ECONOMÍA


"FCI" se asocia con “Azerpocht” para impulsar los servicios financieros electrónicos en Azerbaiyán

Bakú, 11 de junio, AZERTAC

"FCI", miembro del Grupo del Banco Mundial, se ha asociado con “Azerpocht”, el servicio postal nacional de Azerbaiyán, para impulsar los servicios financieros electrónicos en Azerbaiyán como parte de un esfuerzo por modernizar y ampliar el acceso de la población y el sector privado a los servicios financieros, especialmente en las zonas aisladas.

"FCI" colaborará con “Azerpocht” para ayudar a introducir una billetera electrónica, un servicio en línea que permite a los usuarios realizar transacciones electrónicas. “Azerpocht”, en paralelo con los servicios postales, ha puesto en marcha recientemente una oferta de servicios financieros bajo licencia bancaria limitada. La cooperación ayudará a “Azerpocht” a prestar servicios financieros seleccionados como agente de otras instituciones financieras y a educar a sus clientes en el uso de los servicios financieros digitales. La labor está dirigida por el Proyecto de Servicios Financieros Electrónicos y Digitales de "FCI", que se ejecuta en asociación con la Secretaría de Estado de Asuntos Económicos de Suiza SECO.

La iniciativa facilitará a los particulares y las pequeñas empresas, especialmente las de las zonas rurales que no tienen acceso a las sucursales bancarias, la realización de pagos y el acceso a los servicios bancarios básicos por vía electrónica, sin tener que acudir a los bancos. Se trata de una novedad importante para Azerbaiyán, donde sólo alrededor del 29% de las personas tienen una cuenta en una institución financiera. Esta cifra está muy por debajo de la media de Europa y Asia central, según el Financial Inclusion Data Global Findex del Banco Mundial.

Emin Afandiyev, director general de “Azerpocht”, dijo: "La cooperación con FCI ayudará a abrir nuevas oportunidades para “Azerpocht”. Como resultado de esta asociación, desempeñaremos un papel importante en la inclusión financiera de una gran parte de la población de Azerbaiyán que actualmente no está bancarizada".

"Los pagos electrónicos son a menudo vitales, especialmente en tiempos de pandemias, como la que estamos enfrentando ahora. Esta iniciativa forma parte de nuestra estrategia más amplia para ayudar a diversificar la economía de Azerbaiyán y estimular el crecimiento económico, en este caso mediante el apoyo a los servicios financieros electrónicos", dijo Jan van Bilsen, director regional de IFC para el Cáucaso Meridional.

La iniciativa facilitará a los particulares y las pequeñas empresas, especialmente las de las zonas rurales que no tienen acceso a las sucursales bancarias, la realización de pagos y el acceso a los servicios bancarios básicos por vía electrónica, sin tener que acudir a los bancos. Se trata de una novedad importante para Azerbaiyán, donde sólo alrededor del 29% de las personas tienen una cuenta en una institución financiera. Esta cifra está muy por debajo de la media de Europa y Asia central, según el Financial Inclusion Data Global Findex del Banco Mundial.

Emin Afandiyev, Director General de “Azerpocht”, dijo: "La cooperación con FCI ayudará a abrir nuevas oportunidades para “Azerpocht”. Como resultado de esta asociación, desempeñaremos un papel importante en la inclusión financiera de una gran parte de la población de Azerbaiyán que actualmente no está bancarizada".

"Los pagos electrónicos son a menudo vitales, especialmente en tiempos de pandemias, como la que estamos enfrentando ahora. Esta iniciativa forma parte de nuestra estrategia más amplia para ayudar a diversificar la economía de Azerbaiyán y estimular el crecimiento económico, en este caso mediante el apoyo a los servicios financieros electrónicos", dijo Jan van Bilsen, director regional de IFC para el Cáucaso Meridional.

Dado que los servicios financieros electrónicos y digitales son elementos importantes de los sistemas financieros modernos, el desarrollo de una billetera electrónica también puede contribuir a que el sistema bancario de Azerbaiyán sea más resistente y esté más abierto a las inversiones.

Azerbaiyán se convirtió en miembro de IFC en 1995. Desde entonces, IFC ha invertido alrededor de 473 millones de dólares en el país, incluidos 73 millones de dólares mediante la movilización. Esos fondos han financiado 56 proyectos en diversos sectores, incluidos los servicios financieros, la infraestructura y la industria manufacturera. Además, IFC ha apoyado alrededor de 100 millones de dólares en comercio a través de su programa de financiación del comercio y ha proporcionado 250 millones de dólares para el oleoducto Bakú-Tiflis-Ceyhan. IFC también ha puesto en marcha una serie de proyectos de asesoramiento destinados a fomentar el crecimiento del sector privado.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.