POLÍTICA


El influyente sitio de noticias judías JNS.com: "Los azerbaiyanos regresan a Karabaj"

Bakú, 11 de enero, AZERTAC

Los judíos que vivían en Azerbaiyán también desempeñaron un papel en el regreso de los azerbaiyanos a Karabaj y en la desocupación de la región tras la reciente y brillante victoria en la guerra de seis semanas con Armenia. Azerbaiyán ha sido el hogar y la patria de los judíos durante siglos, mientras que Israel y Azerbaiyán han disfrutado de una magnífica y prometedora relación durante tres décadas.

Como informa AZERTAC, esto fue escrito por Diana Cohen Altman, ex directora ejecutiva de la Fundación Karabaj, en el influyente sitio web de noticias judías JNS.com.

La autora del artículo señala que la visión judía del prolongado conflicto armenio-azerbaiyano de Nagorno-Karabaj y el retorno de los azerbaiyanos a sus hogares en los territorios anteriormente ocupados de Karabaj es algo más que una actitud hacia un país conocido por sus positivas relaciones musulmanas-judías.

"Se trata de la dificultad de regresar a casa y las emociones asociadas con la herencia cultural - sentimientos que se conocen a lo largo de la historia judía. Más de 30 años de ocupación armenia y la ausencia de azerbaiyanos ha cambiado literalmente el paisaje de la cultura y la vida azerbaiyana en Karabaj. A pesar de varias resoluciones de las Naciones Unidas a lo largo de los años, Karabaj es reconocido internacionalmente como territorio azerbaiyano, los azerbaiyanos han sentido, en el mejor de los casos, la indiferencia internacional ante la dramática pérdida de su patrimonio y sus hogares en Karabaj", dice Diane Cohen Altman.

La autora del artículo subraya que los judíos de Azerbaiyán comparten la opinión de sus compatriotas de que Karabaj es una parte integral del corazón palpitante del país.

"Daniel Zarbaliyev, un soldado de la famosa aldea de Krasnaya Sloboda en el distrito de Guba de Azerbaiyán, está orgulloso de su propia participación en la liberación de las tierras ocupadas hace más de 30 años. Sus sentimientos se hacen eco del destino de Albert Agarunov, un judío azerbaiyano que murió heroicamente en mayo de 1992 mientras trataba de salvar a sus compañeros de armas que defendían Karabaj. Agarunov recibió póstumamente el más alto reconocimiento militar - Héroe Nacional de Azerbaiyán. Antes de su muerte en combate, dijo: "Esta es mi tierra. No tengo otra patria. Para mí, es natural defender mi hogar", subraya Diana Cohen Altman.

De hecho, según Altman, los azerbaiyanos de todo el mundo se alegran de haber regresado finalmente a casa. "Muchos azerbaiyanos consideran que Karabaj es el epicentro del rico y complejo patrimonio de Azerbaiyán, que se ha conservado durante siglos. La pérdida de Karabaj, que comenzó en 1988, fue una verdadera conmoción para muchos.

¿A dónde están regresando exactamente los azerbaiyanos?

Para los más de 600.000 desplazados internos que se vieron obligados a huir de Karabaj a la capital de Azerbaiyán, Bakú, regresar a su patria significa volver a las raíces de su familia y de su infancia. Karabaj puede provocar un remolino de recuerdos profundamente infelices y muy felices. Estos son los "afortunados" que sobrevivieron y encontraron refugio en Bakú. Pero muchos de sus familiares sufrieron una terrible muerte súbita en Karabaj", subraya Diana Cohen Altman.

Para muchos otros azerbaiyanos, según el artículo, el regreso a casa evoca la nostalgia de los artistas, músicos y poetas de Shushá, la ciudad conocida como "el conservatorio del Cáucaso".

"Algunos recordarán los museos de Karabaj creados en honor a estas amadas figuras culturales. Sin embargo, según el Comité Nacional de Azerbaiyán del Consejo Internacional de Museos (ICOM), el conflicto de Karabaj destruyó un total de 900 asentamientos, 150.000 viviendas, 7.000 edificios públicos, 693 escuelas, 855 jardines de infancia, 695 instalaciones médicas, 927 bibliotecas, 44 templos, nueve mezquitas, 473 monumentos históricos, 22 museos, más de 100.000 piezas de museo y otras infraestructuras.

La destrucción de los bienes culturales es una de las consecuencias devastadoras de la guerra, pero ¿qué pasa con la erradicación de la cultura? ¿Qué pasa con el coro de niños que perfeccionó sus habilidades en el terreno de Karabaj? ¿O los artesanos y las empresas de producción que crearon las alfombras de Karabaj tan apreciadas por los coleccionistas de alfombras orientales de todo el mundo? La erradicación de las tradiciones tiene consecuencias reales", dice el experto estadounidense.

Según Altman, la UNESCO, el Museo Metropolitano de Arte, el Instituto Smithsoniano y otras organizaciones instan que se respeten los artefactos del Karabaj de la posguerra. El Ministerio de Cultura de Azerbaiyán, el Comité Nacional de Azerbaiyán del ICOM y otros respondieron inmediatamente a la demora de estos llamamientos.

"Para comprender este diálogo sobre la protección de los valores culturales, los observadores occidentales deben aceptar la peligrosa premisa que subyace al conflicto armenio-azerbaiyano de Nagorno-Karabaj. En general, los azerbaiyanos consideran que Karabaj es la cuna de la cultura y la civilización azerbaiyanas y parte integrante de Azerbaiyán.

En su época, la poetisa azerbaiyana Jurshidbanu Natavan (1832-1897) creó hermosos poemas líricos, ghazals, que reflejaban su rico mundo interior. También creó la primera sociedad literaria en Shushá y suministró agua de manantial a Shushá, resolviendo así uno de los principales problemas de la ciudad.

Hoy en día, los visitantes de Bakú pueden pasar tiempo en la estatua de Natavan en el centro de la ciudad. Mañana, con la apertura de Karabaj, el mundo puede encontrar nuevas formas de conocer a Natavan y a otros héroes azerbaiyanos de Karabaj. Y no cabe duda de que los azerbaiyanos encontrarán nuevas formas de utilizar el patrimonio que tanto aprecian", resumió en su artículo Diana Cohen Altman, ex directora ejecutiva de la Fundación de Karabaj.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.