SOCIEDAD


UNICEF: “Debido a la lucha contra el COVID-19, los niños no se vacunan contra otras infecciones peligrosas”

Bakú, 15 de julio, AZERTAC

El año pasado, 23 millones de niños no recibieron las vacunas necesarias, la cifra más alta desde 2009 y 3,7 millones más que en 2019, informa AZERTAC refiriéndose a Noticias ONU.

Además, según UNICEF, unos 17 millones de niños no recibieron ni una sola vacuna el año pasado. La mayoría vive en situaciones de conflicto y guerra, en comunidades remotas o en barrios marginales urbanos. Estos niños no sólo no son vacunados, sino que se les niegan muchos servicios sociales y sanitarios.

"Los países se apresuran a conseguir las vacunas contra el COVID-19 mientras se pierden otras campañas de vacunación, lo que deja a los niños indefensos ante infecciones formidables como el sarampión, la poliomielitis y la meningitis prevenible", ha dicho el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, al comentar el estudio. Advirtió que los brotes de estas y otras enfermedades tendrían un impacto "catastrófico" en los sistemas sanitarios, que ya están haciendo frente a la pandemia a duras penas.

A nivel mundial, el año pasado 3,5 millones de niños más no recibieron la primera dosis de la vacuna contra el tétanos, la difteria y la tos ferina que en 2019, y 3 millones más no recibieron la primera dosis de la vacuna contra el sarampión que el año anterior. Según el estudio, el sudeste asiático y el este del Mediterráneo se vieron especialmente afectados.

"Los alarmantes datos muestran claramente que la pandemia y sus restricciones asociadas están causando pérdidas que no debemos tolerar", subrayó Henrietta Faure, directora ejecutiva del UNICEF. - Y la vida y el bienestar de las personas más vulnerables del mundo están en peligro.

La falta de cobertura de inmunización de los niños está relacionada con la escasez de vacunas, los flujos de desinformación, los conflictos y otros factores. Incluso antes de la pandemia, la cobertura contra el tétanos, la difteria y la tos ferina, así como contra el sarampión y la poliomielitis, por ejemplo, llevaba años estancada en el 86%, muy por debajo de la recomendación de la OMS. Los brotes de sarampión son la principal causa de una vacunación inadecuada. Las tasas de vacunación de las niñas contra el virus del papiloma humano, que provoca cáncer más adelante en la vida, también han caído del 15% en 2019 al 13% el año pasado.

La ONU pide a los gobiernos que aborden urgentemente el problema. En particular, se recomienda reconstruir los servicios sanitarios y organizar campañas de vacunación, así como concienciar a los padres sobre la importancia y la seguridad de la vacunación. Además, los expertos recuerdan que la vacunación contra el COVID-19 no debe financiarse con fondos de inmunización infantil.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.