POLÍTICA


Médicos azerbaiyanos exponen las mentiras armenias publicadas por The Lancet

Bakú, 17 de febrero, AZERTAC

Un grupo de profesionales de la salud de Azerbaiyán ha denunciado las mentiras de los médicos armenios publicadas por la revista médica The Lancet, que también ha publicado un artículo de médicos azerbaiyanos en respuesta a las mentiras armenias.

Según AZERTAC, el artículo dice: "Airazat Kazaryan y sus colegas (marzo, 2021) describen el desafortunado aumento de los casos de COVID-19 en Armenia durante el reciente conflicto de Alto-Karabaj. Nosotros sostenemos que este comentario es un intento de politizar los datos científicos mediante la tergiversación de las estadísticas del COVID-19, la distorsión de los hechos y la omisión de un importante contexto histórico.

Las principales causas del aumento mundial de los casos de COVID-19 desde principios de septiembre de 2020 son el clima más frío y la disminución de la humedad, el cambio de las reuniones al aire libre al interior, y la reapertura de los negocios y las escuelas. Aunque un conflicto militar podría empeorar la pandemia, el fuerte aumento del número de casos de COVID-19 notificados diariamente es anterior a la reciente exacerbación del conflicto de Alto-Karabaj. Dicho aumento se registró en Georgia, país vecino de Azerbaiyán y Armenia y ajeno al conflicto. Los combates más recientes entre las fuerzas armenias y azerbaiyanas comenzaron el 27 de septiembre de 2020 y terminaron el 10 de noviembre de 2020.

Pretendemos aclarar algunas de las afirmaciones de Kazaryan y sus colegas sobre la historia del conflicto entre Armenia y Azerbaiyán. Karabaj es un territorio de Azerbaiyán reconocido internacionalmente, ocupado y, diríamos, limpiado étnicamente por las fuerzas armenias en flagrante violación del derecho internacional. Desde el inicio del conflicto, a finales de la década de 1980, más de un millón de azerbaiyanos étnicos han huido de sus hogares, provocando una enorme catástrofe humanitaria. A pesar de los casi 30 años de negociaciones con intermediarios internacionales, no se ha logrado un acuerdo de paz. Cuatro resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, adoptadas en 1993 (822, 853, 874, 884), exigen la retirada inmediata e incondicional de las fuerzas de ocupación armenias de todas las regiones de Azerbaiyán. A día de hoy, siguen sin cumplirse.

Kazaryan y sus colegas mencionan múltiples muertes de civiles en el lado armenio durante las recientes hostilidades. Sin embargo, no señalan que los ataques de Armenia contra ciudades y pueblos remotos y densamente poblados de Azerbaiyán provocaron 414 heridos civiles y 94 muertos. Además, las Fuerzas Armadas de Armenia utilizaron artillería pesada, municiones de racimo prohibidas y cohetes de largo alcance en estos ataques.

Acogemos con satisfacción el alto el fuego firmado por los dirigentes de Armenia y Azerbaiyán el 10 de noviembre de 2020, que supuso el cese de las hostilidades, el restablecimiento del derecho internacional y el inicio de la retirada de las tropas armenias de las tierras ocupadas.

Como profesionales de la salud, nos unen los derechos humanos universalmente reconocidos y la creencia en el valor de la vida humana. La politización de la ciencia con puntos de vista etnocéntricos socava el efecto positivo de la ciencia en nuestras vidas. Es imperativo que todos tratemos de promover la paz y prevenir los conflictos militares sin utilizar la ciencia para obtener beneficios políticos".

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.