NOTICIAS OFICIALES


El presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev se dirigió a la nación

-Queridos compatriotas,

Ya el año 2020 ha quedado en la historia. 2020 seguirá siendo el año de nuestra gloriosa Victoria. Azerbaiyán derrotó a Armenia en 44 días y liberó sus tierras nativas de la ocupación. Esta victoria vivirá para siempre en la memoria del pueblo azerbaiyano. Esta es una victoria histórica. Hemos restaurado la justicia histórica.

Como saben, las negociaciones dentro del Grupo de Minsk se llevan a cabo durante casi 30 años. Pero las conversaciones no dieron ningún resultado. De hecho, Armenia simplemente quería prolongar las conversaciones. El proceso de imitación de las conversaciones estaba en marcha. Cuando fui elegido presidente de Azerbaiyán por primera vez en 2003, dije que mi principal tarea como presidente era liberar nuestras tierras de la ocupación.

En los primeros años de mi presidencia, había algunas esperanzas de que este problema pudiera resolverse pacíficamente. Pensé que las normas y principios del derecho internacional crean una buena base, supe que la justicia histórica está de nuestro lado. Al mismo tiempo, las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU proporcionaron una base legal para resolver el problema. Pero a lo largo de los años, vi que nuestras esperanzas estaban disminuyendo, y la razón fueron las actividades, políticas y pasos de Armenia. A lo largo de los años, quedó claro que Armenia no quería resolver este problema. Armenia simplemente quiere mantener nuestras tierras bajo ocupación para siempre y, al participar en las conversaciones, simplemente crea la impresión de que el proceso de negociación está en marcha y que también participan mediadores internacionales. Con el paso de los años, nuestras esperanzas se desvanecieron. Y siempre he dicho, y en casi todos los eventos internacionales de los últimos 17 años, que la solución de este problema es una prioridad para nosotros. Dije que Azerbaiyán nunca se reconciliaría con la ocupación. Dije que Azerbaiyán nunca permitirá la creación de un segundo estado armenio en las tierras históricas y antiguas de Azerbaiyán. Dije que nunca daríamos la independencia a la llamada "República de Nagorno-Karabaj". Nunca habrá votación. Dije todo esto y esta posición se hizo cada vez más fuerte. Al mismo tiempo, vi claramente que si no somos fuertes, si no tenemos el poder, no podemos resolver este problema. ¿Por qué perdimos nuestras tierras en la primera guerra de Karabaj? Porque el liderazgo de Azerbaiyán en ese momento no pudo cumplir con sus deberes. La ocupación de Shushá, Lachín en 1992 y Kalbadjar en abril de 1993 estableció virtualmente un vínculo geográfico entre Nagorno-Karabaj y Armenia, y la posterior ocupación de otras tierras fue inevitable. Nuestro ejército fue casi destruido, no se creó ningún ejército regular, nuestros valientes y heroicos hijos simplemente murieron luchando como héroes, nuestras tierras se perdieron. No teníamos poder. Por lo tanto, el factor de potencia pasó a primer plano. En el mundo cambiante de hoy, el factor de potencia ha pasado a primer plano casi oficialmente. Lo predije hace 10 años, por lo que se movilizaron todas las oportunidades para ganar fuerza. El poder es la economía. Si la economía no es fuerte, no puede haber poder militar ni poder político. Tuvimos que crear y hemos creado la independencia económica. Desde hace varios años, Azerbaiyán ha sido un país económicamente completamente independiente, que no depende de nadie, no depende de ningún país, no depende de ninguna institución financiera internacional.

La independencia económica ha fortalecido nuestra independencia política, se ha aplicado una política más valiente, se ha aplicado una política independiente. Es una política que sirve únicamente a los intereses del pueblo azerbaiyano. Hoy en día, no hay muchos países en el mundo, en el mapa mundial, en el verdadero sentido de la palabra, que persigan políticas independientes. Azerbaiyán es uno de ellos, y la Guerra Patria lo demostró una vez más. A pesar de todos los desafíos y presiones, pudimos lograr lo que queríamos. Expulsamos al enemigo de nuestras tierras, resolvimos este problema militarmente y luego fortalecimos nuestra victoria políticamente.

Por supuesto, se debe seguir la política adecuada para ganar fuerza. La principal tarea de mi actividad durante los últimos 17 años ha sido fortalecer nuestro país, fortalecer nuestra posición en el ámbito internacional y hacer que los procesos en el país vayan en una dirección positiva. Ninguna presión, ninguna amenaza podría detenerme en este camino. Porque tenía un objetivo: construir un Azerbaiyán fuerte, ¡liberar nuestras tierras de la ocupación!

Hemos implementado proyectos a gran escala a lo largo de los años. Estos proyectos nos han permitido estar a la vanguardia del desarrollo económico del mundo. Durante los últimos 17 años, Azerbaiyán ocupó el primer lugar en el mundo en términos de ritmo de desarrollo económico. Al mismo tiempo, tuvimos que debilitar a Armenia con nuestra política y no lo ocultamos. No digo esto solo hoy, dije hace 10 años, mientras nuestras tierras estén bajo ocupación, privaremos a Armenia de todos los proyectos, de todas las iniciativas regionales, la aislaremos y lo hicimos. Ahora mire los mapas de energía, transporte, comunicaciones de Eurasia, todas esas carreteras que conectan los países, los proyectos que traen grandes beneficios a los países han pasado por alto a Armenia. ¿Quién lo hizo? Nosotros, a pesar de las presiones.

Una vez dije, y quiero repetirlo, que incluso se hicieron acusaciones infundadas contra nosotros en relación con la construcción del oleoducto Bakú-Ceyhan. Es como si estuviéramos contaminando la naturaleza aquí, dañando el equilibrio ecológico. ¿Por qué? Porque detener este proyecto o implementar este proyecto desde el territorio de Armenia. En ese caso, nuestras manos estarían atadas, todo nuestro petróleo y luego las exportaciones de gas estarían en manos de Armenia. ¿Puedo estar de acuerdo con eso? ¡Por supuesto no! Por eso estaba bajo presión.No cumplí los deseos de algunos países. Porque estos deseos estaban en contra de nuestros intereses nacionales, y la guerra de 44 días demostró quién es quién y quién es su amigo. El pueblo azerbaiyano lo ve y lo sabe bien. Lo sé desde hace mucho tiempo. Por lo tanto, estaba listo para todas las calumnias, todas las presiones, todas las amenazas. Tenía un objetivo: crear un estado fuerte, liberar nuestras tierras de la ocupación, ¡restaurar la justicia!

Usamos varias formas para debilitar a Armenia, y todas estas formas fueron presentadas al público. No hicimos nada en ningún formato secreto. Dije que aislaríamos, lo hicimos, los oleoductos, los gasoductos, las carreteras de transporte eludieron a Armenia, las líneas de telecomunicaciones eludieron a Armenia, los proyectos de energía eludieron a Armenia. Armenia se vio privada de posibles ingresos.

Por otro lado, revelar a Armenia en el ámbito internacional, transmitir su política de agresión a la comunidad mundial fue una de nuestras principales tareas y lo logramos. Durante los últimos 17 años, casi todas las organizaciones internacionales líderes han adoptado resoluciones que respaldan nuestra posición. Organizaciones como la Asamblea General de la ONU, el Consejo de Europa y el Parlamento Europeo, que siempre han sido anti-azerbaiyanos, se han visto obligadas a adoptar resoluciones que reflejan la verdad sobre el conflicto.

Nos convertimos en miembros del Movimiento de Países No Alineados. Recuerdo que en ese momento algunas personas lo consideraban un paso en falso. Pero sé que fue el paso correcto. Como miembro, aprobamos inmediatamente una resolución sobre el conflicto con el apoyo de 120 países, una resolución que sirve a nuestros intereses. Hoy, como presidente del Movimiento de los Países No Alineados, tenemos voz en el mundo. Me gustaría reiterar que durante la guerra, los estados miembros del Movimiento de Países No Alineados tuvieron voz en la evitación de iniciativas anti-azerbaiyanas sesgadas en el Consejo de Seguridad de la ONU que no nos beneficiaron en relación con el conflicto. Esta iniciativa sesgada no coronó con éxito.

Hemos establecido estrechas relaciones con la Organización de Cooperación Islámica. Hoy, estas relaciones están en el pico más alto de la historia. La Organización de Cooperación Islámica ha adoptado resoluciones sobre este conflicto que son correctas, reflejan la verdad y reflejan el derecho internacional. Durante nuestros contactos con países musulmanes, les informamos sobre las atrocidades armenias. Les mostré a mis colegas fotografías de mezquitas destruidas e insultadas y les pregunté cómo están construyendo relaciones con este país. Después de ver estas fotos, ¿cómo se puede reunirse con ellos o darles la mano? Además, todas estas atrocidades son crímenes cometidos no solo contra nosotros, sino contra todo el mundo musulmán.

Hemos establecido estrechas relaciones con los países vecinos de la región. Porque por alguna razón se consideraba anteriormente que Azerbaiyán tiene aliados tradicionales en la región y Armenia tiene aliados tradicionales. Hemos destrozado este concepto. Hoy, todos nuestros vecinos son nuestros mejores amigos. Tenemos una excelente cooperación con todos nuestros vecinos en formatos bilaterales y trilaterales. Hay un formato trilateral de Azerbaiyán-Georgia-Turquía, hay un formato trilateral de Azerbaiyán-Irán-Turquía, hay un formato trilateral de Azerbaiyán-Irán-Rusia. ¿Armenia tiene este formato con otros países? No. Este es un claro ejemplo de la corrección de nuestra política. Hemos privado a Armenia de los apoyos que han considerado durante muchos años.

Porque hemos establecido nuestra política correctamente. Siempre hemos seguido nuestra política abiertamente. No hemos participado en ninguna aventura contra ningún país. Dije que no habrá pasos o iniciativas provocativas desde el territorio de Azerbaiyán contra ningún país, incluso, en primer lugar, contra sus vecinos. Así, nos hemos ganado el respeto en el mundo, en la región, entre nuestros vecinos y fortalecido a nuestro país. Creyeron y creen en nuestra palabra. Siempre he dicho que mi palabra tiene tanta potencia como mi firma.

Por tanto, todos estos factores influyeron. Hemos destrozado la falsa historia presentada por Armenia y, en eventos internacionales, hemos proporcionado a la comunidad mundial información completa sobre el acuerdo de paz de Kurakchay. Todos vieron que el pueblo armenio ha estado viviendo en la región de Karabaj sólo durante los últimos 200 años, ha sido reubicado allí. Hemos señalado las realidades de Joyalí a la atención de la comunidad mundial. ¿Alguien habló de esta barbaridad hasta los últimos 17 años? Como si no hubiera tal crimen. Como si este genocidio no hubiera sucedido. Porque Armenia estaba tratando de encubrirlo. Incluso quiere culpar a Azerbaiyán por este crimen de guerra. Al igual que durante la Guerra Patria, después de disparar misiles balísticos contra Gandjá y otras ciudades desde el territorio de Armenia, dijo que Azerbaiyán lo hizo por sí mismo. ¿Podría haber un país tan desvergonzado? ¿Podría haber gente tan deshonesta? Aparentemente puede ser. Esto es Armenia. Por lo tanto, hemos realizado grandes esfuerzos para transmitir la verdad sobre Joyalí a la comunidad mundial, tanto al nivel de estado como al de la Fundación Heydar Aliyev. Hoy, 13 países han reconocido oficialmente el genocidio de Joyalí como genocidio. Transmitimos la verdad sobre la guerra, la verdad sobre las ciudades y pueblos destruidos a la comunidad mundial.

Armenia no dejó entrar a nadie, a estos territorios, ni siquiera a los miembros de los países que presiden el Grupo de Minsk. En dos ocasiones logramos que el Grupo de Minsk enviara una misión de investigación a los territorios ocupados. La última misión fue hace diez años. Cada año les preguntaba, ¿por qué no van allá, no visitan? Visiten estos territorio, oberven allí, sigue allí un asentamiento ilegal. Todas nuestras ciudades y aldeas están siendo destruidas.Los armenios cambian de nombres de nuestras aldeas y ciudades, nuestros monumentos históricos están siendo destruidos o armenianizados.No iban porque Armenia no les dejaban visitar. ¿Quién es Armenia para no dejar ir? Por lo tanto, al hacer todo esto, acercábamos nuestro Día de la Victoria. Si miran mis muchos discursos anteriores, verán que he dicho que todos los días cada uno de nosotros debe acercar este momento sagrado con nuestro trabajo, y lo hemos acercado, este momento sagrado de la Victoria ha llegado.

Desde hace varios años, varios expertos de la región han expresado su opinión sobre la inevitabilidad de la guerra. Al mismo tiempo, entre todas las peticiones que nos dirigían a lo largo de los años, como se dice, había la tesis que prevalecía sobre lo que no hay una solución militar al conflicto. Alguien ha avanzado la dicha tesis a su tiempo. Sé más o menos quién. Todas las demás organizaciones involucradas – y no involucradas, no regionales - todas coincidieron en que no había una solución militar al conflicto. He estado en visitas oficiales a muchos países en los últimos años, por supuesto, tanto en la región como en otros países. Todas estas visitas han sido cubiertas. En muchos casos, alguno de mis colegas que no tiene nada que ver con la región, nuestra región, dijo que no hay una solución militar al conflicto.¿De dónde Ud puede saber? Le decían que deberías decirle esto a Ilham Aliyev, dijeron varios círculos. Los países y círculos que desempeñan un papel activo en la gobernanza mundial han dicho esto, para impedirnos este camino, y para persuadir de esto. Que el statu quo permanezca para siempre y no cambie. Sin embargo, a veces afirmaron que el statu quo era inaceptable.Pero luego, como dicen, se rindieron. Comenzaron a decir que el status quo no es sostenible. Entonces, es aceptable. Pero no fue aceptable para nosotros. Nos quedamos solos ante Armenia, sus partidarios, sus patrocinadores y las fuerzas pro-armenias. ¡Solos! Nadie ha podido obligarnos a hacer un acuerdo de paz que no nos beneficie. Sin embargo, ha habido varios intentos de este tipo. Varias veces, incluso intentaron someternos a algunos variantes al hacer fraude y persuadir en que cometimos algunos errores en la preparación de los documentos. Pero no coronó con éxito. Porque hubo y hay una voluntad fuerte. Los intereses del pueblo azerbaiyano son primordiales. La liberación de nuestras tierras de la ocupación era la tarea principal y estábamos avanzando hacia esta tarea con confianza.

En los últimos años, la situación se ha vuelto tensa. Armenia ya no pudo ocultar sus intenciones. Porque el sentido de las conversaciones prácticamente ha desaparecido, y no solo en los dos últimos años, sino en unos 5-6 años. Armenia realizó ejercicios militares con regularidad en los territorios ocupados. Esos ejercicios militares se llevaron a cabo en la región de Agdam. Según el liderazgo armenio, 10,000 soldados participaron en los ejercicios. Hubo un ataque a nuestras posiciones. Un helicóptero militar atacó y ese helicóptero fue derribado. Esto permitió a Armenia decir con el pretexto de que sí, Azerbaiyán derribó nuestro helicóptero y ahora las conversaciones deben detenerse. Siempre que había una oportunidad de hacer algún progreso, recurrían a tales provocaciones.

Las guerras de abril no fueron una lección sufieciente para Armenia. Las batallas de abril, que duraron varios días, resultaron en nuestra victoria, aunque pequeña. Armenia se vio obligada a reitirarse, liberamos una parte de nuestras tierras de los ocupantes, demostramos que nada ni nadie puede desviarnos de nuestro camino. Pero no hubo lección bastante para ellos. Después de la guerra de abril, el entonces liderazgo de Armenia casi prometió retirarse de los territorios ocupados. Es verdad. Pero luego, o lo organizaron ellos mismos, o de hecho sucedió algo allí, la comisaría fue ocupada, un grupo terrorista cometió un acto de terrorismo allí, y luego el liderazgo armenio dijo, verán, la situación aquí es tensa, no podemos hacer eso. Nos engañaron. En 2018, Operación de Gunnut – Operación de Najchiván también fueron nuestras operaciones exitosas. Hemos tomado una gran área, algunas alturas estratñegicas las hemos liberado de la ocupación. Pero esto también no era bastante para la parte armenia para entender. Es decir, les dimos una oportunidad. En 2018, en Armenia, ahora algunos lo llaman revolución, algunos lo llaman golpe, lo saben, se ha producido un cambio, se han despertado esperanzas y estas esperanzas no eran infundadas. No quiero profundizar.

Esperábamos que el nuevo liderazgo sacará la lección de los errores del pasado y que este problema se resolviera. Pero esto no sucedió. Casi un año después, se tomaron medidas inaceptables en nuestra contra, de hecho, nos engañaron, se tomaron el tiempo para resolver sus problemas internos, para aplastar a la oposición interna, para detenerlos. El pueblo azerbaiyano sabe bien lo que pasó después de eso. Declaraciones inaceptables, insultos al pueblo de Azerbaiyán, acciones inapropiadas, pasos vergonzosos, declaraciones y operaciones militares provocadoras, en julio, agosto y finalmente el 27 de septiembre. Dije suficiente, ¡adelante! En 44 días, el ejército enemigo fue destruido. Hoy no hay ejército armenio.

Durante la guerra, informé regularmente a mi querida gente sobre la guerra. El curso de la guerra pasó ante los ojos de nuestro pueblo. Después de la guerra, se da información sobre algunas operaciones y algunas decisiones. No quiero dedicar mucho tiempo a este tema. Pero en 44 días, el ejército azerbaiyano destruyó al ejército armenio. Nuestros heroicos soldados y oficiales mostraron la fuerza de Azerbaiyán. Gracias a operaciones debidamente planificadas y realizadas, utilizando capacidades técnicas, basadas en el heroísmo y la valentía de nuestros heroicos hijos, hicimos lo imposible, destruimos al enemigo, el enemigo izó una bandera blanca, el enemigo cayó de rodillas. Después de liberar más de trescientas de nuestras ciudades y aldeas, la antigua ciudad de Azerbaiyán, nuestra Shushá y muchas otras aldeas, el enemigo se rindió por completo, firmó un acto de capitulación y se vio obligado a retirarse de otras tierras ocupadas.

La guerra ha quedado atrás. La guerra mostró nuestra fuerza, nuestra voluntad fuerte, nuestra unidad, el puño de hierro, que se convirtió en símbolo de la guerra, símbolo de la victoria, mostró su fuerza. Es unidad y fuerza. Existe unidad en nuestra sociedad, nuestro país tiene fuerza y la tendrá siempre. Si alguien vive hoy en Armenia con un sentido de venganza, está cometiendo un gran error que nunca olvide esa guerra de 44 días. Después de eso, si alguien intenta insultar al pueblo de Azerbaiyán, no ha aprendido lección de todo esto, entonces somos capaz de darla.

Azerbaiyán derrotó a Armenia. El mundo entero lo vio, sucedió ante los ojos del mundo. Nadie pudo detenernos. Dije que iremos hasta el final, que nos den una fecha fija en la que el estado armenio ocupante dejará nuestras tierras. Después de que se dio la fecha, detuvimos nuestras operaciones militares.

Hoy es el Día de la Solidaridad de los Azerbaiyanos del mundo. Cada año, cuando me dirijo a la nación, felicito a los azerbaiyanos del mundo en este día y en el Año Nuevo. Esta vez, esta felicitación tiene un significado especial. Sé que los azerbaiyanos que viven en el mundo han seguido de cerca los procesos que tienen lugar en Azerbaiyán durante la guerra. Expresaron su apoyo. Entre las miles de cartas que me enviaron, hay muchas más de los azerbaiyanos que viven en el extranjero. Mostraron tanto apoyo moral como solidaridad. Dirigiéndome a ellos hoy, les digo que deben estar orgullosos y pueden estar orgullosos de ser los hijos del heroico pueblo azerbaiyano. Hoy en día, todos los azerbaiyanos, todos los ciudadanos azerbaiyanos y nuestros compatriotas que viven en el extranjero pueden estar orgullosos de ser niños y representantes de un pueblo victorioso.

Quiero felicitar a todos nuestros compatriotas por estas vacaciones. Quiero felicitar a todo el pueblo de Azerbaiyán, en primer lugar, por la histórica Victoria. Grandes cosas nos esperan en el futuro, comienza un nuevo período para nuestro país, un período de construcción, un período de desarrollo, nos esperan los días de restauración de nuestras tierras. Este será un período glorioso. A pesar de que el enemigo ha destruido todo en las tierras ocupadas y ya liberadas, restauraremos todas nuestras ciudades, nuestras aldeas y crearemos un paraíso en la región de Karabaj. Nuestra gente se lo merece. ¡La victoria pertenece a nuestro pueblo y la victoria siempre estará con nosotros!

Mis queridos hermanos y hermanas, los felicito de todo corazón con motivo del Año Nuevo y el Día de la Solidaridad de los Azerbaiyanos del mundo. Felicito a todo el pueblo de Azerbaiyán por la gran Victoria. En vísperas del Año Nuevo, me gustaría decir juntos el lema que nos lleva a la victoria: ¡Karabaj es Azerbaiyán!

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter