POLÍTICA


Los monumentos armenios como símbolo de falsificación y terror

Bakú, 1 de febrero, AZERTAC

Casi todas las naciones del mundo están orgullosas de sus científicos, artistas y estadistas. Los nombres de estas personas se asignan a aeropuertos, avenidas y barcos, y sus retratos se imprimen en los billetes.

Las naciones están justamente orgullosas de estos individuos, que han desempeñado un inmenso papel en la salvación y el establecimiento de sus países. Mustafa Kemal Pasha Ataturk, Heydar Aliyev, Golda Meir, Charles de Gaulle, George Washington. La lista podría continuar. Y estas personas se han ganado un inmenso amor y respeto no sólo en sus propios países, sino que son llamados con razón líderes mundiales.

Pero hay una excepción a esta regla: los armenios, según AZERTAC. A lo largo de su historia, el pueblo de Armenia, drogado por las declaraciones de sus supuestos políticos, ha glorificado a los terroristas.

Está claro que, a falta de figuras destacadas del Estado, hay que erigir monumentos y cantar y alabar a los terroristas en poemas y canciones. Y está claro que durante varios milenios, sin ningún tipo de educación estatal, no pueden tener figuras de pensamiento estatal, personas que sean recordadas en el mundo.

Drastamat Martirosovic Kanaián es el General Dro. Colaboró con el Tercer Reich, siendo uno de los fundadores de la formación de la Wehrmacht, la Legión Armenia.

Misak Torlakian: con el estallido de la Segunda Guerra Mundial y la entrada del ejército alemán en la URSS, participó en la formación de unidades armenias en la Wehrmacht.

Ter-Arutyunyan Garegin Yeghishevich, o Nzhdeh Garegin.

Como es habitual en la gente de este tienen, tienen apodos.

Esta no es una lista completa de "héroes de Armenia". No incluye a Andranik, Monte Melkonián y muchos otros no humanos. No es necesario enumerar los nombres de todos ellos y la lista sería demasiado larga. Y si alguien está interesado, puede abrir un mapa de Google y mirar los nombres de las calles de Ereván y otras ciudades armenias, allí encontrará sus nombres o apodos.

Escribiremos sobre los rasgos comunes que unen a estas personas: el odio a todo lo humano, sobre todo si tiene que ver con los turcos, el asesinato de niños sólo por haber nacido turcos.

Todos ellos han servido al mismo tiempo a los servicios de inteligencia de varios países. Así que siempre se les utilizó para cometer actos sucios, especialmente contra los países de los que eran ciudadanos. Las explosiones en los metros de Bakú y Moscú (en adelante, no daremos el número exacto de víctimas del terrorismo armenio ni de países, porque la lista es demasiado larga) y los atentados terroristas en los aeropuertos de varios países son vivos ejemplos de ello.

También existe una forma de terrorismo llamada terrorismo ideológico. Varias publicaciones, periodistas, escritores y políticos corruptos han estado al servicio de los propagandistas armenios, justificando el terror armenio e idealizando a los terroristas como "héroes y luchadores por la libertad".

En la antigua Roma se decía: "El dinero no huele", pero el dinero armenio siempre ha olido a la sangre de los inocentes asesinados. Estas organizaciones necesitan mucho dinero para poner en práctica sus ideas delirantes, y ahí es donde suele entrar la llamada diáspora. Los empresarios armenios, que ganan dinero en el extranjero, han dirigido y dirigen los fondos hacia el terror.

El odio hacia todos los pueblos ha hecho que Armenia sea ahora una monorrepública. Aparte de los azerbaiyanos, que son los verdaderos dueños de estas tierras, expulsaron a representantes de todos los pueblos que vivían allí: georgianos, rusos, judíos, ucranianos, kurdos, etc.

Por alguna razón, los armenios pensaron que sus terroristas debían complacer también a los pueblos de otros países. Comenzó una ola de conmemoración de sus "héroes" en otros países.

Mientras Azerbaiyán "conquista" países y corazones de personas erigiendo monumentos a Nizami, Uzeyir Hajibeyli, Heydar Aliyev; Ucrania - monumentos a Taras Shevchenko; los rusos - monumentos a Pushkin, los armenios lo tienen fácil: un monumento a un terrorista.

Silva Kaputikián. Zori Balaián - uno llamado escritor, el otro poeta. Nacionalistas, incendiarios del odio hacia todo lo azerbaiyano, propagandistas de los asesinatos de niños.

¿Por qué hemos sacado a relucir a esta poetisa? En 1991, cuando Armenia, al igual que otras antiguas repúblicas soviéticas, declaró su independencia, hablando en la televisión central, dijo literalmente lo siguiente: "Me alegro de que, tras 16 siglos de perder su independencia, Armenia vuelva a serlo".

La ferviente nacionalista dijo en voz alta que durante al menos 16 siglos los armenios no habían tenido un Estado. Y cuando después de obtener su independencia, los armenios no sabían ni podían entender lo que era la condición de Estado.

Los nacionalistas armenios dan especial importancia a la difusión de información falsa y a veces perjudicial en todo el mundo. Al "canonizar" a los ardientes terroristas, intentan presentarlos bajo la apariencia de una "paloma blanca".

Un ejemplo reciente es la iniciativa de la Unión de Armenios de Rusia de proyectar una película sobre el colaboracionista Garegin Nzhdeh el 28 de enero. En la capital rusa, Moscú, los armenios proyectan una película sobre el colaborador de Hitler. Últimamente oímos con frecuencia noticias de que en Rusia se inician causas penales por propaganda del fascismo, o por insultar los sentimientos de los veteranos de la Segunda Guerra Mundial, incluso por destruir monumentos de participantes en la Segunda Guerra Mundial en otros países. Resulta que si una persona se ha hecho una foto indecente delante de un monumento a los caídos de la Gran Guerra Patria, hay que abrir inmediatamente una causa penal. Y cuando Ara Abrahamián hace una película sobre el fascista Nzhdeh con el dinero que gana en Rusia y quiere mostrarla a los moscovitas, es igual a un desfile de moda.

¿Es esto un desafío abierto a Rusia o los armenios siguen pensando que pueden hacer lo que quieran en este país?

"La paz en Oriente Medio llegará cuando los árabes amen a sus hijos más de lo que odian a los judíos", dijo una vez Golda Meir.

Parafraseando la cita de esta gran mujer "La paz en Armenia llegará cuando los armenios amen a sus hijos más de lo que odian a los turcos".

Ya en octubre de 2019, el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, en su intervención en la cumbre de la CEI en Ashgabat, recordó el monumento de Nzhdeh en el centro de Ereván: "Desgraciadamente, las nuevas autoridades armenias no han desmantelado este monumento. Creo que la glorificación del fascismo no tiene lugar en la CEI.

Al parecer, algunos fanáticos de Armenia y otros países no se dan cuenta de lo perjudicial que es para ellos la glorificación de los terroristas y no quieren entender la seriedad de las palabras del Comandante en Jefe de Azerbaiyán que ganó la Guerra Patria.

-O-

NA

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.