SOCIEDAD


Se detiene el descenso de nuevos casos de COVID-19 en Europa

Bakú, 5 de marzo, AZERTAC

Ante el nuevo aumento de los casos de coronavirus en Europa, el director regional de la OMS, Hans Kluge, instó a mantenerse alerta y a observar estrictamente todas las precauciones conocidas.

El descenso de nuevos casos de COVID-19 en Europa se ha estancado, ya que el número de casos aumentó un 9% la semana pasada, hasta superar el millón. El aumento se produjo principalmente en Europa Central y Oriental, así como en varios países de Europa Occidental, donde las tasas de infección ya eran elevadas, reporta AZERTAC.

Nuevas variantes del virus se están extendiendo en la región: la variante B.1.1.7 identificada por primera vez en el Reino Unido ya se ha notificado en 43 de los 53 países de la Región Europea de la OMS, la B.1.351 identificada en Sudáfrica en 26, y la variante P1 identificada originalmente en Brasil y Japón está circulando en 15.

"Tenemos que impedir que el virus se extienda por todas partes utilizando las herramientas que conocemos", instó el Dr. Kluge. - Tenemos que volver a las medidas más básicas". Estos son:

- mayor vigilancia ante la aparición de nuevas variantes del virus;

- pruebas exhaustivas, aislamiento de los infectados, rastreo de los contactos y puesta en cuarentena y tratamiento;

- atención a otras enfermedades;

- difusión y contrapartida de la fatiga pandémica;

- Desmantelamiento gradual, concertado y basado en la evidencia de las restricciones;

- la vacunación acelerada

Como señaló el responsable europeo de la OMS, las vacunas ya están salvando vidas, con una reducción significativa de las hospitalizaciones y muertes entre las personas de riesgo. Se han lanzado campañas de vacunación contra el COVID-19 en 45 países de la región, pero pasará mucho tiempo antes de que todos los grupos estén vacunados, advirtió Kluge.

En vísperas del Día Internacional de la Mujer, Hans Kluge llamó la atención sobre el hecho de que la pandemia ha afectado más a las mujeres, especialmente a las trabajadoras de la salud. Al fin y al cabo, constituyen el 70% del personal sanitario mundial, y en la región europea la cifra es aún mayor, el 84%. No en vano, hace un mes, el 68% de los 1,3 millones de profesionales sanitarios infectados por el coronavirus eran mujeres. Recordemos que el personal sanitario tiene tres veces más probabilidades de infectarse con COVID-19 que el resto de la población.

"Tenemos la obligación de hacer todo lo que esté en nuestra mano para proteger a los que están en primera línea de la pandemia", afirmó el dr. Kluge. - Es el deber de todo gobierno garantizar la vacunación de los trabajadores sanitarios y sociales".

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.