SOCIEDAD


Tribunal Supremo de Azerbaiyán envía una declaración a los tribunales supremos de los países del mundo sobre la agresión militar de Armenia contra Azerbaiyán

Bakú, 8 de octubre, AZERTAC

El Tribunal Supremo de la República de Azerbaiyán ha emitido una declaración pública sobre las medidas adoptadas en respuesta a la agresión militar de Armenia contra Azerbaiyán y dirigida a los tribunales supremos de los países, incluidos los Estados miembros del Consejo de Europa. La declaración dice lo siguiente:

"El 27 de septiembre de 2020, las fuerzas armadas de la República de Armenia lanzaron una campaña militar en gran escala contra la República de Azerbaiyán a lo largo de la línea de contacto bombardeando intensamente las posiciones de las fuerzas armadas, así como los asentamientos residenciales de Azerbaiyán.

En respuesta a este agresivo avance militar, las fuerzas armadas de Azerbaiyán han llevado a cabo operaciones de contraofensiva contra las fuerzas de ocupación armenias en pleno cumplimiento del Artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, invocando el derecho inmanente de legítima defensa y las normas del derecho internacional humanitario.

Se informa de que, desde el 27 de septiembre de 2020, 29 civiles, incluidos tres niños, han resultado muertos y más de 144 han sufrido heridas de diverso grado como consecuencia del continuo bombardeo indiscriminado de la población civil azerbaiyana en pueblos y ciudades -Gandjá, Bilasuvar, Tartar, Aghdjabadi, Bardá, Jizí- situados tierra adentro, más lejos (50 a 250 kilómetros) de la línea de contacto. Además de las bajas civiles comunicadas, cerca de 500 objetos civiles, entre los que se encuentran la propiedad privada, el depósito de agua y la central eléctrica de Mingachevir, los oleoductos y gasoductos de energía (oleoducto Bakú-Tiflis-Ceyhan y oleoducto del Cáucaso meridional) que transportan petróleo crudo y gas natural desde el Mar Caspio hasta Europa y el tribunal regional del distrito de Tartar, han sido objeto de ataques indiscriminados por parte de las fuerzas armadas armenias.

Estos últimos acontecimientos de la agresión militar de las fuerzas armadas armenias son la continuación de las recientes provocaciones contra Azerbaiyán. En julio de 2020, las fuerzas armadas armenias desplazaron su política expansionista agresiva más al norte de la región de Alto-Karabaj y lanzaron un fuerte fuego de artillería contra las posiciones militares y los objetos civiles matando a personal militar y civiles en dirección al distrito de Tovuz de Azerbaiyán.

En la raíz del actual conflicto armado entre Armenia y Azerbaiyán se encuentra la política armenia de ocupación ilegal de las tierras históricamente azerbaiyanas: la región de Alto-Karabaj y siete distritos adyacentes, que son los territorios internacionalmente reconocidos de Azerbaiyán. En la actualidad, casi el 20% del territorio azerbaiyano está bajo la ocupación ilegal de Armenia y, como resultado de la depuración étnica llevada a cabo contra la población civil azerbaiyana, más de 1 millón de refugiados y desplazados internos fueron expulsados por la fuerza de sus hogares, 20.000 personas murieron, 50.000 personas resultaron heridas o quedaron discapacitadas y unos 5.000 ciudadanos de Azerbaiyán siguen desaparecidos.

En febrero de 1992 se cometió una matanza sin precedentes contra la población civil azerbaiyana en la ciudad de Joyalí. En la noche del 25 al 26 de febrero, las fuerzas armadas armenias mataron a 613 civiles, entre ellos 106 mujeres, 63 niños y 70 ancianos. 1.275 residentes fueron tomados como rehenes, mientras que la suerte de 150 personas sigue siendo desconocida hasta el día de hoy. Los autores de estos atroces crímenes de lesa humanidad no han sido detenidos ni llevados ante la justicia.

Cabe destacar específicamente que todos los esfuerzos diplomáticos internacionales, incluidas las negociaciones en el marco del Grupo de Minsk de la OSCE, para la solución pacífica del actual conflicto armado han fracasado hasta la fecha debido al enfoque poco constructivo del Gobierno de Armenia y sus dirigentes.

El Gobierno de Armenia no cumple los términos explícitos de las resoluciones 822, 853, 874 y 884 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de 1993, en las que se reconoce a Alto-Karabaj y los distritos adyacentes como parte integrante de Azerbaiyán y se exige la retirada inmediata, completa e incondicional de las fuerzas armadas de Armenia de los territorios ocupados de Azerbaiyán, además de incumplir varias resoluciones de las principales organizaciones internacionales, como el Movimiento de los Países No Alineados, el Consejo de Europa y la Unión Europea.

Además, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en su fallo en Chiragov y otros c. Armenia (Nº 13216/05, 16 de junio de 2015), sostuvo que "Armenia, desde los primeros días del conflicto de Nagorno-Karabaj, ha tenido una influencia significativa y decisiva en la RNK, que las dos entidades están muy integradas en prácticamente todos los asuntos importantes y que esta situación persiste hasta el día de hoy". En otras palabras, la "RNK" y su administración sobreviven gracias al apoyo militar, político, financiero y de otro tipo que le presta Armenia que, por consiguiente, ejerce un control efectivo sobre Alto-Karabaj y los territorios circundantes...".

La República de Azerbaiyán, al defender la inviolabilidad de sus fronteras frente a las amenazas externas y garantizar los derechos humanos y las libertades de todos los que se encuentran en sus territorios, cumple con todas sus obligaciones y compromisos en virtud del derecho internacional, incluidos los Convenios de Ginebra de 1949. El Gobierno de Azerbaiyán ha declarado que se atiene en todo momento al principio fundamental del derecho internacional humanitario, que exige que las fuerzas armadas distingan entre combatientes y civiles, y entre objetos militares y objetos civiles. Además, las fuerzas armadas de Azerbaiyán han afirmado su compromiso de respetar la prohibición absoluta de tomar como objetivo a civiles o de realizar ataques que dañen indiscriminadamente a civiles o que causen daños desproporcionados en relación con la ventaja militar concreta prevista.

Apoyamos los esfuerzos del Gobierno de Azerbaiyán por restablecer su integridad territorial y garantizar el regreso seguro de todos los desplazados internos a sus hogares reafirmando finalmente”.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.