POLÍTICA


Periodista francés: "Las escenas que vimos en las ciudades de Gandjá y Bardá fueron aterradoras"

París, 30 de noviembre, AZERTAC

Situado lejos de la zona de guerra, el mercado de Bardá fue atacado por bombas de racimo. Es una pesadilla, una bomba fue lanzada en una zona civil donde no hay instalaciones militares. También se disparó un misil de largo alcance en una zona residencial del centro de Gandjá por la noche. Todos estos son momentos terribles de la guerra. Las escenas que vimos fueron aterradoras.

AZERTAC informa que el corresponsal de Paris Match, Régis Le Sommier, que visitó Azerbaiyán durante la guerra de 44 días, lo dijo en una entrevista con el canal de televisión Franceinfo.

El periodista francés dijo que, de hecho, el lugar de residencia de los armenios en Nagorno-Karabaj es pequeño. Sin embargo, la destrucción militar que vimos en Azerbaiyán fue mucho peor. Los rastros de la primera guerra de Karabaj aún permanecen en las 4 zonas liberadas de la ocupación en el sur. En ese momento cientos de casas fueron destruidas por las fuerzas armadas armenias en estas regiones. Nadie ha vivido en estas zonas durante mucho tiempo, desde 1993.

El periodista señaló que la guerra no tiene carácter religioso. Es un conflicto territorial.

Durante su discurso, el corresponsal volvió repetidamente a los ataques con cohetes en la zona residencial de Gandjá, enfatizando que era terrible. También habló de la destrucción de cementerios en las regiones que visitó, así como del hecho de que Azerbaiyán es un Estado laico.

En su entrevista, Régis Le Sommier, también habló de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en las que se afirma que Nagorno-Karabaj es territorio de Azerbaiyán.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.