CULTURA


Patrimonio polaco en Bakú

Bakú, 19 de abril, AZERTAC

Durante el rápido desarrollo de la industria petrolera en Azerbaiyán en el siglo XIX, muchos polacos llegaron a Bakú en busca de trabajo y una vida mejor, sentando así las bases del patrimonio arquitectónico polaco en Bakú, que fue considerado París del Cáucaso.

Aunque los polacos residían principalmente en Bakú, el patrimonio arquitectónico polaco se encuentra en otras regiones de Azerbaiyán.

Durante esta época, Bakú fue testigo de un fenómeno arquitectónico polaco, ya que la transformación urbana fue supervisada por tres arquitectos principales consecutivos de origen polaco: Jozef Goslawski (1892-1904), Kazimierz Skorewicz (1904-1907) y Jozef Ploszko (1907-1910), así como Eugeniusz Skibinski, que trabajó en el departamento de arquitectura del Ayuntamiento de Bakú.

Las joyas arquitectónicas creadas por otro arquitecto polaco, Eugeniusz Skibinski, insuflaron nueva vida a la ciudad.

Entre sus obras se encuentran el Ayuntamiento de Bakú, el Museo Nacional de Historia de Azerbaiyán, el Instituto de Manuscritos, el Palacio de la Felicidad, el Presídium de la Academia de Ciencias (Palacio de Ismailiyya), la Fiscalía del Estado, el Sindicato de Arquitectos, el edificio de las oficinas de Lukoil, el edificio de la Universidad del Caspio Occidental, el Museo Nacional de Historia de Azerbaiyán, el edificio de la Estación de Ferrocarril de Bakú y muchos otros lujosos edificios.

Dado que la Bakú moderna fue moldeada por el famoso boom del petróleo de finales del siglo XIX y principios del XX, que la convirtió en un centro cosmopolita que mezclaba influencias occidentales y orientales, estas arquitecturas polacas han contribuido significativamente al desarrollo arquitectónico de la ciudad dándole un nuevo carácter.

Estos arquitectos polacos también diseñaron multitud de fabulosos edificios finiseculares.

Cada uno de ellos pasó sus años más productivos en la ciudad diseñando impresionantes edificios que siguen deleitando a locales y visitantes.

Además de arquitectos, entre los polacos que llegaron a Bakú debido a las oportunidades creadas por el boom del petróleo, también había ingenieros, científicos, académicos, músicos, médicos y profesores.

Aunque la comunidad polaca desempeñó un papel destacado en la industria petrolera y otros ámbitos, fue en la arquitectura donde dejaron su mayor huella.

Según AZERTAC, los arquitectos polacos diseñaron llamativas mansiones y palacios para la élite petrolera de Bakú, así como suntuosos edificios civiles y catedrales. Sus icónicos diseños combinaban lo mejor de las tradiciones arquitectónicas locales y occidentales y siguen siendo, más de un siglo después, uno de los mejores monumentos de Bakú.

La contribución arquitectónica polaca se extendió también a otras partes de Azerbaiyán. Por ejemplo, el arquitecto Jozef Ploszko supervisó la reconstrucción de la mezquita de Juma en Shamakhi tras un terremoto, mientras que Ignacy Krzysztalowicz fue el arquitecto jefe de Yelizavetpol (actual Ganja), donde creó un plan maestro de la ciudad y diseñó varios edificios. También existen iglesias católicas construidas por soldados polacos exiliados en Gusar y Zagatala.

Azerbaiyán, como país que preserva y protege el patrimonio cultural e histórico arquitectónico de diferentes nacionalidades en el país y en el extranjero, siempre se ha comprometido a promover el rico legado y la historia de estos pueblos.

El 31 de mayo de 2019, el Presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y el Presidente de la República de Polonia, Andrzej Duda, asistieron a la ceremonia de descubrimiento de las placas conmemorativas que recuerdan a los arquitectos polacos en la calle de los arquitectos polacos en Bakú.

En las placas conmemorativas figuran los nombres de los arquitectos polacos Jozef Goslawski, Kazimir Skurevich, Jozef Ploszko y Eugeniusz Skibinski. El arquitecto de las placas conmemorativas fue Elbay Gasimzade.

La Embajada de Polonia en Bakú y la Oficina Estatal de Turismo de Azerbaiyán han presentado recientemente un proyecto conjunto titulado "El legado polaco en Bakú y más allá".

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.