NOTICIAS OFICIALES


Presidente azerbaiyano Ilham Aliyev asistió a la sesión plenaria de la 16ª reunión anual del Club Internacional de Discusión Valdái

Bakú, 5 de octubre, AZERTAC

“Azerbaiyán ha realizado grandes inversiones en la infraestructura de transporte”.

AZERTAC reporta que así lo afirmó el presidente de Azerbaiyán Ilham Aliyev en su discurso en la sesión plenaria de la 16ª reunión anual del Club Internacional de Discusión Valdái que se celebró en Sochi.

“Existe una tendencia positiva en el avance de las relaciones comerciales y económicas entre Rusia y Azerbaiyán. Cada año aumentamos el volumen de negocio del comercio. El año pasado se experimentó un aumento de alrededor del 20 por ciento, pero este año ha sido mayor. La determinación de los ámbitos prioritarios de cooperación en el marco de cinco “mapas de ruta” conducirá sin duda a un mayor crecimiento de las relaciones comerciales. En Azerbaiyán operan unas 700 empresas de capital ruso. Las inversiones de Azerbaiyán en Rusia ascienden a 1.200 millones de dólares, y las de Rusia en Azerbaiyán a 4.600 millones. Nos estamos quedando rezagados en este aspecto, pero hay razones objetivas. También quisiera señalar que los bancos rusos han contribuido mucho a la industrialización y han asignado casi 1.000 millones de dólares en préstamos para proyectos en el sector real de la economía.

La cooperación militar y técnica se está fortaleciendo activamente. Hoy hemos acordado continuar nuestro trabajo en esta dirección, a pesar del hecho de que sólo los contratos firmados entre nosotros en el marco de la adquisición de equipos rusos ascienden a 5.000 millones de dólares, de los cuales 3.000 millones ya se han ejecutado. Como he dicho, tenemos la intención de seguir trabajando en esta dirección.

Una de las áreas importantes de nuestra cooperación es también el sector del transporte. En 2018, se transportaron ocho veces más mercancías por el Corredor Internacional de Transporte Norte-Sur que en el año anterior. Los volúmenes son todavía bajos, pero la dinámica es impresionante. También me gustaría señalar que se ha puesto en marcha el Corredor Noroeste. Los cargamentos procedentes de Rusia a través del territorio de Azerbaiyán se dirigen no sólo hacia el sur, sino también hacia el oeste. Esto se debe en gran medida al hecho de que hemos acordado una política de tarifas y al hecho de que recientemente se han realizado grandes inversiones en infraestructuras de transporte modernas en Azerbaiyán.

Un indicador de nuestras relaciones habla muy claramente del espíritu y la naturaleza de las relaciones no sólo entre los países, sino también entre los pueblos. El año pasado, 880.000 rusos visitaron Azerbaiyán. Este año el número ya es mayor. No es un secreto que los turistas no sólo van a ver los lugares de interés y a probar la cocina nacional, sino que acuden a lugares donde se sienten seguros y cómodos, donde se sienten como en casa. Creo que este es exactamente el caso, lo que demuestra el rápido crecimiento del turismo.

Me gustaría destacar los grandes logros en el ámbito de la educación. Desde hace muchos años, una sucursal de la Universidad Estatal de Moscú y una sucursal de la Primera Universidad Estatal de Medicina de Moscú han estado operando en Azerbaiyán. En todas las universidades estatales de Azerbaiyán se imparten clases en ruso.

Actualmente 25.000 estudiantes cursan estudios en lengua rusa. También se imparten clases en ruso a 130.000 escolares matriculados en 338 escuelas especializadas en la enseñanza del idioma ruso.

Uno de los temas de debate constante es la solución del conflicto armenio-azerbaiyano de Nagorno-Karabaj. Rusia es copresidente del Grupo de Minsk de la OSCE, que tiene el mandato de mediar. Cabe señalar que durante más de 25 años Nagorno-Karabaj y otros 7 distritos adyacentes de Azerbaiyán han estado bajo la ocupación armenia. Nagorno Karabaj es la tierra natal de Azerbaiyán. Durante la época soviética, se estableció la Región Autónoma de Nagorno-Karabaj. Hay que decir que en relación con el conflicto existe una amplia gama de opiniones, que a menudo no reflejan la realidad. Así que, para ser claro, debo decir que en 1921 la decisión de la Oficina del Cáucaso fue literalmente “mantener Nagorno-Karabaj como parte de Azerbaiyán”. Antes del comienzo del conflicto en la Región Autónoma de Nagorno-Karabaj de la República Socialista Soviética de Azerbaiyán, la población azerbaiyana y armenia vivía en una proporción de entre el 25 y el 75 por ciento. Como resultado del conflicto, toda la población azerbaiyana fue expulsada de Nagorno-Karabaj, así como de otras siete distritos de Azerbaiyán. En otras palabras, se llevó a cabo una limpieza étnica.

Hasta la fecha, no hay población azerbaiyana en los territorios ocupados, y la mayoría de los territorios ocupados son quemados, tierras destruidas, casas, escuelas y edificios públicos destrozados. Como resultado del conflicto, Azerbaiyán se enfrentó a un desastre humanitario. Se han desplazado más de 700.000 personas de Nagorno-Karabaj y de otros territorios ocupados de Azerbaiyán, así como 250.000 azerbaiyanos fueron expulsados de sus tierras históricas que se encontraban en la Armenia moderna.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó cuatro resoluciones, en las que se exigía la retirada inmediata e incondicional de las fuerzas armenias de los territorios ocupados. No se han aplicado desde hace más de 25 años. Y aquí abordamos la importante cuestión de la aplicación de las decisiones adoptadas. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas es el órgano internacional supremo, y si las decisiones adoptadas por el Consejo de Seguridad no se han aplicado durante más de 25 años, plantea muchos interrogantes sobre la eficacia de esta organización.

En Azerbaiyán nos preocupa la aplicación selectiva de las resoluciones. A veces se aplican en unos días, a veces no se requieren en absoluto para determinadas acciones militares, pero en nuestro caso las resoluciones se quedan en el papel.

La solución del conflicto armenio-azerbaiyano de Nagorno-Karabaj debería enmarcarse en la integridad territorial de Azerbaiyán, la Carta de las Naciones Unidas, las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y el Acta Final de Helsinki.

Tengo que decir que en los últimos tiempos el primer ministro de Armenia ha dicho con frecuencia que una solución al conflicto debería ser aceptable para el pueblo de Azerbaiyán, el pueblo de Armenia y el pueblo de Nagorno-Karabaj. Pues bien, debo decir que el concepto de "pueblo de Nagorno-Karabaj" no existe. Hay una población de Nagorno-Karabaj, que antes del conflicto consistía en poblaciones azerbaiyanas y armenias con los mismos derechos.

En cuanto a la solución aceptable para Azerbaiyán, se trata de restablecer la integridad territorial de Azerbaiyán, reconocida por el mundo, retornar a los refugiados y a los desplazados internos a sus tierras ancestrales, incluida Nagorno-Karabaj. Esto concuerda con las resoluciones del Consejo de Seguridad y el Acta Final de Helsinki.

Quisiera señalar que la agresión militar de Armenia contra Azerbaiyán continúa hoy. Ayer, un francotirador armenio asesinó a un civil, residente del distrito de Gazaj, situado lejos de la zona de conflicto, en la frontera de Armenia con Azerbaiyán. También me gustaría destacar que durante la provocación militar de abril de 2016, 6 civiles azerbaiyanos, entre ellos un niño y una niña, fueron asesinados.

También quisiera referirme a la sorprendente declaración del primer ministro de Armenia, que resultó sorprendente no sólo en Azerbaiyán, sino también en el marco del Foro de Valdai, en el que la Federación de Rusia respondió correspondientemente. La declaración es así: "Karabaj es una parte de Armenia, y punto". Bueno, en primer lugar, esto es, por decirlo suavemente, una mentira. Tanto la parte montañosa y como la de llana de Karabaj son reconocidas como parte integral de Azerbaiyán por todo el mundo. Armenia no reconoce por sí misma a esta entidad ilegal. “Karabaj es una tierra histórica, nativa de Azerbaiyán. Por lo tanto, Karabaj es Azerbaiyán y signo de exclamación”.

A pesar de la ocupación, la catástrofe humanitaria de principios del decenio de 1990, cuando una de cada ocho personas en nuestro país era refugiada, Azerbaiyán ha recorrido un largo camino de desarrollo y creación. Con excepción de los primeros años de independencia, cuando el régimen de venta de títeres antipopulares del Frente Popular gobernó en el país, Azerbaiyán ha vivido en una situación estable durante 26 años y el principal mérito pertenece al presidente Heydar Aliyev, que logró evitar la guerra civil, poner fin a la ocupación, vencer el caos, la destrucción y poner a Azerbaiyán en el camino de la creación. Así, durante 26 años, el pueblo azerbaiyano ha vivido en condiciones de estabilidad y desarrollo.

Las posiciones internacionales de nuestro país se están fortaleciendo. Uno de los indicadores de ello es la elección de nuestro país hace unos años como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, por el que votaron 155 países. No fue fácil, nos tomó 3 días y 16 rondas. Pero se ha hecho justicia. También quisiera señalar que la Federación de Rusia y los demás 154 países nos brindaron un gran apoyo.

Nos complace que se haya elegido Bakú como sede de las reuniones del más alto mando militar de Rusia y de la OTAN durante muchos años. Lo consideramos como una expresión de la confianza depositada en nosotros. A finales de este mes, Bakú acogerá la Cumbre del Movimiento de los Países No Alineados, y Azerbaiyán presidirá esa organización durante tres años.

Aparte de la agenda internacional, por supuesto, nos centramos principalmente en cuestiones internas relacionadas con el crecimiento económico. Y en los últimos años se han conseguido grandes resultados en este sentido. Azerbaiyán es un país con una baja deuda externa estatal. Según este indicador, ocupamos el noveno lugar, la deuda externa es del 17 por ciento del PIB. Para informarle, diría que Rusia ocupa el sexto lugar. No somos competidores, pero siempre nos centramos en los mejores resultados.

Se han llevado a cabo grandes trabajos para reducir la pobreza, que se ha disminuido del 49% al 5% desde 2003. El crecimiento económico también permite resolver problemas sociales, este año el salario mínimo casi se ha duplicado, y la pensión mínima, en un 70 por ciento. Invertimos en tecnologías modernas, cerca del 80 por ciento de nuestra población son usuarios de Internet. Azerbaiyán es un país con tres satélites, dos satélites de telecomunicaciones y un satélite de observación de la Tierra.

Y como resultado, me gustaría decir y apoyar la tesis de Vladímir Putin de que los proyectos de transporte no sólo ayudan a aumentar el comercio, sino que también sirven de puente entre los pueblos en esta dirección. Los proyectos Norte-Sur y Este-Oeste que atraviesan nuestro país son exactamente los pasos y proyectos en la dirección en la que se expande la cooperación internacional y se reducen los riesgos.

Les agradezco por su atención” dijo el presidente de Azerbaiyán Ilham Aliyev.

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter