POLÍTICA


Cancillería: “Armenia no cumple sus obligaciones internacionales sobre el destino de los desaparecidos desde hace más de 25 años”

Bakú, 31 de agosto, AZERTAC

Armenia lleva más de 25 años sin cumplir sus obligaciones internacionales en relación con el destino de los desaparecidos.

Así lo afirma un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán, informa AZERTAC citando el servicio de prensa del Ministerio.

El comunicado señalaba: "El 30 de agosto es el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas (Personas Desaparecidas). Las personas desaparecidas son un problema al que se enfrenta Azerbaiyán desde hace unos 30 años. 3.890 personas (3.171 militares y 719 civiles) de Azerbaiyán siguen desaparecidas como consecuencia de la agresión armenia. La toma de rehenes, el secuestro y el asesinato de rehenes se han practicado en Armenia desde principios de la década de 1990. A pesar de la prohibición explícita de la toma de rehenes según el derecho internacional humanitario, 267 civiles azerbaiyanos (entre ellos 29 niños, 98 mujeres y 112 ancianos) aún no han sido liberados por Armenia. Además, 1102 azerbaiyanos (incluidos 224 niños, 357 mujeres y 225 ancianos) han sido liberados del cautiverio armenio. Como resultado de la guerra del año pasado, 7 militares azerbaiyanos siguen desaparecidos.

El Ministerio de Asuntos Exteriores informó de que, con estas acciones ilegales, Armenia violó gravemente las disposiciones pertinentes de los Convenios de Ginebra de 1949 y su primer Protocolo Adicional sobre el trato a los prisioneros de guerra y a las personas civiles en tiempo de guerra.

"Además de las disposiciones pertinentes del derecho internacional humanitario, las cuestiones de las personas desaparecidas se abordan en el contexto de los derechos humanos protegidos internacionalmente, en particular el derecho a la protección contra la detención arbitraria, el derecho a un juicio justo con todas las garantías judiciales, la prohibición de la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, la prohibición de las desapariciones forzadas, los derechos de las personas privadas de libertad, etc. El destino de los desaparecidos entre la población azerbaiyana es muy preocupante, dadas las atrocidades cometidas por las fuerzas armadas armenias durante el conflicto. Junto con otras violaciones del derecho internacional humanitario, la detención ilegal, la tortura y la humillación de rehenes y prisioneros forman parte de un sistema sistemático de castigo y discriminación contra los azerbaiyanos.

La Comisión Estatal de Prisioneros de Guerra constató que, en contra del derecho internacional humanitario, los rehenes azerbaiyanos eran retenidos en condiciones insoportables junto con los prisioneros y eran trasladados de un centro de detención a otro tanto en los antiguos territorios ocupados de Azerbaiyán como en Armenia. En la década de 1990, las fuerzas armadas armenias llevaron a cabo exterminios masivos de prisioneros y rehenes azerbaiyanos. Muchos rehenes, entre los que se encontraban niños, mujeres y ancianos, fueron brutalmente asesinados y algunos murieron posteriormente a causa de las torturas, las condiciones insoportables y las enfermedades. Como los restos de los muertos no han sido entregados a Azerbaiyán, siguen considerándose desaparecidos.

A pesar de los reiterados llamamientos de la Comisión Estatal, sólo se obtuvo información sobre 54 cautivos y rehenes azerbaiyanos, entre ellos seis mujeres registradas en el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) hace sólo unos años y visitadas por representantes del CICR en diferentes ocasiones.

Durante más de 25 años, Armenia ha incumplido sus obligaciones internacionales de investigar eficazmente el destino de las personas desaparecidas. Por el contrario, Armenia niega la responsabilidad de su agresión y el mucho sufrimiento que ha causado, glorificando a los criminales de guerra y a los terroristas e incitando al odio y a la azerbaiyanofobia. En Azerbaiyán se han iniciado procedimientos judiciales para llevar ante la justicia y castigar a los autores de estos atroces crímenes. La responsabilidad y la indemnización no sólo sirven para salvaguardar los derechos e intereses de las víctimas, sino que también son un medio eficaz para prevenir este tipo de incidentes y una condición importante para la paz", subrayó el ministerio en un comunicado.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.