POLÍTICA


Se envía un llamamiento a la UNESCO en relación con el genocidio cultural en el barrio de Tepebashi de Ereván

Bakú, 6 de julio, AZERTAC

Científicos y personalidades de Azerbaiyán hicieron un llamamiento a la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, sobre el genocidio cultural cometido contra el patrimonio del pueblo azerbaiyano en el barrio de Tapabashi de Ereván, la capital de Armenia. El llamamiento ha sido firmado por 102 científicos y personalidades de renombre.

AZERTAC presenta el llamamiento:

"Estimada directora general,

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) trata de fomentar la identificación, la protección y la preservación del patrimonio cultural y natural de todo el mundo considerado de valor excepcional para la humanidad. Esto se plasma en diversas convenciones adoptadas por la UNESCO. Los sitios del Patrimonio Mundial pertenecen a todos los pueblos del mundo, independientemente del territorio en el que se encuentren.

Las ciudades históricas y sus territorios son formaciones espaciales que describen la evolución de la sociedad y su identidad cultural. Forman parte de un amplio entorno natural o artificial y no pueden separarse unas de otras. Las ciudades históricas son un testimonio vivo del pasado que las ha configurado.

El patrimonio material y cultural que se encuentra actualmente en la capital de Armenia, Ereván, tiene menos de 200 años. Aunque las razones son obvias en la historiografía, la comunidad mundial no las conoce. La pregunta es: ¿por qué esta ciudad no alberga ninguna muestra de cultura material que se remonte a 200 años atrás? La respuesta a la pregunta es bastante sencilla. Estos monumentos, que son muestras del patrimonio cultural material del pueblo azerbaiyano, fueron destruidos por los armenios y no han llegado hasta nuestros días.

Hoy, las últimas muestras del patrimonio material y cultural del pueblo azerbaiyano están siendo destruidas en Ereván, la capital de Armenia. Este llamamiento pretende servir de llamada de atención, invitando amablemente a Su organización a movilizarse y salvar el último patrimonio material y cultural del pueblo azerbaiyano perteneciente a todos los pueblos del mundo.

Toda la ciudad de Ereván, excluyendo únicamente la fortaleza, fue dividida en una ciudad, Demirbulag y Tapabashi. Los azerbaiyanos vivían en cada una de estas partes de Ereván desde la fundación de la ciudad hasta principios del siglo XX.

Durante los siglos XIX y XX, el pueblo azerbaiyano vivió una gran tragedia nacional como consecuencia de la limpieza étnica selectiva de azerbaiyanos en el territorio de la Armenia moderna. Esta tragedia nacional se llevó a cabo de forma escalonada. En consecuencia, no quedó ni un solo azerbaiyano en el estado que ahora se llama Armenia. Los azerbaiyanos, que durante milenios estuvieron ligados a un profundo sentimiento de apego a sus tierras, fueron expulsados de sus tierras históricas y étnicas ancestrales y sometidos a matanzas masivas; miles de monumentos y asentamientos históricos y culturales pertenecientes a del pueblo azerbaiyano fueron destruidos. De vez en cuando, la política inhumana aplicada contra el pueblo azerbaiyano también se llevó a cabo contra los monumentos azerbaiyanos. Como resultado, Armenia destruyó la fortaleza de Ereván, el palacio del Khan, la mezquita de Abbas Mirza, la mezquita de Zal Khan, la mezquita de Damirbulag, la mezquita de Sartip Khan, la mezquita de Haji Novruzali Bey, la mezquita de Haji Jafar, el karvansaray de Qantar (bazar), la casa de baños de Haji beyim, la casa de baños de Haji Ali, la casa de baños de Akhund Sheikhulislam y muchos otros monumentos religiosos del pueblo azerbaiyano. Armenia abandonó a su suerte dos mezquitas existentes en Ereván: la mezquita Haji Imamverdi y la mezquita Azul, denominándolas mezquitas persas. Hoy en día, la mezquita Haji Imamverdi está al borde de la desaparición.

El plan general de la ciudad de Ereván, aprobado en Armenia en 2006, especifica seis territorios en los que se encuentran muestras de arquitectura azerbaiyana, presentadas como arquitectura persa. El tamaño total de estos terrenos en 2006 era de 29 hectáreas. Sin embargo, hoy en día sólo queda una cuarta parte del área de Tapabashi (16 hectáreas). En sólo 16 años, Armenia destruyó por completo 13 hectáreas, que pueden considerarse una ciudad histórica de estilo arquitectónico perteneciente al pueblo azerbaiyano, en cuyo lugar se han construido diversas infraestructuras urbanas.

La ciudad histórica de Irevan es una de las ciudades más destruidas del siglo XX. Su destrucción en el siglo XX perseguía objetivos políticos y sirvió para crear el aspecto actual de la ciudad moderna de Ereván. Las investigaciones sugieren que en las capas más profundas de esta ciudad aún se almacena información sobre la ciudad de Azerbaiyán. Sin embargo, Armenia sigue degradando estos estratos al no aceptar el patrimonio cultural subterráneo de este lugar histórico sobre el que se asienta actualmente. Como prueba, podemos referirnos a las excavaciones realizadas en 2003 en la Plaza de la República de la ciudad de Irevan. Así, cuando se descubrieron muestras de arquitectura azerbaiyno-musulmana durante las excavaciones, los dirigentes armenios dieron repentinamente instrucciones para volver a cubrir el monumento con tierra. El Gobierno armenio cometió este acto violando todas las normas del derecho internacional.

Hoy en día, el lugar que refleja la historia de la ciudad de Irevan y la única prueba que queda del patrimonio cultural de los azerbaiyanos es el barrio de Tapabashi.

Estimada directora general,

El barrio de Tapabashi de la ciudad de Irevan (los armenios lo llaman Kond) es la única muestra de la ciudad histórica de Irevan que ha sobrevivido hasta nuestros días. Este barrio guarda en su memoria el código histórico de Irevan desde el siglo XVII hasta nuestros días. El barrio de Tapabashi, históricamente habitado por azerbaiyanos y reducido a 16 hectáreas, está ahora amenazado de aniquilación. La información sobre el patrimonio material y cultural creado por los azerbaiyanos en Armenia está oculta y parcialmente destruida. Desde hace algún tiempo, los dirigentes armenios planean demoler por completo el barrio de Tapabashi y construir en él modernos edificios residenciales. De este modo, quieren destruir la última señal (el código histórico) de los azerbaiyanos que una vez fueron los principales habitantes de Irevan.

Tapabashi es de gran importancia para la cultura azerbaiyana, así como para la cultura de la humanidad. Este barrio, considerado el núcleo de la ciudad histórica de Irevan, refleja un entorno histórico y urbano unificado.

El reasentamiento de los armenios en Tapabashi comenzó con la política de la Rusia zarista sobre el reasentamiento masivo de armenios de los países vecinos en el Cáucaso Sur después de 1828. Sin embargo, como resultado de este reasentamiento, sólo 374 armenios de Irán y 18 de Turquía fueron colocados temporalmente en los hogares de familias azerbaiyanas en el barrio de Tapabashi de Irevan. Los armenios reubicados se instalaron en los terrenos conocidos como el Jardín del Khan en el barrio de Tapabashi. Este primer contacto étnico, que tuvo lugar hace 190 años, no cambió la composición étnica de la unidad de Tapabashi, y los azerbaiyanos que vivían allí siempre habían sido residentes permanentes.

En la primera mitad del siglo XIX, los nombres de las calles y barrios de Tapabashi estaban en lengua azerbaiyana. Las calles Darakand, Akhund, Jardines de Khan, Asad bey, Adalyar, Tapabashi, Imarat y Dashli son algunos ejemplos en este sentido. Las descripciones de las cámaras, que actualmente se conservan en los Archivos Nacionales de Armenia, son la prueba que muestra el proceso de inventario y la composición étnica de esas calles y barrios hace 190 años. Tapabashi, con su propia arquitectura e historia, constituyó una parte de la historia de Azerbaiyán.

Esto se puede ver también en los planos de la ciudad de Irevan de épocas posteriores. Las descripciones camerales de 1831-1832 revelan que las calles y los barrios situados en el barrio de Tapabashi de la ciudad conservaron el mismo nombre y la composición étnica también en los períodos posteriores. Tanto el plano de la ciudad de 1880, como el plano de la ciudad de Irevan de B.Mehrabov de 1906-1911 validan la exactitud de los hechos mencionados una vez más. A principios del siglo XX, los nombres de las calles situadas en el barrio de Tapabashi también estaban en azerbaiyano. Todo esto lo confirman también los documentos de archivo de la época. A pesar del traslado de los armenios a las tierras históricas de Azerbaiyán durante el siglo XIX, se puede ver claramente que los azerbaiyanos seguían dominando la composición étnica de la población de la ciudad de Irevan.

La composición étnica de este barrio, que en su día estaba formado por azerbaiyanos, fue alterada artificialmente en 3 etapas diferentes de la historia (1918-1920, 1948-1953, 1988), y hoy se ha convertido en un barrio monoétnico de armenios. Aunque las personas que viven aquí se autodenominan nativos de Irevan, sólo unos pocos pueden aportar pruebas de que vivieron en esta zona anteriormente. Sin embargo, una parte importante de la población que vive aquí está compuesta por armenios, que se trasladaron desde los estados vecinos a la ciudad aún llamada Irevan en la década de 1920. En los archivos de Armenia y Azerbaiyán se conservan miles de documentos de archivo que lo confirman.

A pesar de que el Estado de Armenia registró oficialmente la mezquita Haji Imamverdi (Tapabashi), situada en Tapabashi, como una mezquita persa, falsificando así su historia, no se ha tomado ninguna medida para preservar el monumento, sino que, por el contrario, se han potenciado las condiciones destructivas para acelerar su derrumbe.

Las conversaciones entre la comunidad armenia y el Estado de Armenia sobre el destino del barrio de Tapabashi están en marcha desde hace años. Sin embargo, en todas estas conversaciones el patrimonio cultural tangible del pueblo azerbaiyano está siendo condenado a la destrucción.

El 4 de febrero de 2022, como resultado de la videoconferencia celebrada entre los líderes de Azerbaiyán, Francia, Armenia y el Presidente del Consejo Europeo, se acordó la ejecución de las misiones de la UNESCO en Armenia y Azerbaiyán. La comunidad azerbaiyana ha esperado durante mucho tiempo esta noticia. Por la presente, hacemos un llamamiento y pedimos amablemente a la UNESCO que el histórico barrio de Tapabashi sea uno de los destinos de su misión durante la visita a Armenia, país que también ha asumido el compromiso antes mencionado. Esperamos que Armenia no obstaculice las actividades de la misión de la UNESCO en este sentido.

Por lo tanto, es urgente la colaboración con las autoridades armenias y azerbaiyanas para registrar el estado actual de los monumentos históricos y culturales en Tapabashi - el único complejo arquitectónico que queda del pueblo azerbaiyano en Irevan, asegurar el seguimiento futuro y la publicación de los resultados correspondientes. Creemos que con su influencia y esfuerzos contribuirá a que Armenia cumpla con su compromiso de proteger, restaurar, conservar, etc. de forma intacta y segura los monumentos azerbaiyanos en Irevan de acuerdo con los principios consagrados en las convenciones internacionales. En este caso, el barrio histórico de Tapabashi de la ciudad de Irevan, que es un componente integral del patrimonio mundial tangible, se salvará de otro acto de vandalismo.

Nosotros, los peticionarios nombrados a continuación, le pedimos amablemente que ayude a evitar el colapso del sistema de barrios y los monumentos de estos barrios, que han pertenecido históricamente a los azerbaiyanos, y establezca una protección especial de los mismos en el barrio de Tapabashi de la ciudad de Irevan."

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.