REGIONES


La corona de Karabaj, la belleza de las montañas - Shushá

Shushá, 27 de enero, AZERTAC

El centro cultural histórico de Azerbaiyán, la corona de Karabaj, la belleza de las montañas: Shushá, que durante años anhelamos, soñamos con el día en que pisáramos su suelo. Shushá volvió a reunirse con sus habitantes tras 28 años de separación. Los heroicos hijos de Azerbaiyán expulsaron al pérfido enemigo de nuestra antigua tierra. Como comandante supremo victorioso, el presidente Ilham Aliyev afirmó que convertiremos Shushá, esta antigua tierra, nuestra capital cultural, en una de las ciudades más bellas del mundo.

El corresponsal regional de AZERTAC ha visitado recientemente Shushá, ha visitado los lugares históricos de nuestra antigua tierra que fue abandonada durante 28 años. Aquíestán las notas de nuestro corresponsal desde Shushá.

Nuestro coche circula por una carretera rodeada de montañas y bosques. A pesar del invierno, los paisajes únicos de nuestros territorios liberados deleitan la vista. Nos acercamos a Shushá, admirando la belleza de Karabaj con la que llevamos años soñando.

Nos bajamos del coche en Dashalti. El pueblo de Dashalti está situado a 5 km al sur de Shushá, por debajo de Djidirduzu, en la carretera Yevlaj-Joyalí-Lachín, a orillas del río Dashalti. Dashalti se llama así porque se encuentra bajo enormes rocas. Nuestros heroicos soldados y oficiales lograron nuestra gloriosa victoria escalando los escarpados acantilados, derrotando al enemigo en el combate cuerpo a cuerpo. Contemplamos con orgullo el pueblo de Dashalti, los acantilados y Djidirduzu.

La vista que se abre desde Djidirduzu

El primer lugar que visitamos en Shushá fue Djidirduzu. Djidirduzu, uno de los lugares de descanso favoritos de los habitantes y visitantes de Shushá, se encuentra en las afueras de la ciudad, en la parte alta del valle de Dashalti. Hay tres colinas situadas una tras otra en la parte occidental de la ciudad. Estas colinas se llaman "Uchmij". Un poco más abajo, un camino empinado llamado "Cuarenta Escaleras" conduce al río Dashalti. Djidirduzu debe su nombre a las carreras que se celebraban aquí desde la antigüedad. Los habitantes de Shushá llevan mucho tiempo celebrando el Novruz. Djidirduzu fue la sede del Festival Internacional de Música "Xari Bulbul" celebrado en 1989. El paisaje de Djidirduzu es increíble. Abajo se ve Shushá y a lo lejos la ciudad de Jankandí.

El complejo de museos de Molla Panah Vaguif

Cerca de Djidirduzu se encuentra el complejo museo-mausaleode Molla Panah Vaguif, poeta y figura sociopolítica azerbaiyana que vivió en el siglo XVIII y fue visir del kan de Karabaj. El mausoleo construido sobre la tumba del poeta se inauguró en 1982 con la participación del líder nacional Heydar Aliyev. En aquella época se exponían en el mausoleo unas ochenta piezas que reflejaban el periodo de Shushá de la vida de Vaguif. Como consecuencia de la ocupación de Shushá por parte de las fuerzas armadas armenias en mayo de 1992, el edificio del complejo y las decenas de objetos expuestos en él fueron destruidos y los objetos expuestos fueron llevados a Armenia.

Los armenios intentaron borrar nuestro pasado histórico y nuestra memoria espiritual en Shushá

La ciudad de Shushá, considerada la capital cultural de Azerbaiyán y la perla del Cáucaso, es rica en monumentos históricos, culturales y arquitectónicos. En Shushá existen 549 viviendas antiguas, 17 cuadras, 17 mezquitas, 6 caravasares, 3 santuarios, 2 madrasas, etc. Sobre todo me gustaría ver los barrios antiguos de Shushá. Los nueve barrios antiguos de Shushá se llamaban "barrios inferiores" y los otros ocho "barrios superiores". Cada barrio tenía una casa de baños, una mezquita y una fuente. En Shushá, como en otros distritos y ciudades ocupados, los armenios intentaron destruir nuestro pasado histórico, borrar nuestra memoria espiritual. Los centros culturales, los monumentos y las estructuras, que son el patrimonio histórico-arquitectónico de nuestro pueblo, fueron saqueados, destruidos o armenizados.

Camino por el barrio de las colinas de Mamayi. Se encuentra en la parte central de Shushá. Como en otros barrios de Shushá, había una mezquita, una fuente, una pequeña plaza y un baño. Como en otros barrios antiguos, las estructuras de importancia arquitectónica e histórica del barrio de Mamayi también fueron objeto de vandalismo armenio. Los armenios, tratando de destruir nuestro pasado histórico, destruyeron una mezquita construida en el siglo XIX.

El manantial del barrio de Mamayi también sufrió a manos de los bárbaros armenios. En un tiempo hubo una inscripción en la parte superior del manantial, que decía que el manantial fue construido por Samad agha Javanshir en 1318 según el calendario Hijra, es decir, en 1900 según el calendario gregoriano. Los ocupantes armenios intentaron armar varios monumentos en la ciudad de Shusha, entre ellos éste. Así, los armenios borraron la inscripción del muelle y en su lugar grabaron una cruz y construyeron inscripciones en armenio y ruso.

Mezquita Yujari Govharaga

Durante la ocupación, los armenios llevaron a cabo asentamientos ilegales en Shushá. Sin embargo, las partes antiguas de la ciudad quedaron desatendidas durante años y las estructuras históricas, incluidos los monumentos arquitectónicos, fueron destruidas.

Llegué a la mezquita de Yujari Govhar Aga, uno de los monumentos históricos y religiosos de la ciudad. Es la mezquita más antigua, construida en la plaza central de la ciudad. La mezquita de Yujari Govharaga ha sido registrada como monumento histórico-cultural de importancia local.

La construcción de la mezquita se realizó en cuatro etapas. La primera mezquita se construyó por orden de Panahali khan, fundador del kanato de Karabaj y de la fortaleza de Shushá, en paralelo al palacio del kan de Karabaj, hacia 1750. Esto se debió al traslado del centro del kanato desde la fortaleza de Shahbulag a Shushá.

La segunda mezquita se construyó en piedra en el periodo de Ibrahimjalil kan en lugar de una mezquita de caña (1768-1769). En la primera mitad del siglo XIX con el apoyo financiero de Govhar Aga se construyó la tercera mezquita con dos minaretes en lugar de la mezquita de Ibrahimkhalil khan, y en 1883 se construyó la cuarta y última mezquita de Shushá en lugar de la tercera. El autor de la cuarta mezquita fue el famoso Karbalai Safihan Garabaghi. La decoración de los minaretes y los dibujos en las paredes de las habitaciones pertenecen a Mir Mohsun Navvab. Por su composición, planificación y características arquitectónicas, la cuarta mezquita difiere de la anterior. Sobre los arcos del balcón de la estructura hay una banda decorativa en la que están escritos ayats del Corán. Hay dos cúpulas en el centro del tejado de la mezquita Yujari GovharAga. Los cascos de los alminares están divididos por correas horizontales y cada parte está decorada con diferentes motivos de ladrillo, lo que confiere a la mezquita una belleza especial.

Los armenios que intentan destruir el patrimonio cultural, histórico y religioso perteneciente a nuestra nación en las tierras ocupadas de Azerbaiyán realizando obras de "reparación y restauración" en la mezquita de Yujari Govharaga e intentando cambiar la arquitectura de esta perla histórica de nuestra nación, presentaron la estructura como una "mezquita persa". Esto demuestra una vez más que Armenia estaba saqueando el patrimonio cultural perteneciente a los azerbaiyanos en los territorios ocupados e intentando borrar nuestra memoria histórica de la faz de la tierra.

El vandalismo armenio no perdonó al Palacio de Jurshidbanu Natavan

Nos acercamos al edificio del antiguo Comité del Partido del Distrito de Shushá. Los bustos de figuras destacadas del arte azerbaiyano -Jurshidbanu Natavan, Uzeyir Hadjibayli y Bulbul-, que llevaban casi 30 años en el patio del Museo de Arte de Bakú, han sido devueltos a Shushá e instalados en su antigua ubicación. Detrás de ellos se encuentran las ruinas de un palacio de dos plantas que data del siglo XVIII de la poetisa azerbaiyana Jurshidbanu Natavan, hija del último gobernante de Karabaj, Mehdigulu Khan Javanshir. El monumento histórico y arquitectónico está hecho de ladrillo y adoquín. A principios de la década de 1930, la Escuela de Música de Shushá, la primera escuela de música para niños de Azerbaiyán, creada por iniciativa del fundador del arte vocal azerbaiyano Bulbul, se encontraba en este edificio. En 1984, la escuela pasó a llamarse Escuela Infantil de Arte Niyazi. En 1987, la sucursal del Museo Nacional de Literatura de Azerbaiyán, que lleva el nombre de Nizamí Gandjaví, comenzó su actividad en el edificio tras importantes reparaciones y restauraciones. Tras la ocupación de Shushá el 8 de mayo de 1992, los vándalos armenios saquearon y destruyeron cientos de raras perlas del arte azerbaiyano, pinturas, alfombras, miniaturas y ejemplos de arquitectura almacenados en el museo.

"Querida Shushá, ¡hemos vuelto para revivirte!"

El tiempo es escaso y queremos ver con nuestros propios ojos la perla de la arquitectura azerbaiyana: la fortaleza de Shushá. La ciudadela, construida por Panahali Khan, el gobernante de Karabaj, protegió durante mucho tiempo la ciudad de los ataques exteriores y fue la personificación del poderío y la inexpugnabilidad. La piedra local se utilizó principalmente en la construcción de la fortaleza, que se construyó con una mezcla de cal y yema de huevo. Había tres entradas principales de la fortaleza: las puertas de Gandjá, Irevan y Agoglan. La puerta de Gandjá (o Guileburd) conectaba la ciudad de Gandjá y el distrito de Guileburd del kanato de Karabaj. La puerta de Irevan (o puerta de Khalfali) estaba situada en el oeste. La carretera conectaba Shusha con el pueblo de Khalfali e Irevan. La puerta de Agoglan (o Shushakand) daba acceso a la ciudad baja. La carretera conectaba Shushá con los pueblos de Shushakand y Mujtar.

Seguro que el valiente ejército azerbaiyano, que liberó Shushá de la ocupación, miraba con orgullo los muros de la fortaleza. ¡Bienvenida, querida Shushá! Pronto esta región renacerá y brillará más que nunca. Como expresó el presidente, el comandante en jefe, Ilham Aliyev: "Querida Shushá, hemos vuelto para revivirla".

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.