POLÍTICA


"The Wall Street Journal" publicó un artículo sobre la victoria de Azerbaiyán en la guerra de Karabaj

Washington, 30 de enero, AZERTAC

La edición estadounidense de "The Wall Street Journal" publicó un artículo titulado "La victoria de Azerbaiyán en la guerra de Nagorno-Karabaj fue más fácil que la reconciliación con Armenia", dedicado al conflicto armenio-azerbaiyano y a las consecuencias de la última guerra, en la que Azerbaiyán pudo recuperar el control de sus territorios.

Según informa AZERTAC, la autora Ann Simmons escribe que los miles de muertos y la preocupación por la situación de los prisioneros de guerra han obstaculizado los esfuerzos para establecer una paz duradera entre los dos países.

El pasado mes de octubre, Yusif Budagov, un joven francotirador del ejército azerbaiyano, señala Simmons, que participó en la guerra, fue asesinado dos semanas después de haber cumplido 23 años. Según su madre, Lyatifa Budagov, de momento hay pocas posibilidades de reconciliación con Armenia. "Es imposible", dice Budagova a la periodista. - Llegaron a nuestras tierras y nuestros hijos murieron por su culpa". El autor subraya que Nagorno-Karabaj es una parte de Azerbaiyán reconocida internacionalmente, pero que lleva casi tres décadas bajo el control de la etnia armenia.

El pasado otoño, las tropas azerbaiyanas reconquistaron la mayor parte del territorio. Un posterior alto el fuego mediado por Rusia en noviembre tenía como objetivo poner fin al conflicto de forma permanente y restablecer las relaciones. Sin embargo, la magnitud de las bajas en ambos bandos y la profunda enemistad hicieron que este objetivo fuera difícil de alcanzar.

Unos 2.855 soldados azerbaiyanos han muerto en las seis semanas de combates que comenzaron el 27 de septiembre, según el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán. Quedan 50 desaparecidos. Las autoridades armenias afirman que murieron más de 3.000 soldados del ejército armenio y que el número total de víctimas civiles fue de unos 150, según las cifras oficiales de Armenia y Azerbaiyán.

El artículo señalaba que muchos armenios ya han pedido al primer ministro Nikol Pashinián que dimita por haber aceptado el alto el fuego, condenándolo por un acto de capitulación. Los miembros de la diáspora armenia en Estados Unidos, Europa y otros países han pedido a Azerbaiyán que conceda igualdad de derechos y protección a los armenios que decidan regresar a las zonas que ahora están bajo control azerbaiyano, aunque la propia parte armenia ha evitado hablar de forma similar sobre el regreso de las poblaciones azerbaiyanas durante tres décadas.

Hikmat Hadjiyev, asistente del Presidente de Azerbaiyán y jefe del departamento de política exterior de la Administración Presidencial, declaró a Simmons en una entrevista que era difícil encontrar un terreno común, pero que ambas partes ya habían acordado trabajar juntas para reactivar la destrozada economía de la región de Nagorno-Karabaj de Azerbaiyán y reforzar los vínculos comerciales y ferroviarios, un componente importante para establecer la paz. "En cualquier operación militar, ganar una guerra es a veces mucho más fácil que ganar la paz", dijo Hadjiyev. Está previsto que los viceprimeros ministros de Azerbaiyán, Armenia y Rusia se reúnan el sábado en Moscú para mantener conversaciones.

Ali Hadjizada, politólogo de Bakú, dijo que sin la reconciliación entre azerbaiyanos y armenios de a pie será imposible una paz duradera. "Es un objetivo alcanzable, pero ahora mismo es imposible", dijo.

Azerbaiyán parece tener ventaja en el proceso de paz. Sus capacidades militares son muy superiores a las de Armenia. La devolución de los territorios ocupados por Armenia durante el colapso de la Unión Soviética ha sido durante mucho tiempo un objetivo de los líderes azerbaiyanos, y el entusiasmo por derrotar a Armenia es evidente en todo Azerbaiyán.

Tras la firma del armisticio, las celebraciones se extendieron por todo Azerbaiyán. En las salas de inmigración y de equipajes del aeropuerto internacional de Bakú, los carteles colocados en las paredes y encima de las cabinas de control de pasaportes dan la bienvenida a los pasajeros que llegan con las siguientes palabras: "Karabaj es nuestro". Karabaj es Azerbaiyán".

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.