POLÍTICA


Los influyentes periódicos mexicanos abordaron una vez más el conflicto de Nagorno-Karabaj y las realidades del último acto de agresión militar de Armenia

Bakú, 15 de octubre, AZERTAC

Los periódicos mexicanos “Excelsior” (Armenia impulsa una política expansionista) y “ContraRéplica” que tiene una amplia audiencia han publicado las entrevistas con el embajador Mammad Talibov sobre el conflicto de Nagorno-Karabaj, el último acto de agresión militar de Armenia y las operaciones militares actuales, reporta AZERTAC.

El Embajador hablando primero sobre los aspectos históricos del conflicto, de lo contrario a algunas informaciones de los medios de comunicación, señaló que Nagorno - Karabaj no es un territorio en disputa, sino un territorio internacionalmente reconocido de Azerbaiyán, junto con siete regiones adyacentes ocupadas por Armenia durante casi 30 años. Asimismo, enfatizó que se había llevado a cabo una depuración étnica contra alrededor de un millón de azerbaiyanos que vivían en esos territorios y que ellos habían sido expulsados de sus tierras natales; y este proceso había sido acompañado de crímenes de lesa humanidad, como el genocidio de Joyalí.

El embajador recalcó señalando que cuatro resoluciones separadas adoptadas por el Consejo de Seguridad de la ONU en 1993 exigían la retirada inmediata e incondicional de las tropas armenias de todos los territorios ocupados de Azerbaiyán y que expresaban el apoyo a la integridad territorial del país, la soberanía y la inviolabilidad de las fronteras internacionales. El diplomático dijo que esta posición se reflejaba en los documentos respectivos aprobados por varias organizaciones competentes, sin embargo, la parte armenia hasta ahora había ignorado los requisitos de estos documentos y no dudó en cometer actos de provocación para interrumpir el proceso de negociación.

A partir del 27 de septiembre, violando gravemente el derecho internacional y las normas y los principios del derecho internacional humanitario, así como de los Convenios de Ginebra de 1949, Armenia realizó numerosos ataques de artillería y misiles contra los civiles e infraestructuras y como el resultado perdieron la vida los civiles, entre ellos mujeres y niños. El Embajador también informó que las fuerzas armadas de Azerbaiyán adoptaron medidas de contraofensiva dentro del derecho a la legítima defensa y en pleno cumplimiento con el derecho internacional humanitario para impedir otro acto de agresión por parte de Armenia, a fin de garantizar la seguridad de los asentamientos pacíficos y de los civiles después de haber sido bombardeadas las ciudades de Azerbaiyán ubicadas lejos de la línea del frente con misiles balísticos.

Hablando de las numerosas provocaciones cometidas por Armenia en los últimos dos años, el Embajador señaló especialmente los ataques de artillería en julio en la zona del distrito de Tovuz, la provocación del grupo de sabotaje en el distrito de Goranboy, las declaraciones como “Karabaj es Armenia” del primer ministro de este país, el asentamiento ilegal en nuestros territorios ocupados, y continuó su entrevista diciendo que estos actos eran una manifestación de la política anexionista de Armenia que estaba aplicando ya hace muchos años, que el último acto de agresión cometido hace dos semanas era la continuación de esa política, y debido a esto el Presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, advirtió repetidamente a la comunidad mundial, incluso en su último discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, que Armenia está tomando estas medidas y preparándose para otra agresión militar contra Azerbaiyán.

Al destacar que Azerbaiyán había estado comprometido con el proceso de la negociación en el marco del Grupo de Minsk de la OSCE durante casi 30 años, el diplomático mencionó que en los dos últimos años, los dirigentes militares y políticos de Armenia habían socavado completamente el proceso de negociación, demostrando una posición más agresiva.

En respuesta a la pregunta del corresponsal, el Embajador subrayó que este conflicto no tiene, de ninguna manera, un origen religioso para Azerbaiyán, y, asimismo, se refirió al papel de Turquía en el conflicto mencionando que Turquía es un país hermano de Azerbaiyán, y brinda apoyo político y moral a nuestro país en el conflicto actual y desempeña una especie de papel estabilizador en la región.

El diplómatico reiteró que la presencia de las fuerzas armadas de Armenia en el territorio soberano de Azerbaiyán y sus repetidos actos de agresión eran la principal amenaza a la paz y la seguridad en la región. Azerbaiyán como partidario de la paz ha esperado casi 30 años para la liberación pacífica de sus territorios. Mientras, Armenia aprovechándose de ese tiempo consolidó el hecho de su ocupación, imitando las negociaciones. El embajador declaró que la única fórmula de una paz duradera era salvaguardar la soberanía y la integridad territorial de los países de conformidad con el orden internacional, liberar los territorios ocupados de Azerbaiyán y garantizar el retorno de los refugiados.

En conclusión, el Embajador reiteró que el pueblo azerbaiyano instaba a que las tropas armenias reiteraran de los territorios azerbaiyanos ocupados y que se aplicara las resoluciones correspondientes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para garantizar la paz y la seguridad en la región. Declaró que la comunidad internacional debe adoptar una posición más firme que nunca y exigir a Armenia abandonar los actos terroristas contra nuestra población civil, recuperar los derechos de un millón de desplazados azerbaiyanos, cumplir con sus obligaciones en virtud del derecho internacional y el derecho internacional humanitario y demandar a aplicar las resoluciones mencionadas. Aseveró que esos conflictos podrían dar lugar a una serie de acontecimientos que amenazarían la seguridad mundial.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.