MUNDO


Macron fija prioridades para una etapa que calificó de muy dura

Bakú, 3 de julio, AZERTAC

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, aseguró hoy que el país entra en una etapa muy dura por el impacto de la Covid-19, período en el cual será prioridad la reconstrucción económica, social y ambiental, reporta AZERTAC alegándose a Prensa Latina.

En una entrevista concedida a medios regionales, a menos de una semana del balotaje de las elecciones municipales y a pocos días de la reestructuración de su gabinete, el mandatario señaló la salud, las personas de la tercera edad y la juventud como objetivos de su política, en medio de fuertes críticas por la gestión de la pandemia y de una caída en su popularidad.

De acuerdo con Macron, los franceses deben prepararse para una etapa de desafíos, derivada de la Covid-19, 'crisis sanitaria de la que no hemos salido, sí de su fase más aguda, para entrar en la de vigilancia'.

A propósito de los vaticinios de que el fin del verano traería, probablemente, una segunda oleada de contagios por el coronavirus SARS-CoV-2, consideró difícil conocer con precisión lo que sucederá y adelantó la intención de evitar un nuevo confinamiento generalizado de la población, aunque sin descartarlo.

Respecto a la economía, expuso como objetivo a corto plazo salvar los empleos, un reto complejo de cara a la proyección de la pérdida de cerca de un millón este año y de los sistemáticos anuncios de supresión de puestos por grandes empresas.

El jefe de Estado se apresta a realizar cambios en su equipo de gobierno, los cuales pudieran conocerse el miércoles en una reunión del Consejo de Ministros, órgano que hoy sesionaría por última vez con sus actuales integrantes.

La permanencia o no en el cargo del primer ministro Edouard Philippe, electo el domingo alcalde de Havre en las municipales, genera muchas expectativas, después de artículos de prensa que atribuyen problemas en la relación.

Según Macron, sus vínculos son de 'confianza e históricos', sin entrar en detalles sobre el futuro de Philippe, quien a diferencia del presidente tiene una popularidad creciente en los sondeos, o de otros de sus ministros.

El mandatario encara la etapa final de sus cinco años de gestión (2017-2022) con la mira en la reelección y contando con un claro favoritismo para seguir en el Palacio del Elíseo, pese a las críticas severas a la labor gubernamental frente a la Covid-19 y al malestar de los profesionales de la salud por el deterioro del hospital público y de sindicatos por la reforma de la jubilación.

Sobre el tema de la polémica reforma, detenida por la irrupción de la pandemia, Macron manifestó la intención de retomarla, aunque dispuesto a realizar concesiones.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.