SOCIEDAD


ONU ha desarrollado una guía para el transporte urbano sostenible

Bakú, 17 de octubre, AZERTAC

La Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa ha elaborado una guía sobre el transporte urbano sostenible. También ofrece a los ciudadanos formas alternativas de viajar respetuosas con el medio ambiente, como la bicicleta, el scooter y el pie. Como ejemplo, los expertos citan la experiencia de Almaty, Moscú y Copenhague, informa AZERTAC.

La situación en las ciudades difiere de una región a otra, pero en general, la mayoría de los ciudadanos se ponen a trabajar y se desplazan por la ciudad en transporte público, automóviles privados u otros vehículos motorizados. Esto conduce a la contaminación del aire, al aumento de los niveles de ruido, a los atascos de tráfico y contribuye al calentamiento global. En la Unión Europea, por ejemplo, el sector del transporte es responsable de aproximadamente una cuarta parte de todas las emisiones de gases de efecto invernadero. Millones de personas mueren cada año como resultado de accidentes de transporte. Y la congestión del tráfico provoca retrasos en el tráfico de pasajeros y de mercancías, lo que resulta en una pérdida económica de 100.000 millones de euros anuales.

Todo esto demuestra que los actuales sistemas de transporte de las ciudades europeas necesitan ser transformados. Los expertos consideran que, en el período de recuperación de la pandemia, se debe mejorar su eficiencia y su compatibilidad con el medio ambiente.

Mucho antes de la pandemia, ya se habían realizado ciertos esfuerzos en este ámbito. Muchos gobernadores de ciudades crearon carriles especiales para el transporte público, construyeron carriles para bicicletas y aceras adicionales. Sin embargo, los problemas aún están lejos de ser resueltos: el transporte público está sobre cargado y muchos se ven obligadosa viajar al trabajo en sus propios coches, parados durante horas en los atascos de tráfico.

Reconociendo la estrecha relación entre los diferentes aspectosde la planificación urbana, los autores de la primera de esas guías sugieren que los alcaldes, los planificadores urbanos y los ingenieros de transporte deberían establecer un sistema de transporte conveniente y respetuoso con el medio ambiente.

En la guía se describen las buenas prácticas de varios países, entre ellos Almaty, donde se ha establecido un corredor de autobuses y trolebuses de alta velocidad, que actualmente prestaservicio a 26 rutas con 140.000 pasajeros diarios. En 2018 se pusieron en funcionamiento en la ciudad más de 100 km de víasde transporte público y más de 80 km de carriles para bicicletas, así como un sistema de alquiler de bicicletas. Esto permitió a los ciudadanos de Almaty dejar de usar vehículos privados a diario.

Otro ejemplo es el desarrollo del tráfico de bicicletas en Copenhague. En esta ciudad, todas las rutas de bicicleta desdelos suburbios hasta el centro de la ciudad, y más de 28 de ellas están físicamente separadas de la calzada. Ya se han tendidovarios cientos de kilómetros de carriles para bicicletas en el área metropolitana.

Los expertos señalan que el costo de un kilómetro de carril para bicicletas se amortizará en cinco años, incluso mejorando la salud de quienes lo utilizan regularmente. El tráfico rodado en estos tramos se reduce en un 10% y el ciclismo aumenta en un 20%.

Hoy en día, en Copenhague, aproximadamente el 40% de los ciudadanos van en bicicleta al trabajo o a la escuela, lo que ahorra al presupuesto del Estado unos 235 millones de euros anuales en gastos médicos y económicos relacionados con la congestión del tráfico.

El documento menciona la exitosa experiencia de Moscú, donde también se desarrolla activamente el sistema de alquiler de bicicletas y scooters eléctricos. Además, la capital rusa tiene unparque "karshering". En la actualidad, en Moscú hay más de 30 mil viajes en coche y más de 27 mil en bicicleta por día.

Los autores de las nuevas directrices aconsejan a todos los alcaldes que utilicen la experiencia exitosa de otras ciudades al planificar los sistemas de transporte urbano. Proponen que se preste especial atención a la mejora del transporte público, incluida la sustitución de las anticuadas flotas de autobuses contaminantes y la promoción del transporte eléctrico, así como el desarrollo de modernos centros de transferencia de tranvías. Otras recomendaciones se refieren al desarrollo de la infraestructura para peatones y bicicletas.

Los autores subrayan que la movilidad es un tema muy importante para los 3.500 millones de personas que viven en las ciudades de todo el mundo hoy en día. Esta cuestión esparticularmente pertinente para la región altamente urbanizada en la que opera la Comisión Económica de las Naciones Unidaspara Europa. Más del 75% de la población vive en ciudades de Europa, alrededor del 80% en América del Norte y alrededor del 50% en el Asia central.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.