POLÍTICA


Moskovski Komsomolech: “El nivel de vida en Ereván y su entorno puede calificarse de "inferior a la media"

Moscú, 3 de mayo, AZERTAC

Los armenios huyen para trabajar en masa en Rusia.

El artículo publicado en "Moskovski Komsomolech" escribe sobre eso,informa AZERTAC.

Como señala el artículo, durante los treinta años de existencia independiente moderna de Armenia, se pueden contar con los dedos de una mano los años tranquilos y bien alimentados. A principios de los años noventa, la población de Armenia era de unos 3,5 millones de personas. Hoy se ha reducido a 2,9 millones.

Gevorg, un residente del país, le dice al autor que muchos agricultores están preocupados porque después de que habíamos perdido la guerra por Karabaj su ganado desaparecerá, porque no habrá lugar para pastar. Antes lo hacían en Karabaj. Además, todo se ha encarecido en Armenia.

El resto de la población sana de Armenia ha recurrido a la migración laboral. Por ejemplo, cerca del 70% de los hombres adultos de la provincia de Shirak de la república trabajan en Rusia. Las mujeres se quedan con la crianza de los hijos y el cuidado de la casa. Las familias sólo se reúnen durante dos o tres meses en invierno, cuando los trabajadores invitados vuelven a casa para celebrar el Año Nuevo y pasar las vacaciones de invierno con sus hijos. A finales de febrero regresan a Rusia. Unos 500 mil armenios viajan por esta vía.

Tras hablar con los habitantes de Ereván y sus alrededores, el autor llegó a la conclusión de que su nivel de vida puede definirse como "inferior a la media".

"Por ejemplo, en las aldeas se pueden encontrar armenios que viven en zonas de derrumbes, porque la tierra allí es fértil. Cada pocos años la desastre destruye su casa, y luego la reconstruyen en el mismo lugar, porque pueden cultivar suficientes alimentos en su tierra para no morir de hambre e incluso hacer algunas reservas", señala el autor.

Anna, residente en Ereván, que se trasladó aquí desde Moscú, dijo al corresponsal del diario que había planeado enviar a su hijo a servir en el ejército. Y ahora no entiende por qué murió la gente en la segunda guerra de Karabaj. "El país es pequeño, y vives con la constante sensación de que nadie puede garantizarte que mañana no comience la guerra en el territorio de Armenia", dice Anna.

Un gran problema del país es la diligencia de los funcionarios. Se llega a un punto en el que incluso las personas que fueron a luchar a Karabaj como voluntarios no pueden recibir ayuda del Estado, porque su estatus no está recogido en la ley, dice el artículo. En consecuencia, tienen que curar sus heridas por sí mismos, lo que suele ser muy difícil, dada la situación socioeconómica de Armenia.

Más adelante, el autor escribe: "Sin embargo, según la población local, la corrupción es rampante en el país. Sólo en los primeros meses tras la llegada al poder de Nikol Pashinian, la corrupción había disminuido. Entonces todo volvió a ser lo que era. Sólo los policías de tráfico no aceptan sobornos... Es cierto, no hacen nada, las carreteras son un desastre. Pero todos aceptan sobornos: impuestos, aduanas, autoridades municipales... En su mayoría, aceptan dinero para la supuesta "aceleración" de los casos, pero también tenemos escándalos de corrupción en las altas esferas del poder", confiesa Vahan, residente en Ereván.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.