POLÍTICA


Presidencia de Azerbaiyán: Bakú da un nuevo impulso al Movimiento de los Países No Alineados

Bakú, 24 de agosto, AZERTAC

A mediados del siglo pasado, el mundo buscaba mecanismos para regular el sistema de relaciones internacionales. Entre ellos, el Movimiento de los Países No Alineados, fundado en 1955, ocupa un lugar especial. El establecimiento oficial de esta organización está vinculado a la Conferencia de Belgrado de 1961. En cualquier caso, la misión principal de la organización es la afirmación de los principios de paz, bienestar, coexistencia pacífica y cooperación justa a escala mundial. La experiencia ha demostrado que el mundo necesita seriamente una organización de este tipo. Sin embargo, durante algún tiempo después de la Guerra Fría, el interés en el Movimiento de los Países No Alineados parecía haber sido débil. Sin embargo, los procesos han demostrado que, por el contrario, en el siglo XXI, la comunidad internacional necesita aún más este movimiento. Por lo tanto, muchos países están interesados en fortalecer la organización. La presidencia de este año del Movimiento de los Países No Alineados se transfiere a Azerbaiyán por dos años. En el contexto de este acontecimiento, es necesario realizar un análisis exhaustivo del aspecto geopolítico del Movimiento de los Países No Alineados.

Por un mundo justo: “Unidad de las necesidades”

En el mundo moderno, los expertos y los políticos escriben mucho y hablan de la complejidad, las contradicciones y los riesgos del paisaje geopolítico mundial. Todo el mundo está buscando formas de coexistir pacíficamente, habla de la necesidad de aumentar el papel de las organizaciones internacionales en este proceso, hace hincapié incluso en la falta de eficacia de las Naciones Unidas. Una de las condiciones clave aquí es la observancia del derecho internacional por parte de los Estados del mundo, la adhesión a las normas y reglas, así como la honestidad y la justicia en la cooperación. En este contexto, el Movimiento de los Países No Alineados, la segunda organización internacional más grande después de las Naciones Unidas, es de gran importancia.

La organización fue fundada en 1955, 10 años después del establecimiento de las Naciones Unidas. Uno de sus iniciadores fue Ahmed Sukarno, el Presidente de Indonesia, que en ese momento estaba entre los “países del Tercer Mundo”! Dirigió este país durante 22 años. A. Sukarno llamó al Movimiento de los Países No Alineados "una unidad nacida de la necesidad". ¿Cuál podría ser la razón de esto?

Después de la Segunda Guerra Mundial, el mundo se dividió en dos campos opuestos: el Oeste y la URSS. Era obvio que sería mucho más difícil garantizar la justicia, el estado de derecho y la coexistencia pacífica en las relaciones internacionales en estas condiciones. En particular, es evidente que será imposible ignorar los intereses de muchos países del mundo y desarrollar una posición neutral.

Por esta razón, era necesario contar con una organización internacional que pudiera satisfacer los intereses de los países que no pertenecen a las dos grandes potencias y adoptar una posición justa, neutral, eficaz y constructiva. Esta organización también debía crear un ambiente geopolítico y político-diplomático que podría haberse mantenido alejado de la confrontación y el agravamiento de las contradicciones entre Estados Unidos y la URSS. Por eso el nombre de la organización incluye la palabra “No Alineados”. También es lógico que esta organización se estableciera en la Conferencia de Bandung de países asiáticos y africanos.

La política exterior de los Estados miembros de esta organización está dominada por principios tales como la negativa a participar en bloques político-militares, la coexistencia pacífica de los pueblos basada en los principios de independencia e igualdad. La Conferencia de Bandung aprobó la Declaración sobre el apoyo a la paz y la cooperación mundiales. El documento establece diez principios de coexistencia pacífica y cooperación entre los países.

Se expresan el respeto a los derechos humanos, los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, la soberanía y la integridad territorial de todos los países. Además, el documento también refleja principios como el de abstenerse de intervenir militarmente en otro país y de interferir en sus asuntos internos, el respeto del derecho a la protección individual y colectiva de cada país de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, el de abstenerse de cometer actos de agresión o de uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de un país, etc.

Estos principios también se reflejaron en la Declaración de la Conferencia de Belgrado de 1961. Así, los principios básicos del Movimiento de Países No Alineados fueron el rechazo a la dictadura, la hegemonía y la expansión de las relaciones internacionales, la necesidad de una cooperación justa y mutuamente beneficiosa entre los Estados, y la formación de un nuevo orden económico basado en la justicia y la igualdad.

La experiencia ha demostrado que es beneficioso para el mundo establecer una organización de ese tipo sobre la base de los principios expuestos anteriormente. Tanto durante como después de la Guerra Fría, el mundo tenía una gran necesidad de estos principios. El comienzo del siglo XXI ha demostrado que la pertinencia del Movimiento de los Países No Alineados es cada vez mayor. La organización ya cuenta con 120 miembros.

Posición activa: otro ejemplo de Azerbaiyán

Azerbaiyán es miembro del Movimiento de los Países No Alineados desde 2011. El país presidirá esta organización del 2019 al 2021. La orden del presidente Ilham Aliyev del 11 de febrero de 2019 definió claramente los dividendos de la política exterior que trae consigo la participación de Azerbaiyán en la organización. La Orden subraya que la participación de Azerbaiyán en el Movimiento de los Países No Alineados abre más oportunidades para su participación activa en los procesos de paz, seguridad y cooperación internacionales. Al mismo tiempo, se han creado condiciones favorables para el desarrollo de los vínculos bilaterales y multilaterales entre Azerbaiyán y varios países, incluida la mayoría de los países de América Latina, Asia y África.

Además, el Movimiento de los Países No Alineados permite a Azerbaiyán influir más activamente en los procesos geopolíticos a dos niveles: regional y mundial. En el plano regional, se está ampliando el alcance de las actividades encaminadas a lograr una solución justa del sangriento conflicto resultante de la agresión de Armenia contra Azerbaiyán en el marco de los principios del derecho internacional. Si 120 países del mundo están unidos en la cuestión de la prevención del agresor, se trata de un hecho grave. El problema no se limita a las palabras. También existen ciertos mecanismos para su aplicación. El Movimiento de los Países No Alineados también puede hacer llamamientos a las principales potencias en este sentido.

Se sabe que los ministros del Movimiento de los Países No Alineados también hicieron un llamamiento en el que reafirmaron la importancia del principio del no uso de la fuerza, tal como se estipula en la Carta de las Naciones Unidas, subrayando sobre esta base la necesidad de resolver el conflicto mediante negociaciones en el marco de la integridad territorial, la soberanía y las fronteras internacionalmente reconocidas de Azerbaiyán. Por supuesto, este desafío, planteado por 120 países con el 55 por ciento de la población mundial, tiene una gran importancia política y geopolítica.

A nivel mundial, el Movimiento de los Países No Alineados puede contribuir a garantizar una coexistencia justa, pacífica y civilizada en todo el mundo. En este contexto, el mensaje subrayado por el presidente Ilham Aliyev en la conferencia de 2018 del Movimiento de los Países No Alineados sobre el tema "Promoción de la paz y la seguridad internacionales para el desarrollo sostenible" es muy interesante e importante. El jefe de Estado dijo: "Debemos apoyarnos los unos a los otros. Nos enfrentamos a casi los mismos retos y problemas. Nuestro pasado también es algo similar. Todos queremos vivir nuestra propia vida independiente. Ninguno de nosotros quiere que nadie nos exija ninguna acción, que interfiera en nuestros asuntos, que nos dicte. Para ello, debemos ser fuertes. Sólo podemos ser fuertes si estamos juntos.

Estas ideas en esta etapa, a la luz de los acontecimientos actuales del entorno geopolítico y de la necesidad de dar forma a un nuevo orden mundial, parecen muy pertinentes. Los líderes políticos señalan que las contradicciones geopolíticas a nivel mundial y el caos a escala mundial se están profundizando. Por supuesto, esto tiene un serio impacto negativo en la formación del nuevo orden mundial. En estas circunstancias, cualquier iniciativa que pueda ayudar a crear un nuevo orden internacional es valiosa.

Por lo tanto, la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de los países del Movimiento de los Países No Alineados, que está prevista para los días 25 y 26 de octubre de este año en Bakú, es sumamente importante. El inicio de la presidencia de Azerbaiyán en una organización tan autorizada es, por supuesto, una oportunidad adicional para toda la humanidad civilizada. Y no hay duda de que Bakú prestará atención prioritaria a la discusión de temas relevantes para cada país. En el complicado período actual, es fundamentalmente beneficioso alentar las actividades de conformidad con las normas del derecho internacional. En particular, están surgiendo nuevas oportunidades para la solución justa del conflicto armenio-azerbaiyano de Nagorno-Karabaj en el marco del derecho internacional. Por supuesto, Bakú tratará de aprovechar al máximo esta oportunidad.

Además, la presidencia de Azerbaiyán en este movimiento es beneficiosa para el Cáucaso Meridional en su conjunto. Azerbaiyán no sólo es el líder de la región, sino que también destaca por sus actividades basadas en diversos formatos de cooperación mutuamente beneficiosos. Esto significa que, en el marco del Movimiento de los Países No Alineados, las capacidades de Bakú se ampliarán aún más.

Por último, cabe destacar que el gran elogio que se ha hecho a Azerbaiyán en el marco del Movimiento de los Países No Alineados es un triunfo de la política seguida por los dirigentes del país. Ningún otro país de la región ha logrado tal éxito. Azerbaiyán, como país líder en el Cáucaso meridional, continuará su labor productiva y constructiva en todas las direcciones. AZERTAC Español.

Newtimes.az

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.