SOCIEDAD


Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y la Media Luna Roja de Azerbaiyán prestan ayuda humanitaria a las personas afectadas por la guerra

Bakú, 18 de febrero, AZERTAC

La Sociedad de la Media Luna Roja de Azerbaiyán comenzó a distribuir suministros de socorro proporcionados por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados a las víctimas del conflicto de Karabaj.

Según la oficina de representación de la ONU en Azerbaiyán, hasta el día de hoy la UNHRC ha distribuido 30 mil mantas, 10 mil metros cuadrados de tiendas de plástico, 4 mil juegos de cocina, 443 juegos de artículos de higiene, 12 mil almohadas y 2.554 colchones a unas 2.400 familias, es decir, a más de 10 mil personas afectadas por el conflicto en el mercado local.

"La Sociedad de la Media Luna Roja de Azerbaiyán, de acuerdo con su mandato y misión, participa activamente en el suministro de ayuda humanitaria de emergencia a la población afectada. Apreciamos mucho la ampliación de nuestra colaboración con el ACNUR durante el último período para distribuir los artículos necesarios a la población afectada por el conflicto en algunas ciudades y distritos", añadió el secretario general de la Media Luna Roja de Azerbaiyán, Ceyhun Mirzayev.

Además de la Sociedad de la Media Luna Roja de Azerbaiyán, que se encarga de distribuir los artículos necesarios, las autoridades ejecutivas de los distritos de Agdam y Agjabedi también han recibido ayuda humanitaria directamente del ACNUR, consistente en algunos artículos de primera necesidad, como 3.108 mantas, 8.000 metros cuadrados de tiendas de plástico, 443 juegos de cocina, 443 artículos de higiene personal, 1.554 colchones y 3.108 almohadas que se distribuyeron a las familias más necesitadas durante estos fríos meses de invierno.

En el distrito de Tartar, afectado por el conflicto, 400 familias recibieron juegos de cocina, mantas, colchones y almohadas. También se distribuyeron artículos de primera necesidad a las familias alojadas temporalmente en el edificio de una escuela en el pueblo de Shikharkh, en las afueras de Tartar.

El hombre, de 40 años, que ha tenido que ser reubicado varias veces, expresó su gratitud a todos los que proporcionaron la ayuda que su familia necesitaba, especialmente en el frío invierno. "Si no hubiera habido ayuda de vecinos, familiares, autoridades ejecutivas locales y organizaciones humanitarias, es poco probable que hubiéramos sobrevivido. Porque hemos perdido todos los objetos de la casa. Estamos muy agradecidos por cualquier ayuda en este momento tan difícil para nosotros".

"Como Agencia de la ONU para los Refugiados, llevamos trabajando desde 1990 para apoyar a las personas que han sido expulsadas de la región. De acuerdo con nuestro compromiso, estamos dispuestos a ayudar a las poblaciones afectadas por el conflicto, incluidos los desplazados internos que regresan, en estrecha coordinación con las autoridades nacionales y todas las entidades pertinentes", declaró Guido Ambroso, Representante del ACNUR en Azerbaiyán. "En línea con la declaración trilateral firmada por Azerbaiyán, Rusia y Armenia el 9 de noviembre de 2020, seguiremos llevando a cabo actividades coordinadas con las autoridades en la autoridad para discutir el papel del ACNUR en el retorno de las personas exiliadas de sus tierras."

Para ayudar a los exiliados de Azerbaiyán, que se encuentran en una situación muy difícil, el ACNUR sigue adquiriendo artículos de primera necesidad. Otra donación del ACNUR está siendo entregada a Azerbaiyán. La ayuda humanitaria incluye 300 tiendas familiares ignífugas, 9 mil tiendas de plástico reforzado, unos 5 mil juegos de cocina para hornear pan, 24 mil 600 mantas y 11 mil lámparas solares. El coste de todos estos elementos, sin contar los gastos de transporte, es de unos 664.000 dólares.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.