HISTORIA SANGRIENTA


Cancillería de Azerbaiyán emite una declaración con motivo del 30º aniversario del genocidio de Joyalí

Bakú, 26 de febrero, AZERTAC

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán ha emitido una declaración sobre el 30º aniversario del genocidio de Joyalí.

AZERTAC presenta la declaración:

"El 26 de febrero de 2022 se cumple el 30º aniversario del genocidio de Joyalí cometido por las fuerzas armadas de Armenia durante la agresión armenia contra Azerbaiyán.

Uno de los crímenes más graves cometidos contra la población civil durante las décadas de agresión armenia contra Azerbaiyán, y la página más trágica de la Primera Guerra de Karabaj, fue la destrucción de la ciudad de Joyalí y el genocidio de sus habitantes. Antes del conflicto, Joyalí, situada en la región de Karabaj de Azerbaiyán, era el hogar de más de 7 mil personas: hombres, mujeres, niños y familias.

A partir de octubre de 1991, la ciudad fue rodeada por las fuerzas armadas de Armenia. De la noche a la mañana, el 25 de febrero de 1992, tras un bombardeo masivo de artillería sobre Joyalí, las fuerzas armadas de Armenia, con la ayuda del antiguo regimiento de guardias de infantería nº 366 de la URSS, del que los armenios constituían la mayoría, tomaron por la fuerza el control de Joyalí. Los invasores destruyeron la ciudad y, con especial brutalidad, llevaron la violencia a su pacífica población.

5.379 habitantes de la ciudad fueron expulsados por la fuerza. 613 personas, entre ellas 63 niños, 106 mujeres y 70 ancianos, fueron brutalmente asesinadas. 1.275 fueron capturados y tomados como rehenes y fueron torturados, y 487 resultaron heridos. El destino de 150 de los capturados, entre ellos 68 mujeres y 26 niños, sigue siendo desconocido hasta hoy. Las acciones de las fuerzas armadas de Armenia destrozaron familias. Ocho familias se quedaron sin supervivientes. 130 niños perdieron a uno de sus progenitores, y otros 25 se quedaron sin ninguno de ellos.

La matanza indiscriminada de civiles en Joyalí fue el resultado de una política de odio étnico y discriminación racial contra los azerbaiyanos a nivel estatal en Armenia. Condujo al asesinato de personas inocentes basándose simplemente en su etnia. Los crímenes cometidos en Joyalí formaban parte de la política de violencia sistemática de Armenia contra los azerbaiyanos.

La masacre de Joyalí y otros crímenes cometidos por Armenia en el curso de su agresión contra la República de Azerbaiyán, incluidos los crímenes de guerra, los crímenes contra la humanidad y el genocidio, constituyen graves violaciones del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos. Entre ellas se encuentran las violaciones de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio; la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes; la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial y otras.

Hasta ahora, los órganos legislativos nacionales de 17 países, así como 24 Estados de EE.UU., la Organización para la Cooperación Islámica y la Organización de Estados Turcos han adoptado varias resoluciones y decisiones que condenan la masacre de civiles en Joyalí y la califican de crimen contra la humanidad y acto de genocidio.

En su sentencia de 22 de abril de 2010, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos llegó a una importante conclusión con respecto a los crímenes cometidos en Joyalí, denunciando el comportamiento de quienes llevaron a cabo las atrocidades como "actos de especial gravedad que pueden equivaler a crímenes de guerra o a crímenes contra la humanidad".

De acuerdo con el derecho internacional, los Estados tienen la responsabilidad de investigar atrocidades como las cometidas por las fuerzas armenias en Joyalí y procesar a sus autores. Sin embargo, hasta la fecha ninguno de los responsables de los crímenes cometidos en Joyalí ha sido procesado por Armenia.

En una reveladora admisión de culpabilidad, el entonces ministro de Defensa y ex presidente de Armenia, Serzh Sargsián, fue citado por el periodista británico Thomas de Waal, diciendo: "antes de Joyalí, los azerbaiyanos pensaban que ... los armenios eran personas que no podían levantar la mano contra la población civil. Fuimos capaces de romper ese [estereotipo]" (Thomas de Waal, Black Garden: Armenia y Azerbaiyán a través de la paz y la guerra (Nueva York y Londres, New York University Press, 2003), p. 172).

Los ataques deliberados contra la población civil azerbaiyana continuaron durante las operaciones militares llevadas a cabo por Armenia del 27 de septiembre al 10 de noviembre de 2020. Dirigiéndose deliberadamente a la población civil y a las infraestructuras civiles de ciudades azerbaiyanas como Ganja, Barda, Tartar, situadas a una distancia considerable de la zona de guerra, Armenia recurrió a las mismas tácticas de terror que en 1992. Esta vez, con el uso de modernos tipos de vehículos blindados, lanzacohetes y municiones de racimo, Armenia volvió a atacar y matar ilegalmente a civiles azerbaiyanos pacíficos.

La República de Azerbaiyán cree que las continuas medidas adoptadas a nivel nacional, así como en el marco del derecho internacional vigente, servirán para poner fin a la impunidad y llevar ante la justicia a los responsables de los graves crímenes cometidos durante la agresión de Armenia contra Azerbaiyán.

Aprovechamos esta oportunidad para recordar a las víctimas de la masacre de Joyalí y consagrar su sacrificio a nuestra memoria nacional colectiva. Que descansen en paz".

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.