escolarizar. En los países de ingresos bajos y medios, más de la mitad de los niños menores de 10 años no han tenido la oportunidad de aprender siquiera las habilidades básicas de lectura.

"En 2021, debemos aprovechar todas las oportunidades para cambiar esta situación. Debemos asegurarnos de que el fondo de la Asociación Mundial para la Educación esté totalmente financiado y aumentar la cooperación mundial en materia de educación", subrayó el secretario general de la ONU. Sugirió repensar los conceptos de educación en relación con la formación del profesorado, salvar la brecha digital, revisar los planes de estudio y contribuir así a dotar a los estudiantes de las habilidades y conocimientos adecuados a la realidad actual.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.