MUNDO


“Si no hay tierra preservada, todo esto dejará de existir”

Bakú, 23 de agosto, AZERTAC

La Amazonía arde en llamas, el fuego se extiende de Brasil a Bolivia y Perú. A pesar de que la zona selvática en Brasil es la más afectada, las llamas y el humo han llegado a las fronteras de Bolivia y Perú. El presidente Bolsonaro dijo que su país carece de los recursos para combatir la emergencia.

La selva amazónica está siendo consumida por más de 72.000 incendios registrados en lo que va del 2019. La cifra récord de la devastación, que actualmente afecta la selva tropical más importante de la región, encendió las alarmas a nivel mundial.

Las conflagraciones que se originaron en la zona amazónica del Brasil aún no han podido ser controladas. El presidente Jair Bolsonaro se pronunció este jueves 22 de agosto para anunciar que su Gobierno carece de los recursos necesarios para combatir este desastre forestal.

Las declaraciones del mandatario brasileño llegan después de varias acusaciones directas contra sus políticas ambientales, pues el aumento de incendios registrados en la Amazonía brasileña es del 83% en lo que va del año, según un informe del Centro de Investigación Espacial de Brasil (INPE).

Parte de la selva amazónica, de la cual dos tercios de ella se encuentran en Brasil, está siendo actualmente consumida por las llamas mucho más rápido que en los últimos seis años, según el informe de INPE. Lo que en un principio inició en territorio brasileño ya ha alcanzado las regiones fronterizas con Perú y Bolivia.

El presidente boliviano, Evo Morales, sobrevoló la zona de Santa Cruz, después de que se registraran decenas de incendios forestales. "Después de llevar a cabo una investigación importante, le indiqué al ministro de Economía que organizara un súper tanque Boeing 747 para ayudarnos a extinguir los incendios en el este de Bolivia", dijo el líder boliviano.

Los ambientalistas en Bolivia también acusan las tácticas de tala y quema de árboles combinadas con las condiciones secas de la zona. Los residentes han sido evacuados de sus hogares y el país ha declarado un estado de emergencia con 16 incendios aún activos.

De acuerdo con una pequeña tribu que vive en Humaita, un municipio en lo profundo de la selva en la Amazonía, el impacto de los furiosos incendios durará años.

"Los grupos indígenas sufren con el impacto porque incluso nuestra fuente de alimentos comienza a cambiar. Hoy lo que buscamos no está cerca, por lo que tenemos que ir a la ciudad y obtener alimentos industrializados", explicó a la agencia Reuters, Thiago Parintintin, ambientalista indígena y miembro de la tribu del mismo nombre.

De acuerdo con los indígenas, los incendios forestales siempre han sido comunes en algunas zonas de la Amazonía pero nunca como se presentan en la actualidad. También consideran que los agricultores cada vez más practican la deforestación ilegalmente para obtener tierras y criar ganado.

"Llegaron los taladores y fue entonces cuando nuestro clima comenzó a cambiar, así que en 10 o 20 años, si no hay tierra preservada, todo esto dejará de existir" dijo Severino Parintintin, líder de la tribu.france24.

 

© Al usar el material de este sitio,hay que apuntar el hiperenlace.
Si se ha cometido un error en el texto, marque y envíenos pulsando ctrl + enter

CONTACTOS CON AUTOR

Rellene,por favor, los huecos marcados *.

Por favor, incluya las letras mostradas arriba.
No importa si las letras son mayúsculas o minúsculas.