SOCIEDAD


Vacunas se revelan eficaces y seguras

Bakú, 29 de enero, AZERTAC

Aunque 30 países europeos se están vacunando contra el COVID-19, nunca debemos relajarnos ni bajar la guardia, sobre todo porque están apareciendo nuevas versiones más infecciosas del coronavirus. Así lo advirtió Hans Kluge, director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La situación en Europa es paradójica, expresó Kluge. Por un lado, las vacunas nos dan grandes esperanzas. Por otra parte, la aparición de las nuevas cepas del virus causa mucha preocupación y el aumento de la propagación del COVID-19 en varios países ha obligado a las autoridades a adoptar rígidas medidas restrictivas.

En 35 países de la región europea ya se han vacunado 25 millones de personas. Según Kluge, las vacunas han demostrado ser eficaces y seguras. Pero ahora, con las altas tasas de propagación del virus y la aparición de nuevas versiones de COVID-19, hay una necesidad aún mayor de vacunar a las poblaciones más vulnerables. Pero hasta ahora, la producción y distribución de vacunas no han cumplido los requisitos de acceso justo y equitativo en los que insiste la OMS.

"Esta paradoja, en la que la gente empieza a ver la "luz al final del túnel" gracias a la llegada de las vacunas, pero al mismo tiempo se le insta a cumplir con las restricciones a la luz de los nuevos riesgos, está provocando tensión, ansiedad, fatiga y confusión. Y en tales circunstancias, es completamente comprensible", comentó Kluge.

Hasta la fecha, dijo el Jefe de la Oficina Europea de la OMS, 33 países de la región han informado de la aparición de la llamada "cepa británica" y 16 países han informado de la cepa que se encontró en Sudáfrica. Y se han notificado brotes de las nuevas variantes en varios hospitales, escuelas y residencias de ancianos.

Al mismo tiempo, en los países que han impuesto restricciones, el número de nuevas infecciones -incluidas las nuevas variantes- ha disminuido. En las dos últimas semanas, 30 países han registrado descensos similares, 7 más que hace dos semanas.

"Sin embargo, la tasa de infección por coronavirus en Europa es muy alta", dijo Hans Kluge y añadió que era demasiado pronto para relajarse: los sistemas sanitarios y los servicios sociales apenas pueden hacer frente a la creciente carga. Además, dado que el COVID-19 sólo se ha confirmado en un tercio de la población de la región, debe entenderse que el virus todavía tiene un gran "campo de actividad".

"No olvidemos las lecciones que hemos aprendido por las malas: abrir y cerrar lugares públicos, imponer la cuarentena y levantarla de repente es una estrategia errónea, dice el representante de la OMS. - La mejor manera de reactivar la economía y minimizar los efectos secundarios es introducir y levantar gradualmente las medidas restrictivas basándose en criterios epidemiológicos.

Hans Kluge advirtió que la vacunación llevará tiempo e instó a los europeos a ser pacientes: "A todos ustedes, los millones de personas de 25 países europeos que están bajo cuarentena total o parcial y que tienen restringidos sus movimientos, quiero decirles que conozco los sacrificios que han tenido que hacer. En mi familia, en el trabajo, entre mis amigos y vecinos, ocurre lo mismo".

Sin embargo, ante la aparición de nuevas variantes más infecciosas del virus, debemos estar en guardia, afirmó Hans Kluge: "Debemos utilizar todas nuestras reservas de paciencia y fortaleza, y hacer lo necesario para proteger nuestros sistemas sanitarios del colapso de un virus más infeccioso".

Más de 700 000 personas han muerto como consecuencia de la infección por coronavirus en la región europea de la OMS desde que comenzó la pandemia.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.