CULTURA


Reservas de la Mata Atlántica del Sudeste

Bakú, 25 de junio, AZERTAC

Las Reservas de la Mata Atlántica del Sudeste, en los estados de Paraná y São Paulo, contienen algunos de los mejores y más extensos ejemplos de bosque atlántico de Brasil. Las 25 áreas protegidas que componen el sitio (unas 470.000 ha en total) muestran la riqueza biológica y la historia evolutiva de los últimos bosques atlánticos que quedan. Desde montañas cubiertas de densos bosques, hasta humedales, islas costeras con montañas aisladas y dunas, la zona comprende un rico entorno natural de gran belleza paisajística.

Las Reservas de la Mata Atlántica del Sudeste están situadas en los estados brasileños de Paraná y São Paulo y se extienden por cerca de 470.000 hectáreas, representando uno de los mayores y mejor conservados dominios de la Mata Atlántica brasileña, y uno de los biomas más amenazados del mundo. Las áreas protegidas que constituyen el sitio contienen una gran riqueza biológica y son una buena ilustración de la evolución de los raros remanentes de la Mata Atlántica del Sudeste de Brasil. La región, que cuenta con un gran número de especies raras y endémicas, es excepcionalmente variada. El sitio también tiene un interés estético excepcional, con su gradiente altitudinal que va desde las montañas hasta el mar, su estuario, ríos salvajes, islas costeras, numerosas cascadas y fenómenos cársticos.

El sitio forma parte del dominio de la Serra do Mar y se extiende por la llanura costera adyacente, que incluye el complejo estuarino de Iguape-Cananéia-Paranaguá. Este abanico de hábitats, desde las cumbres de las cordilleras hasta vastas extensiones de playas desiertas, garantiza su gran diversidad. Sin embargo, son todos estos ecosistemas y paisajes los que expresan la singularidad de la región.

El lugar representa una de las mayores áreas continuas de exuberante selva atlántica brasileña conectada con ecosistemas costeros. Desde montañas cubiertas de densos bosques con abundancia de orquídeas y bromelias hasta islas costeras y estuarios con una gran riqueza de manglares, la propiedad ofrece un entorno natural de gran belleza con una enorme biodiversidad terrestre y marina. Más de 300 cuevas (entre ellas la Cueva de la Casa de Pedra, que tiene el mayor pórtico del mundo con 215 metros de altura, y la Cueva de Santana, que es una de las más decoradas), las escarpadas montañas y el impresionante paisaje costero, contribuyen al excepcional interés estético de la región.

Históricamente aislada en parte, la Mata Atlántica ha evolucionado hasta convertirse en un bioma complejo con multitud de especies endémicas, que comprenden alrededor del 70% de las especies arbóreas, el 85% de los primates y el 39% de los mamíferos. Como corredor ecológico más importante del Bosque Atlántico, el sitio representa la mejor garantía para la sostenibilidad de la evolución en curso del bioma y sus ecosistemas marinos y costeros asociados.

La flora y la fauna son extremadamente diversas y muy ricas. La flora es una de las más diversas del mundo, y en algunas zonas se pueden encontrar más de 450 especies de árboles por hectárea. En cuanto a los mamíferos, son 120 especies, probablemente las más numerosas de Brasil. Entre las especies emblemáticas están el jaguar, el ocelote y el perro de monte (Speothos venaticus). La propiedad es rica en primates, algunos de los cuales están muy amenazados, como el mono araña lanudo (Brachyteles arachnoides), el mayor primate de América, y el pequeño mono "león de cara negra" (Leontopithecus caissara), registrado sólo en 1990 y endémico de la región. La avifauna es muy diversa, con 350 especies registradas, entre ellas la amazona de mejillas azules (Amazona brasiliensis), clasificada como vulnerable. El ibis escarlata (Eudocimus ruber), un ave de gran tamaño y plumaje rojo brillante, es un símbolo local.

El área incluye uno de los remanentes continuos más extensos y mejor conservados del bosque atlántico, aún apenas afectado por el proceso de fragmentación, una de las mayores amenazas para el bioma. Afortunadamente, las dificultades de acceso, debidas a sus características geográficas que asocian montañas escarpadas y valles profundos con extensos humedales, contribuyen a su conservación. Esto compensa el hecho de que, de las 25 áreas protegidas que componen la propiedad, 12 cubren menos de 5.000 hectáreas cada una. Sin embargo, es importante continuar con la gestión intensiva para que se mantengan corredores y zonas de amortiguación eficaces. Los componentes de la propiedad también se encuentran dentro de una región mucho más amplia que forma la Reserva de la Biosfera de la Mata Atlántica. Esta zona de amortiguación está protegida por la ley federal y funciona como un importante corredor. Existe un programa federal de protección de la Mata Atlántica que reúne a las diferentes autoridades de gestión.

Esta región tiene las huellas más antiguas de la colonización de Brasil y está situada cerca de dos grandes ciudades del país, São Paulo y Curitiba. Aunque existe una fuerte presión de la especulación inmobiliaria en esta región costera, el impacto humano sobre el medio ambiente es mínimo. La presencia de pueblos indígenas y otros grupos tradicionales como los "quilombolas" (comunidades formadas por descendientes de antiguos esclavos) y los "caiçaras" (comunidades costeras) y sus sistemas de producción tienen un bajo impacto.

Las estructuras de conservación que gestionan el sitio están adscritas a los organismos estatales responsables del medio ambiente: el Instituto de Medio Ambiente de Paraná (IAP) y la Fundación para la Conservación y Producción Forestal del Estado de São Paulo (Fundación Forestal). El Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad (ICMBio), un organismo federal autónomo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, es responsable de las áreas bajo gestión federal. Estas instituciones llevan a cabo políticas públicas relacionadas con la protección del patrimonio natural, el uso sostenible de los recursos naturales, la investigación y la gestión del conocimiento, la educación ambiental y la promoción de la gestión ecológica. Dado el amplio abanico de órganos responsables de la gestión del bien, es importante que se garantice un buen sistema de coordinación entre los distintos órganos y los estados afectados.

Según AZERTAC, las principales amenazas son la fragmentación del hábitat por las carreteras, las líneas eléctricas y la urbanización. No había carreteras en los años 60, ni siquiera en los 70, y las pequeñas carreteras que se construyeron después ya no son adecuadas para las necesidades actuales, incluido el transporte de mercancías. Los proyectos de construcción o la ampliación de las carreteras generan problemas de mayor fragmentación, perturbación, corredores de penetración para ciertas especies invasoras y reducción de la conectividad natural. Dado que la propiedad ya está compuesta por restos de zonas de bosque atlántico, cada vez es más urgente integrar el desarrollo de la zona de amortiguación con la conservación de la propia propiedad.

La política ambiental brasileña estimula la participación comunitaria de la sociedad civil organizada y de las entidades públicas y privadas, mediante el asesoramiento para la gestión de las áreas protegidas. La gestión integrada de las áreas protegidas de la región también está garantizada mediante un mosaico de áreas protegidas del litoral sur de São Paulo y del litoral de Paraná (mosaico de Lagamar). Desde su inscripción en 1999, se han creado varias áreas protegidas nuevas y se han ampliado otras preexistentes. El sistema de "mosaico de áreas protegidas" que se introdujo en la legislación en 2002 es muy positivo. Teniendo en cuenta la evolución de esta zona, sería posible volver a examinar esta propiedad para incorporar todas las mejoras recientes en la política de conservación y también para considerar las posibilidades de ampliación de la zona de la propiedad.

En ambos estados, Paraná y São Paulo, existen incentivos financieros para los municipios que tienen áreas protegidas en su territorio, lo que refuerza el interés local por las áreas de conservación.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.