CULTURA


Volcanes de lodo de Azerbaiyán

Tal vez nunca hayas oído hablar de los volcanes de lodo. Estas formaciones, aunque no tan espectaculares como "sus primos" de lava, siguen siendo impresionantes y suponen un hito imprescindible en la aparición de la vida.

Los volcanes de lodo en realidad no están relacionados con verdaderas formaciones volcánicas (a excepción de unos pocos). En realidad, estos conos están relacionados con los yacimientos de gas que se encuentran en el subsuelo. Sobre ellos hay una capa arcillosa y varias fuentes acuíferas. Las bolsas de gas pueden empujar hacia arriba, abriendo surcos y grietas. En muchas ocasiones, estas salidas de gas aparecen en la superficie como depósitos de lodo formados por el agua y la arcilla hidratada de capas más bajas. Cuando el gas se pone en contacto con el oxígeno, debido a la composición y presión, puede comenzar a arder en un ligero estallido que expande aún más los gases en el interior del cono y la bolsa. Ya tenemos la erupción en marcha. En otras ocasiones, los volcanes de lodo no pasan de ser lagunas burbujeantes donde los gases se escapan lentamente hacia la superficie.

En todo el mundo se cuentan de momento unos 700 y el más grande mide 10 km de diámetro y tiene unos 700 metros de altura. ¿Lo imaginas? Los gases que emanan son peligrosos, metano, dióxido de carbono y hasta nitrógeno. También expelen materiales sólidos y líquidos de todo tipo.

Y una de las zonas del mundo con más volcanes de este tipo es Gobustán. Aquí los volcanes alcanzan una altura de 200 metros y se cuentan unos 400 así que tiene más de la mitad de los que se cuentan en todo el mundo. Los científicos calculan que en promedio cada veinte años uno de estos volcanes explota lanzando al aire flamas a varios metros de altura y descargando toneladas de lodo. ¡Todo un espectáculo! El último evento así tuvo lugar en 2001 con escupitajos de 15 metros de altura.

El paisaje de Gobustán recuerda al planeta marte en las fotografías recientes, tomadas por el Curiositty de la NASA. La reserva con su clima semidesértico guarda otros atractivos que la convierten en uno de los lugares más visitados por los turistas: los volcanes de lodo. Contrario a lo que se pudiera pensar, el agua de estos volcanes es fría y se les atribuyen propiedades medicinales, por lo que los visitantes se embadurnan de lodo buscando sus beneficios.

Los volcanes de lodo de Azerbaiyán tienen arcilla muy hidratada por lo que la altura del cono no es muy elevada, de apenas unos pocos metros. En cambio, si el lodo es poco hidratado, los conos volcánicos pueden alcanzar varios metros. Químicamente, el lodo volcánico está compuesto en su mayoría de sílice y como la solución de barro no contiene sustancias tóxicas relevantes, es común ver a turistas y locales tomando baños terapéuticos en los cráteres de estos volcanes. Azerbaiyán mantiene el primer lugar en el mundo por el número de volcanes de lodo. La área total de los volcanes de lodo en Azerbaiyán es de 16000 kilometros cuadrados. El territorio de los volcanes de lodo es la península de Absherón, llanura de Kuryán Inferior, archipiélago de Bakú y frontera con Georgia. En Azerbaiyán volcanes se forman por una mezcla de agua caliente y sedimentos finos que exhalan lentamente de un hoyo profundo en el terreno. Las erupciones tienen una temperatura de 2-3 °C sobre la temperatura ambiental.

El turismo en la zona incluye caminar por aquí y bañarse en lodo porque, según se dice, tiene propiedades medicinales. Hay tours privados que incluyen vehículo, un guía en inglés y el precio de la entrada a la zona. Gobustán está a 65 km de Bakú y además de los extraños volcanes recuerda que puedes ver dibujos e inscripciones que tienen 12 mil años y algunos grafitis en latín.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.