CIENCIA Y EDUCACIÓN


Más que una vacuna

Bakú, 4 de abril, AZERTAC

Una vacuna es cualquier preparación destinada a generar inmunidad contra una enfermedad al estimular la producción de anticuerpos y, antes de salir al mercado, debe pasar por varias etapas de desarrollo, desde la exploratoria hasta el control de la calidad.

Muchos están inmersos por estos días en la batalla contra el virus SARS-Cov-2, causante de la enfermedad Covid-19. Epidemiólogos y virólogos se concentran en el comportamiento de la pandemia, la tasa de contagios y letalidad, así como en las medidas para disminuir su transmisibilidad.

Mientras, muchos científicos están enfrascados en estudios de posibles candidatos de vacunas con las cuales poder inmunizar a las personas y contrarrestar los efectos de la enfermedad, reporta AZERTAC refiriéndose a Prensa Latina.

Ya una producida en Rusia pasó la primera fase de desarrollo y se iniciaron pruebas en animales de laboratorio sobre sistemas de inmunología.

Ahora se analiza su composición y la dosis a administrar, probablemente en el último trimestre del año, según el servicio Federal de Control del Consumo y el Bienestar de la Población.

Por su parte la revista Science destaca el estudio en varios ensayos clínicos de la Bacilo Calmette-Guérin (BCG), que se administra en el primer año de vida, y ayuda a prevenir alrededor del 60 por ciento de los casos de tuberculosis en los niños.

La publicación señala que la BCG puede aumentar la capacidad del sistema inmunitario para combatir virus y bacterias distintas a la de la tuberculosis y que previene aproximadamente el 30 por ciento de las infecciones de cualquier patógeno conocido durante el primer año de su administración.

Por eso los científicos valoran su uso contra la Covid-19, aunque consideran que probablemente no eliminará por completo las infecciones con el nuevo coronavirus, pero sí es probable que disminuya su impacto en las personas.

En esos esfuerzos está la aplicación experimental de una inyección contra la Covid-19 por parte del Kaiser Permanente Washington Health Research Institute en Seattle, Washington.

Con igual intención a mediados de la pasada semana, China anunció tener listo para los ensayos clínicos un prototipo de vacuna creado por un equipo de la Academia Militar de Investigación Médica.

Asimismo, ya trabajan en ese mismo propósito Brasil y Cuba; este último país confirmó la posibilidad de unirse a un laboratorio chino para lograr el objetivo. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta que una vacuna se administra para prevenir la infección, no para curarla. De ahí que los expertos trabajen además en tratamientos con diversos fármacos para los ya enfermos con la Covid-19.

Uno de los medicamentos utilizados en la batalla contra el nuevo coronavirus es el fármaco cubano Interferón Alfa 2b recombinante, solicitado hasta ahora por 45 países de todo el mundo.

Mientras, en Francia especialistas del hospital universitario francés Méditerranée Infection de Marsella anunciaron los resultados exitosos de las primeras pruebas clínicas de otro remedio contra la covid-19. Se trata de una combinación de dos medicamentos existentes: la antimalárica hidroxicloroquina (un fármaco contra la malaria) y el antibiótico de amplio espectro azitromicina.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó recientemente que hasta el momento han recibido solicitudes de revisión y aprobación de 40 pruebas diagnóstico, 20 vacunas en desarrollo, y que están en marcha muchos ensayos con tratamientos.

De acuerdo con los científicos, llevar una vacuna viable al mercado podría tomar hasta 18 meses. De ahí la importancia del aislamiento social, las medidas higiénico-sanitarias recomendadas y el recurrir a los médicos ante el menor síntoma para ayudar a frenar esta pandemia.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.