POLÍTICA


Administración Presidencial de Azerbaiyán: La postura de Azerbaiyán ante las declaraciones hechas por Armenia

Bakú, 13 de febrero,AZERTAC

El jefe del Departamento de Política Exterior de la Administración Presidencial de Azerbaiyán, Hikmet Hadziyev, concedió una entrevista especial a AZERTAC.

Le presentamos esta entrevista.

- Aunque existe un reciente optimismo sobre la solución del conflicto armenio-azerbaiyano de Nagorno-Karabaj, las declaraciones hechas por Armenia a diferentes niveles oficiales demuestran que este país se opone a la paz. En su entrevista para Sputnik Armenia, el portavoz del primer ministro armenio, Vladimir Karapetyán, intervino con esta declaración. ¿Qué dirías sobre esto?

- Aunque Azerbaiyán ha tomado medidas constructivas junto con la comunidad internacional para la resolución del conflicto entre Armenia y Azerbaiyán en Nagorno-Karabaj por medio de negociaciones intensivas y fructíferas, las declaraciones realizadas por Armenia a distintos niveles oficiales no han contribuido en absoluto a avanzar en el proceso de negociación. Las aseveraciones de la participación del vocero del Primer Ministro de Armenia y de otros oficiales armenios en las conversaciones sobre la ocupación de los territorios invadidos de Azerbaiyán no son más que un intento de paralizar el proceso de negociación.

Es evidente que, oponiéndose a la proclamación de la paz, las declaraciones de Armenia sobre un "arreglo pacífico del conflicto" se ven solo como declarativas, y que el propósito principal de Armenia no es proporcionar una paz sostenible en la región, sino mantener el statu quo en base a la ocupación militar.

El portavoz del Primer Ministro armenio señala acertadamente una cosa que los armenios que viven en Nagorno-Karabaj son ciudadanos de Azerbaiyán. El hecho de que el diálogo y la comunicación de la República de Azerbaiyán con los ciudadanos de origen armenio que viven en Karabaj se obstaculizan por la política invasiva de la jefatura armenia testimonia una vez más de la presencia ilegal de las fuerzas armadas armenias en los territorios ocupados de Azerbaiyán. Pese a los llamamientos de la comunidad azerbaiyana de la región de Nagorno-Karabaj de Azerbaiyán, Armenia no permite entablar un diálogo de ese tipo entre las comunidades armenia y azerbaiyana de la región de Nagorno-Karabaj de Azerbaiyán y el debate sobre el fomento de la coexistencia pacífica. Por lo tanto, como paso inicial y más importante, las fuerzas armadas de Armenia deben retirarse de los territorios ocupados de Azerbaiyán de conformidad con los requisitos de las cuatro resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

En vez de hablar en contra de la paz y violar el proceso de negociación de manera retórica y agresiva, los dirigentes armenios deberían orientar a su pueblo hacia la paz y la buena vecindad.

-El nuevo gobierno de Armenia, pronunciando su discurso bajo el lema "revolución económica", presentó un nuevo programa relativo al desarrollo económico. Con el apoyo de la Unión Europea, se ha elaborado recientemente un informe sobre los dividendos económicos de la resolución de conflictos. ¿Será posible el desarrollo económico de Armenia mientras no se resuelva el conflicto?

El mundo económico tiene sus propias leyes, y no requiere eslóganes revolucionarios, sino un trabajo coherente y planificado, basado en una perspectiva de mediano y largo plazo. Mientras que el conflicto siga sin resolverse, el progreso económico de Armenia es una utopía.

Conocimos el mencionado informe, elaborado por encargo de la Unión Europea, y compartimos algunas de las tesis que se reflejan en él. En efecto, la República de Azerbaiyán siempre aseveró que la resolución del conflicto contribuirá a la cooperación regional y a la prosperidad, y que, en primer lugar, beneficiará a la población de Armenia. En otros términos, el pragmatismo económico es uno de los factores esenciales que puede influir en el proceso de resolución de conflictos.

La persistencia de la agresión militar, agotando al mismo tiempo los recursos políticos, económicos y demográficos de Armenia, también impide al país, que tiene un pequeño mercado interno, gozar de verdaderas oportunidades para la cooperación regional, la inversión y el desarrollo sostenible.

Quisiéramos creer que el nuevo liderazgo de Armenia no repetirá los errores de la junta criminal de Kocharyán-Sargsyán, emprenderá serias medidas para resolver el conflicto demostrando pragmatismo político y económico, acabará con las políticas agresivas y optará por la vía de la paz y la prosperidad en la región.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.