CULTURA


Ahad Yagubov: científico que creó el primer "Atlas de los volcanes de lodo de Azerbaiyán"

Bakú, 19 de marzo, AZERTAC

Ahad Yagubov (1908-1979) fue un destacado científico-geólogo, gran figura pública, organizador de la ciencia, profesor, dos veces galardonado con el Premio Estatal de la URSS, Petrolero Honorario de la URSS.

El estudio exhaustivo de los volcanes de lodo en Azerbaiyán y el desarrollo de las cuestiones científicas y prácticas de los volcanes de lodo están asociados al nombre de Ahad Yagubov, que dedicó todos sus años de actividad científica al estudio de este fenómeno natural.

A. A. Yagubov nació el 1 de mayo de 1908 en Bakú. Mientras estudiaba en la Escuela Industrial desde los 19 años, empezó a trabajar en el campo petrolífero de Bibi Heybat. En 1932, siendo estudiante del Instituto Industrial de Azerbaiyán (más tarde AGNA) y trabajando como geólogo en la exploración de la zona de Lokbatan, situada al pie del volcán de lodo del mismo nombre, famoso por sus erupciones periódicas, el joven Yagubov evaluó inmediatamente la importancia de la exploración de esta estructura.

En 1933 publicó un artículo "Sobre la estructura geológica del yacimiento petrolífero "Lokbatan", en el que señalaba la importancia de estudiar este volcán de lodo para comprender adecuadamente la geología y el potencial petrolero de la zona.

Tras graduarse del instituto, A.A.Yagubov fue enviado a la rama de Azerbaiyán de la Academia de Ciencias de la URSS (AzFAS) como empleado y secretario científico del sector de geología. Al mismo tiempo, fue asistente y luego estudiante de posgrado en el departamento de "Geología del Petróleo" del Instituto Industrial. Ahad Yagubov seleccionó para sus investigaciones científicas una de las secciones más interesantes e inexploradas de la geología de la época: los volcanes de lodo de la península de Absheron.

En 1937, en la XVII sesión del Congreso Geológico Internacional (CIG) de Moscú, el joven científico presentó un informe sobre "Los volcanes de lodo de la península de Absherón y su relación con el petróleo y el gas", que despertó gran interés en el mundo científico.

Ese mismo año, A. A. Yagubov fue nombrado vicepresidente del Presidium de AzFAS. Cuatro años más tarde, en 1941, defendió en Moscú su tesis doctoral sobre "Los volcanes de lodo de la parte occidental de la península de Absherón y su relación con la capacidad petrolífera".

Cabe destacar que Yagubov fue el primer geólogo azerbaiyano en recibir el título científico de doctor en ciencias, y su trabajo fue apreciado con la concesión del Premio Estatal de la URSS de primer grado en 1942. Unos años más tarde, el científico publicó la valiosa monografía "Los volcanes de lodo de Azerbaiyán y su relación con los yacimientos petrolíferos".

La investigación del joven científico también fue muy elogiada más allá de las fronteras de Azerbaiyán. En la revista "Nature" de Londres se publicó un artículo "Dr. A. A. Yagubov" dedicado a su fructífera actividad científica y sus trabajos publicados.

Es notable que durante los años de la guerra, cuando la Academia de Ciencias de la URSS hizo un llamamiento a los científicos para que ayudaran en el frente, A. A. Yagubov fue uno de los primeros que respondió a este llamamiento y transfirió toda la suma de la prima estatal de 200 mil rublos para la construcción de la columna de tanques "Para la ciencia avanzada".

Durante más de 20 años, A. A. Yagubov dirigió primero la cátedra de "Geología de los yacimientos petrolíferos" y luego la de "Geología y exploración de los yacimientos de petróleo y gas" en el Instituto AzII - Instituto Industrial de Azerbaiyán que lleva el nombre de M. Azizbekov (posteriormente AGNA), donde se formaron los futuros cuadros de geólogos petroleros, incluidos los vulcanólogos.

Ahad Yagubov fue un excelente organizador de la ciencia. Persiguió sus ideas con energía y persistencia. En 1941-1942 trabajó como secretario del Comité Central del Partido Comunista de Azerbaiyán en la industria petrolera, miembro del Presidium de AzNTO. En 1944-1946 fue consejero de la Embajada de la URSS en Irán. En 1949-1952 fue jefe de "Azmorneft" y "Azmorneftegazrazvedka".

Durante estos años, Yagubov desarrolló una amplia gama de actividades destinadas a desarrollar zonas petrolíferas y gasísticas tanto en tierra como en el mar. En 1949. A. A. Yagubov fue galardonado por segunda vez con el Premio Estatal de la URSS por descubrir y desarrollar yacimientos petrolíferos en el Mar Caspio (junto con un grupo de especialistas de la Asociación "Azmorneft").

Cabe destacar que en 1940 el presidente de AS URSS V. Komarov, evaluando las actividades de AzFAS y en particular las actividades de A. A. Yagubov en la dirección de la rama, escribió: "Tras la muerte del presidente del Presidium de la rama de Azerbaiyán del vicepresidente de AS URSS académico I. M. Gubkin, A. A. Yagubov, de hecho, lleva a cabo el enorme trabajo del presidente de la sucursal y lo afronta con éxito. La rama de Azerbaiyán es una de las mejores en el trabajo científico y organizativo".

El académico A. A. Yagubov en sus publicaciones científicas fundamentó las cuestiones teóricas del vulcanismo, evaluó las perspectivas de la capacidad de carga de petróleo y gas de la zona costera del Mar Caspio. Son muy valiosas las conclusiones del científico de que la distribución de petróleo y gas en las estructuras a las que se adhieren los volcanes de lodo está sujeta a las mismas regularidades que en las estructuras no complicadas por los volcanes.

En 1966, el principal científico-volcanólogo estableció en Bakú el único laboratorio de volcanes de lodo de la antigua URSS. Cinco años después, A. A. Yagubov publicó "Atlas de los volcanes de lodo de Azerbaiyán" (junto con A. A. Alizade y M. M. Zeynalov), que resume el estudio de este fenómeno natural en Azerbaiyán por primera vez en la literatura geológica mundial.

En 1972, un pequeño laboratorio de vulcanismo de lodo, dirigido por un científico, se había convertido en un enorme sector con dos laboratorios y una expedición permanente. El Instituto de Geología, por iniciativa suya, se convirtió en la organización líder en el problema del vulcanismo de lodo.

En los años setenta del siglo pasado se inició una nueva etapa en el estudio de los volcanes de lodo. Los volcanes de lodo se estudiaron no sólo en Azerbaiyán, sino también en otras regiones: el suroeste de Turkmenistán, el este de Georgia, las penínsulas de Kerch y Taman, el noroeste de Kuban y la isla de Sajalín. Los resultados de este trabajo se reflejaron en el libro "El vulcanismo de lodo de la Unión Soviética y su relación con los yacimientos de petróleo y gas", publicado en 1980.

Estos años, de hecho, fueron el comienzo de una dirección científica totalmente nueva en el estudio de los volcanes de lodo, especialmente en lo que respecta a los estudios geoquímicos de los productos de sus erupciones. Por primera vez, el laboratorio geoquímico del Sector llevó a cabo estudios intencionados de la composición isotópica de los gases, la materia orgánica de las rocas sedimentarias - erupciones volcánicas, la composición de elementos traza de las brechas volcánicas de barro y su radiactividad.

En la década de 1980, se llevaron a cabo estudios del régimen de los volcanes de lodo, se estudiaron los gases que contienen mercurio y las aguas volcánicas de lodo. Por primera vez, también se empezó a trabajar en las características geoquímicas del barro volcánico con vistas a su aplicación en las instituciones médicas de la república.

También se plantean por primera vez las cuestiones de la modelización de los procesos volcánicos de lodo, y se lleva a cabo la modelización gráfica de los yacimientos de petróleo y gas complicados por los volcanes de lodo. En 1978 se publicó un mapa de volcanes de lodo en zonas petrolíferas y gasísticas de Azerbaiyán a escala 1:500000.

En 1974 Acad. A. A. Yagubov recibió la medalla de plata de la VDNH de la URSS y el Instituto de Geología con el diploma de primer grado.

El académico A. A. Yagubov prestó gran atención a la formación del personal científico. Fue supervisor de más de 40 tesis de candidatos y asesor científico de diez tesis doctorales. Entre sus alumnos había también muchos especialistas extranjeros de Afganistán, India y otros países. A. A. Yagubov fue autor de más de 200 obras científicas, entre ellas una veintena de libros y manuales.

Los sueños de un verdadero entusiasta de la ciencia, que dedicó toda su vida al estudio de los volcanes de lodo, fueron cumplidos por sus alumnos tras su muerte. A principios de la década de 1980, se prestó mucha atención al estudio de los volcanes de lodo marinos. En esos mismos años se desarrollaron métodos geoquímicos para buscar yacimientos de petróleo y gas sumergidos a gran profundidad, y se introdujo un método de búsqueda de volcanes de lodo submarinos extinguidos en las zonas de exploración del Caspio.

A pesar de su intensa labor científica, pedagógica y social, estaba a disposición de todos los que necesitaban su consejo y ayuda. Sus antiguos alumnos se acercaban constantemente a él y siempre se encontraban con una actitud cálida y amable.

Sus antiguos alumnos siempre se acercaban a él con una actitud cálida y acogedora. A. Yagubov le gustaba también la ejecución puntual de sus órdenes. Su actitud sabia y amable hacia las personas no excluía su crítica estricta pero justa.

Sin embargo, el científico creó todas las condiciones necesarias para un trabajo científico normal y fructífero. Además, anhelaba literalmente los volcanes de lodo. Ya de viejo viajó a los volcanes después de los paroxismos para inspeccionar los resultados de las erupciones junto con el equipo del Sector de Volcanismo de Barro.

Las actividades científicas y organizativas del académico Ahad Alakbar oghlu Yagubov son ejemplos excepcionales de la persecución constante de su objetivo y del cumplimiento muy hábil de su tarea.

AZERTAC español

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.