POLÍTICA


 Las crónicas enfermedades armenias: vandalismo, urbicidio

Bakú, 31 de marzo, AZERTAC

"¿Qué significa asesinar la ciudad? Significa suprimir su poder, sofocar su esencia metafísica, su voluntad de vivir, su individualidad; (...) disipar la memoria, destruir su pasado junto con su presente. "

Arquitecto Bogdan Bogdanovich

El término "Urbicidio", que se utilizó por primera vez en los años 60, se traduce literalmente del latín como "violencia contra la ciudad".

Se generalizó su uso tras los sucesos ocurridos en la ciudad de Sarajevo (Bosnia y Herzegovina) a principios de la década de 1990, donde la guerra y el asedio de la ciudad durante cuatro años tuvieron consecuencias desastrosas.

"La destrucción de la ciudad es la destrucción de la memoria: junto con los monumentos, las casas, las bibliotecas, los hospitales, la ciudad pierde lo que todos estos objetos significaban para las personas que vivían aquí", escribió la investigadora Justina Selvelli en su trabajo dedicado al asedio de Leningrado en la Segunda Guerra Mundial y al asedio de Sarajevo durante la Guerra de Bosnia.

La historia de la humanidad fue testigo de varios casos tan desastrosos como estos dos.

Sin embargo, si el destino de las ciudades europeas destruidas es, en una u otra medida, conocido por el mundo, y la memoria de las víctimas de estas tragedias se conserva y se transmite a las generaciones futuras, los medios de comunicación internacionales no publicaron casi ninguna información sobre las ciudades de Azerbaiyán, destruidas durante la ocupación armenia de Karabaj, según reporta AZERTAC.

La primera guerra de Karabaj de principios de los años 90 entre Armenia y Azerbaiyán y la posterior ocupación de casi 30 años de Nagorno-Karabaj y regiones adyacentes de Azerbaiyán por parte de Armenia convirtieron en ruinas cientos de pueblos y ciudades de Azerbaiyán.

Varias ciudades fueron completamente destruidas y posteriormente desmanteladas hasta la última piedra como material de construcción.

En las fotografías presentadas se pueden ver algunos de los asentamientos destruidos por los armenios hasta los cimientos. Los invasores no dejaron ni los edificios residenciales, ni los monumentos arquitectónicos, ni los cementerios.

La mejor prueba de las consecuencias catastróficas de la ocupación armenia son las fotos que se presentan a su atención.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.