SOCIEDAD


Azerbaiyán condena enérgicamente el terror ambiental de los armenios en Kalbadjar

Bakú, 16 de noviembre, AZERTAC

Un alto funcionario de ecología ha dicho que Azerbaiyán condena enérgicamente los actos de terror ambiental que están cometiendo los armenios en el territorio del distrito de Kalbadjar.

"El Ministerio de Ecología y Recursos Naturales, las ONG que trabajan en la esfera de la protección de la naturaleza y, en general, el público azerbaiyano condenan enérgicamente los actos de terror ambiental cometidos por los armenios en el territorio del distrito de Kalbadjar", declaró el viceministro de Ecología y Recursos Naturales, Vugar Karimov.

Los graves delitos ambientales

Describió como graves delitos ambientales la destrucción de la flora y la fauna de Azerbaiyán por parte de Armenia, especialmente la tala de plátanos de más de 2.000 años de edad en Djabrayil, Zanguilán, Gubadlí y otros territorios azerbaiyanos liberados de la ocupación armenia, la quema del bosque de Topjana en torno a la ciudad de Shushá con el fósforo blanco prohibido, y ahora también la tala de árboles, los ataques incendiarios a los bosques y el daño intencional al medio ambiente en Kalbadjar.

"Volvimos a ser testigos de esta barbarie en las fotos y vídeos que se difundieron en los medios de comunicación ayer [15 de noviembre]. Los crímenes ambientales cometidos por Armenia durante muchos años también se evidencian en las imágenes del satélite Azercosmos. Además, el genocidio contra la naturaleza, la biodiversidad de la región cometido por Armenia se ha visto reflejado en los resultados preliminares de la vigilancia llevada a cabo por los empleados del Ministerio de Ecología", destacó.

Los organismos internacionales informaron

El viceministro recaló que los datos disponibles se habían presentado a las secretarías de las convenciones internacionales pertinentes. Se invitará a Azerbaiyán a los equipos internacionales de observación y evaluación para que registren estos hechos y evalúen los daños.

También enfatizó que ya se está trabajando para restablecer el equilibrio ecológico en los territorios liberados de la ocupación armenia.

Desde el 11 de noviembre se han plantado en esos territorios plantones de diversos tipos de árboles y se están adoptando medidas para restablecer la cubierta forestal y la vegetación. Este trabajo continuará con mayor intensidad aún, añadió Karimov.

Para recapitular, no se ha observado hasta ahora ningún organismo internacional que reaccione a la mencionada.

En una conferencia de prensa celebrada en Bakú el 15 de noviembre, el asistente del presidente azerbaiyano Hikmat Hadjiyev afirmó que "los armenios están abandonando los territorios azerbaiyanos al dañar el medio ambiente".

El 11 de noviembre, el presidente Ilham Aliyev puntualizó que Azerbaiyán iba a llevar a Armenia ante un tribunal internacional por los daños morales y materiales que había infligido.

Se prolongó el plazo de retirada de los armenios del distrito de Kalbadjar

En virtud de una declaración trilateral firmada por el presidente de Azerbaiyán Ilham Aliyev, el presidente ruso Vladímir Putin y el primer ministro armenio Nikol Pashinián el 10 de noviembre, las fuerzas armadas armenias debían retirarse completamente de Kalbadjar el 15 de noviembre. Sin embargo, Azerbaiyán prorrogó el plazo hasta el 25 de noviembre después de que Ereván transmitiera su solicitud pertinente a Bakú por conducto de Moscú.

La declaración prevé la desocupación de los distritos de Aghdam y Lachin de Azerbaiyán para el 1 de diciembre, así como el regreso de los desplazados internos azerbaiyanos a Karabaj y a siete distritos adyacentes de Azerbaiyán bajo el control del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Kalbajar fue uno de los siete distritos azerbaiyanos alrededor de Karabaj que fueron ocupados por las fuerzas armadas armenias.

El acuerdo de paz de noviembre puso fin al conflicto de 30 años de duración entre Bakú y Ereván por la región azerbaiyana de Karabaj que, junto con los siete distritos adyacentes, quedó bajo la ocupación de las fuerzas armadas armenias en la guerra de principios del decenio de 1990. Durante casi tres decenios, Armenia no aplicó las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (822, 853, 874 y 884) que exigían la retirada de sus tropas, lo que constituyó el principal obstáculo para la resolución del conflicto. El Grupo de Minsk de la OSCE, copresidido por los Estados Unidos, Rusia y Francia, había estado mediando en el conflicto armenio-azerbaiyano desde la firma del volátil acuerdo de alto el fuego en 1994. Los esfuerzos del Grupo de Minsk no dieron lugar a ningún progreso, ya que Armenia se negó a acatar las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

En virtud del acuerdo, se han desplegado en la región fuerzas rusas de mantenimiento de la paz para patrullar las líneas del frente. Turquía también participa en el proceso de mantenimiento de la paz. Rusia y Turquía firmaron un acuerdo sobre la creación de un centro conjunto ruso-turco de vigilancia del alto el fuego.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.