MUNDO


Francia estudia la posibilidad de que en julio no se utilicen máscaras médicas en exteriores

Bakú, 15 de junio, AZERTAC

El director general de salud Jerome Salomon insinuó la medida, sin embargo, el Ministerio de Sanidad dijo que aún no hay una decisión definitiva, mientras se espera que el 30 de junio termine la última etapa del desconfinamiento.

Las máscaras médicas podrían no ser obligatorias al aire libre en Francia a partir del mes de julio, cuando se levanten la mayoría de las restricciones sanitarias, dijo Jerome Salomon, director general de salud del país europeo, informa AZERTAC alegándose a Agencia Anadolu.

Francia se dispone a aplicar la última etapa del desconfinamiento este mes. El 30 de junio se levantará por completo el actual toque de queda de las 11 de la noche y todos los lugares privados y públicos podrán funcionar sin restricciones de horario ni de aforo.

En declaraciones a los informativos de RTL Radio, el director de salud pidió al público francés un poco más de paciencia antes de salir al exterior este verano. "Si todo va bien, levantaremos un cierto número de restricciones el 30 de junio, si las condiciones lo permiten", dijo.

Añadió que en los interiores y en los espacios cerrados las máscaras seguirán siendo obligatorias, ya que "hay muchos más riesgos", sin embargo, ya no serán obligatorias al aire libre a partir del 1 de julio en las grandes concentraciones, se mantendrán las normas de distanciamiento social e higiene, añadió el funcionario.

El Ministerio de Sanidad se apresuró a rebatir las declaraciones de Salomon afirmando que "aún no se ha tomado ninguna decisión" sobre el uso de mascarillas en el exterior, según informó RTL. Se espera que los expertos en salud decidan en unas semanas los posibles cambios en la norma de la máscara obligatoria.

Desde la semana pasada, cuando se levantó la tercera fase del confinamiento y se retrasó el toque de queda, las autoridades se han esforzado por imponer las restricciones de las máscaras al aire libre y frenar las grandes concentraciones. En París, la policía tuvo que intervenir en tres noches, del 11 al 13 de junio, para dispersar a miles de jóvenes sin máscara que incumplían el toque de queda.

Se teme que el levantamiento de las restricciones a las máscaras en el exterior sea una invitación a la circulación activa de la COVID-19. Salomon señaló que más de 30 millones de franceses —la mitad de los más de 67 millones de habitantes— han recibido al menos una dosis de la vacuna este fin de semana, pero muchas mujeres y personas con comorbilidades aún no se han vacunado.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.