SOCIEDAD


Oficina Regional de la OMS en Europa: “La pandemia agrava la crisis de salud mental”

Bakú, 27 de julio, AZERTAC

En la Región Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se han elaborado recomendaciones para hacer frente a la crisis de salud mental, incluidas las relacionadas con la pandemia de COVID-19. El impacto de la pandemia en la salud mental de la población es amplio y se dejará sentir durante mucho tiempo, informa AZERTAC.

Estos efectos -incluidos la ansiedad y el malestar generados por la propagación del virus, los efectos psicológicos de la cuarentena general y el autoaislamiento, y los efectos del desempleo, las dificultades económicas, la exclusión social y las barreras para acceder a la atención presencial- han afectado a todos de una u otra manera.

No es sólo la infección en sí, o el miedo a contraerla, lo que ha afectado a la salud mental de las personas. El estrés relacionado con las desigualdades socioeconómicas y los efectos de las medidas restrictivas, las cuarentenas nacionales y los cierres de escuelas, empresas y organizaciones han tenido un impacto negativo igualmente grave en su bienestar psicológico.

Las personas con trastornos mentales preexistentes se enfrentaron a un riesgo desproporcionado de contraer el COVID-19, y la pandemia y sus consecuencias asociadas, incluida la importante interrupción de los servicios de salud mental, también exacerbaron sus trastornos mentales preexistentes.

"Los habitantes de la región europea están literalmente abrumados por las presiones psicológicas de la pandemia de COVID-19 y sus consecuencias. La pandemia ha supuesto una gran conmoción para el mundo. En todo el mundo, ha matado a más de 4 millones de personas, ha privado a la gente de sus medios de vida, ha separado a familiares, colegas y vecinos, ha llevado a la quiebra a empresas y ha privado a la gente de muchas oportunidades. Estas consecuencias de la pandemia se han cobrado un alto precio en la salud mental y el bienestar de los habitantes de la región europea", destacó el Dr. Hans Kluge, jefe de la Oficina Europea de la OMS.

Sin embargo, añadió, la pandemia también brindó la oportunidad de repensar y reformar la atención a la salud mental de la población. "Ningún país puede permitirse perder esta oportunidad si realmente queremos no sólo reconstruir, sino mejorar y reforzar los sistemas preexistentes", advirtió.

La OMS está convencida de que el derecho a la salud mental y al bienestar debe considerarse un derecho humano fundamental, y que todo el mundo se beneficiaría de la mejora de los servicios públicos de salud mental.

A iniciativa del Director Regional de la OMS para Europa, en febrero de 2021 se creó un Grupo Asesor Técnico para examinar el impacto de la pandemia de COVID-19 en la salud mental.

Los expertos del Grupo Asesor Técnico formuló una serie de recomendaciones: mejorar el acceso a una atención de salud mental culturalmente adecuada, por ejemplo, a través de medios digitales y de otro tipo; ayudar a las personas a desarrollar su resiliencia y a hacer frente al estrés y la soledad; proporcionar apoyo para encontrar empleo y/o apoyo financiero a quienes no pueden trabajar; promover iniciativas de apoyo psicosocial en el lugar de trabajo; abordar los determinantes sociales de la salud mental, como la pobreza y el desempleo; y supervisar los cambios en la salud mental a nivel comunitario.

También se propone reforzar el trabajo con los grupos vulnerables, como los adolescentes y los jóvenes, las personas con discapacidades y las personas en instituciones de cuidados de larga duración, y otras medidas.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.