POLÍTICA


Agencia Anadolu: ¿Por qué la diáspora armenia está recurriendo a la agresión de nuevo?

Bakú, 7 de agosto, AZERTAC

La Agencia Anadolu de Turquía ha publicado un artículo titulado "¿Por qué la diáspora armenia está recurriendo a la agresión de nuevo?"

AZERTAC presenta el artículo:

"Las escaramuzas en Tovuz, en la frontera internacional entre Armenia y Azerbaiyán, dieron lugar a enfrentamientos entre los representantes de las diásporas de los dos Estados de ultramar. Las actitudes radicales y los ataques de los representantes de los armenios fueron particularmente notables. El primer ataque en gran escala tuvo lugar en Los Ángeles (Estados Unidos), también conocida como la capital de la diáspora armenia con 500.000 residentes armenios. Un gran grupo de armenios atacó e hirió a un grupo mucho más pequeño de azerbaiyanos en Los Ángeles el 21 de julio, ya que estos últimos se habían reunido para protestar pacíficamente por la reciente agresión armenia en la frontera con Azerbaiyán. Según el Departamento de Policía de Los Ángeles, los detectives están investigando las agresiones como un crimen de odio. Eric Garcetti, el alcalde de Los Ángeles, envió una carta al Cónsul General de Azerbaiyán en Los Ángeles, Nasimi Aghayev, y condenó las agresiones.

A este incidente siguieron varias provocaciones contra representantes de la diáspora azerbaiyana y las misiones diplomáticas en Polonia, los Países Bajos, Bélgica, Georgia, Ucrania y Rusia. El 30 de julio, el Primer Ministro armenio Nikol Pashinyan despidió a 13 empleados de la Oficina del Comisionado para Asuntos de la Diáspora. Según el portal de noticias pro-Pashinyan lragir.am, estos despidos se debieron a la última serie de asaltos en los EE.UU. y Europa.

Después de estos acontecimientos, los expertos comenzaron a discutir las razones detrás de lo que parece ser un renacimiento de la radicalización dentro de la diáspora armenia y los ataques resultantes. El debate gira en torno a tres razones en particular: en primer lugar, la ideología radical que sigue alimentando las percepciones de la juventud armenia; en segundo lugar, la destrucción de la imagen de Armenia como nación "victimizada"; y en tercer lugar, las relaciones del gobierno armenio con la diáspora.

La difusión de la ideología radical en la diáspora armenia pasó por tres etapas. El primer período comenzó a principios del siglo XX. Según documentos históricos, durante las reuniones celebradas en Ereván en septiembre y octubre de 1919, el partido político armenio Tashnak decidió asesinar a políticos, incluidos armenios de Turquía y Azerbaiyán, como propuso el armenio-estadounidense Shahan Natalie (nacido en el Imperio Otomano como Hagop der Hagopyan). Como resultado de esta reunión, se creó un equipo de asesinos, dirigido por Shahan Natalie, Armen Garo y Aron Sachaklian. La organización establecida para este propósito se llamó Némesis. La organización terrorista Némesis asesinó al primer ministro azerbaiyano Fetali Han Hoyski el 19 de junio de 1920 en Tbilisi. Más tarde, el ministro del Interior de Azerbaiyán, Behbud Khan Javanshir, fue asesinado el 18 de julio de 1921 en Estambul por el miembro de Némesis Misak Torlakian, que luego huyó a los Estados Unidos y vivió allí hasta el final de su vida.

El segundo período de propagación de la ideología radical en la diáspora armenia comenzó en 1975. En ese año, la diáspora estableció dos organizaciones: El Ejército Secreto Armenio para la Liberación de Armenia (ASALA) y los Comandos de Justicia del Genocidio Armenio (JCAG), que adoptaron el terrorismo contra los civiles como estrategia. Entre 1975 y 1983, las organizaciones terroristas armenias perpetraron 161 atentados con bombas, y 77 personas murieron como resultado de los ataques perpetrados por esas organizaciones, entre ellas 31 diplomáticos turcos. En ese momento, ASALA y JCAG fueron especificados como grupos terroristas por los Estados Unidos. Sin embargo, muchos intelectuales armenios siguieron celebrando las actividades de ASALA y JCAG en sus escritos y aclamaron a estos terroristas como héroes.

Además, las organizaciones de la diáspora armenia siguen idealizando estas dos organizaciones para la juventud armenia como un ejemplo. Por ejemplo, el 26 de julio de 2020 varias iglesias armenias organizaron ceremonias religiosas para conmemorar a los cinco "héroes" que dieron su vida por el pueblo armenio. El 27 de julio, un periódico de la diáspora armenia publicado en Los Ángeles recordó a los cinco "héroes" de Lisboa que atacaron la embajada turca en Lisboa en 1983. Estos supuestos héroes mataron a dos civiles, entre ellos la esposa de un diplomático turco y un oficial de policía portugués. Mediante esas conmemoraciones, se alienta a la juventud armenia a emular la ideología y las acciones de los terroristas.

El tercer período de renacimiento de la ideología radical en la diáspora armenia comenzó en 1988 durante la ocupación de los territorios de Azerbaiyán por Armenia. En 1987, los miembros de ASALA disolvieron su organización terrorista y llegaron a Armenia, donde fueron recibidos como héroes. A su regreso, los miembros de ASALA también participaron activamente en la ocupación de los territorios de Azerbaiyán actuando en connivencia con otras organizaciones terroristas. Los grupos terroristas armenios no sólo operaron en los territorios ocupados, sino que también atacaron autobuses, estaciones de metro y otros lugares civiles en Bakú y otras ciudades de Azerbaiyán, causando muchos muertos y heridos.

La segunda razón del renacimiento de la radicalización en la diáspora armenia de hoy tiene que ver con su influencia decreciente. Durante el período 1988-1994, cuando Armenia ocupó tierras azerbaiyanas, la diáspora armenia se esforzó por legitimar la ocupación ante la opinión pública internacional. El 19 y 20 de enero de 1990, por ejemplo, la Unión Soviética invadió Bakú y atacó a los manifestantes que pedían la resolución de ciertas cuestiones sociales y de derechos humanos. A través de la tergiversación de la diáspora armenia, algunos periódicos de Occidente trataron de formar un grupo de presión contra Azerbaiyán y retrataron los ataques soviéticos como una "supresión de los islamistas en Bakú". En 1992, en un momento en que Armenia seguía ocupando los territorios de Azerbaiyán y justo después del genocidio de Joyalí, el Congreso de los Estados Unidos, bajo la influencia de la diáspora armenia, aprobó la "Sección 907" contra Azerbaiyán. Irónicamente, la Sección 907 exigía que Azerbaiyán detuviera la "agresión" contra Armenia. Pocos meses después de la adopción de la Sección 907, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó cuatro resoluciones (822, 853, 874, 884) exigiendo que Armenia retirara sus fuerzas de los territorios ocupados de Azerbaiyán. Estos episodios de la historia ponen de relieve que durante el decenio de 1990 la diáspora armenia se hizo con el monopolio de la narración contra Azerbaiyán.

Sin embargo, después del decenio de 2000, la diáspora armenia comenzó a perder su influencia en este campo. La primera razón estaba relacionada con el creciente activismo de la propia diáspora de Azerbaiyán. La mayor institucionalización y movilización de la diáspora azerbaiyana contribuyó en gran medida a que se reconociera la masacre de Jodyalí como un genocidio cometido por Armenia por más de 10 países del mundo y casi 20 estados de los Estados Unidos. Es más, a pesar de los esfuerzos de la diáspora armenia por presentar a Azerbaiyán como un agresor, la comunidad internacional empezó a reconocer que las tierras azerbaiyanas están de hecho ocupadas por Armenia.

La tercera y última razón para el resurgimiento de la radicalización se relaciona con una política llevada a cabo por el gobierno armenio. Pashinyan, que desea conseguir el apoyo de la diáspora en la lucha de la política interna de Armenia, también quiere utilizar la diáspora como herramienta de política exterior y, por lo tanto, quiere complacer a la diáspora adoptando una política populista y nacionalista. Durante su primera visita a los Estados Unidos, Pashinyan fue a Los Ángeles y pronunció un discurso a la diáspora armenia de allí, en el que les agradeció su apoyo durante la "Revolución de Terciopelo". Posteriormente, Pashinyan también les pidió que apoyaran económicamente a su gobierno. Además, el Ministro de Defensa de Armenia, Davit Tonoyan, nombrado por Pashinyan, amenazó a Azerbaiyán, durante un discurso a la diáspora armenia en Nueva York, con ocupar nuevos territorios. Así pues, los discursos de los funcionarios del nuevo gobierno también están contribuyendo en gran medida al renacimiento de actitudes radicales entre la diáspora armenia.

El gobierno armenio apoya este resurgimiento de la radicalidad en la diáspora armenia, ya que ésta ya no puede desempeñar las funciones que le han sido asignadas mediante las actividades convencionales de cabildeo. También se ha hecho evidente en gran medida que la diáspora armenia tampoco puede ya legitimar la ocupación de los territorios de Azerbaiyán ni vender a Armenia como "víctima". En consecuencia, la diáspora, en su desesperación, ha empezado a adoptar métodos radicales para hacer oír su voz una vez más".

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.